Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud

5 hábitos para tener una vida más saludable

vida-saludable

Vivir de forma saludable no es tan complicado como parece.

Una vez hayas identificado qué impide que tu salud y tu felicidad no estén a su nivel máximo, solo tendrás que eliminar viejas prácticas e incorporar nuevas conductas.

¿No sabes cómo?

Nutrición Sin Más te da la clave para lograr un estilo de vida más saludable: 5 hábitos para mejorar tu salud, perder peso y sentirte mejor cada día.

 

1. Desintoxica tu organismo

El primer paso hacia una vida más saludable es “desintoxicar” tu cuerpo.

Y cuando digo “desintoxicar”, me refiero a limpiar y a liberar tu cuerpo de cualquier sustancia nociva que dañe tu salud.

Empecemos por comprender y ser conscientes de la importancia de abandonar hábitos perjudiciales como fumar, beber alcohol o tomar drogas.

Por un lado, el tabaco y las drogas suponen un riesgo claro e inminente de enfermedad y mortalidad que se puede prevenir si se abandona a tiempo esta conducta –o simplemente no se practica en absoluto.

Por otro lado, el consumo moderado y sensato de alcohol puede ser seguro en aquellas personas que lo toleran bien y hasta puede tener ciertos beneficios saludables.

Sin embargo, no debes olvidar que el alcohol es una sustancia adictiva y abusar de su consumo es igual de peligroso que tomar drogas o tabaco.

Bajo mi punto de vista, evitar estos 3 hábitos es la única forma de garantizarte el camino correcto hacia un estilo de vida saludable.

Hecha la primera desintoxicación, ahora toca saltar al tema de la nutrición.

comida-nocivaHoy en día, la alimentación es la causa más común de enfermedades.

La industria de la alimentación está repleta de alimentos procesados y envasados con muy pocos nutrientes y cantidades desproporcionadas de ingredientes nocivos para tu salud.

Uno de estos ingredientes es el azúcar añadido, como el jarabe de maíz de alta fructosa, cuyo consumo excesivo está asociado a un aumento del riesgo de obesidad, cáncer y diabetes, resistencia a la insulina e incremento de los niveles de colesterol (1).

Las grasas trans, los aceites vegetales y de semillas o los aditivos químicos son otros componentes dañinos habituales de estos productos.

Pero aún hay más…

Los alimentos procesados están alterados y modificados de tal manera que causan adición, por lo que resulta increíblemente difícil prescindir de ellos (2).

Resumiendo: si quieres ser una persona sana, evita todo tipo de sustancias o alimentos que envenenen y enfermen tu organismo.

 

2. Nutre tu cuerpo con alimentos naturales

La clave de una alimentación saludable es una dieta basada únicamente en alimentos reales y naturales.

Tal y como indica su nombre, los alimentos naturales no han sufrido ningún tipo de alteración y mantienen todos los nutrientes y propiedades que poseen por naturaleza.

Los alimentos naturales pueden ser de origen animal o vegetal y ambos son obligatorios para lograr una alimentación saludable que te brinde los mayores beneficios para tu organismo.

plato-equilibrado

Desde sus orígenes, el ser humano es un animal omnívoro y, como tal, su sistema digestivo está adaptado para metabolizar y aprovechar al máximo todos los nutrientes que provengan de plantas o de animales.

Así, es tu responsabilidad hacer de tu dieta un modo de alimentación variado y equilibrado a través de la introducción de todo tipo de alimentos naturales y saludables:

Los carbohidratos no refinados e integrales, como las patatas, las legumbres o los cereales sin gluten, son también alimentos sanos, pero en ciertas circunstancias pueden contribuir a un aumento de peso.

Si padeces sobrepeso, obesidad o cualquier síntoma de enfermedad metabólica, evita cualquier fuente de carbohidratos y pronto experimentarás una notable mejoría (3).

Resumiendo: si quieres ser una persona sana, come alimentos reales y naturales que cubran tus necesidades nutricionales y brinden beneficios a tu organismo.

 

3. Ejercita tu cuerpo

Según la Organización Mundial de la Salud, un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

ejercitar-cuerpo

La falta de ejercicio o actividad física se denomina sedentarismo y está considerado como un problema de salud asociado a un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad, colesterol e hipertensión (4).

Para muchas personas, acabar con esta conducta para nada saludable es una tarea complicada que requiere esfuerzo y, sobre todo, fuerza de voluntad.

Sin embargo, nada es imposible y siempre se ha dicho que “el que la sigue, la consigue” o “querer es poder”, ¿no?

Además, debes saber que un estilo de vida saludable solo es posible cuando combinas una dieta equilibrada y variada con la práctica de ejercicio regular.

El ejercicio físico es esencial para el correcto funcionamiento de tu organismo, tu cerebro y tus hormonas y también te ayuda a eliminar la grasa nociva de tu cuerpo.

Asimismo, te ayuda a evitar y reducir la depresión y disminuye el riesgo de padecer toda clase de enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad, enfermedades cardíacas, Alzheimer… (5).

Un ejemplo de ejercicio con múltiples beneficios para la salud es el levantamiento de peso (6) (7):

  • Reduce los niveles de glucosa en sangre.
  • Mejora el perfil lipídico: reduce el colesterol total y los triglicéridos.
  • Disminuye la resistencia a la insulina.
  • Aumenta los niveles de la hormona testosterona y la hormona del crecimiento.

No obstante, todos los tipos de ejercicio físico son saludables y recomendables y no tienen por qué realizarse en un gimnasio.

De hecho, la ventaja del ejercicio físico es que existe una gran variedad de entrenamientos o deportes que puedes practicar al aire libre o, incluso en tu propia casa.

Todo lo que tienes que hacer es elegir la actividad o actividades físicas que más te gusten y ponerte manos a la obra.

Por supuesto, deberás crearte una rutina diaria o semanal a largo plazo, pues de nada sirve ejercitar tu cuerpo durante un mes sin parar si luego vuelves a pasar las horas muertas en tu querido sofá.

Resumiendo: si quieres ser una persona sana, practica ejercicio o deporte de forma regular y conviértelo en una pieza clave de tu estilo de vida.

 

4. Huye del estrés

El estado de ánimo, los sentimientos, las emociones, los pensamientos… también influyen en la calidad de vida y en la salud.

mujer-paz

Por ejemplo, el estrés incrementa los niveles de la hormona cortisol, cuya segregación en exceso está asociada a (8, 9, 10):

  • Aumento de la grasa corporal y grasa abdominal.
  • Aumento del apetito y los antojos de comida basura.
  • Aumento del riesgo de diversas enfermedades.
  • Riesgo de sufrir depresión.

Si eres una persona propensa a estresarte y a agobiarte fácilmente, estoy segura de que algún día te pasará factura en tu salud.

Vive el día a día y trata de hacer tu vida más simple.

Busca cualquier excusa para evitar situaciones de tensión o ansiedad: sal a dar un paseo con tus amigos, practica algún deporte, ve una película, haz ejercicios de respiración…

Cualquier cosa es válida si te mantiene distraído y entretenido y logras calmar tu estado de estrés.

Si nada de lo anterior te funciona, quizá sea necesario que acudas a un especialista, como un psicólogo, para que evalúe tu situación y te asesore de la mejor forma posible.

La vida son dos días y pasarla estresado y preocupado es una enorme pérdida de tiempo.

Resumiendo: si quieres ser una persona sana, mira el lado positivo de las cosas y disfruta de la vida sin estrés.

 

5. Duerme como un bebé

Tener un sueño de buena calidad mejora notablemente tu estado físico y mental y reduce el riesgo de padecer diversos problemas de salud.

¿Sabías que la falta de sueño aumenta en un 89 % el riesgo de obesidad en niños y en un 55 % en adultos? (11)

No dormir ni descansar lo suficiente deteriora tu salud en múltiples aspectos (12, 13):

  • Causa cansancio y fatiga.
  • Disminuye la motivación de hacer ejercicio físico.
  • Aumenta el apetito y los antojos.
  • Incrementa el riesgo de obesidad.

dormir-placidamente

En otras palabras, el sueño y el reposo también son elementos imprescindibles de una vida saludable.

Y para que el descanso nos proporcione beneficios, es necesario dormir un mínimo de 7-8 horas diarias en un ambiente apropiado para ello.

Si tienes problemas para dormir, aquí tienes unos consejos que pueden ayudarte a conseguirlo:

  • Duerme totalmente a oscuras.
  • Intenta programar una hora fija para acostarte cada día.
  • Haz algo relajante antes de dormir, por ejemplo, leer.
  • Evita la cafeína después de las 2 p. m.
  • Evita tomar alcohol y hacer ejercicio durante las horas próximas a acostarte.

Si nada de lo anterior funciona, es probable que sufras algún trastorno del sueño y debas acudir a un médico.

Estos trastornos son muy frecuentes y en la mayoría de los casos es muy fácil tratarlos.

Resumiendo: si quieres ser una persona sana, duerme como un bebé, profunda y plácidamente.

 

(1) http://nutricionsinmas.com/10-razones-para-eliminar-al-azucar-de-tu-sangre/
(2) http://www.hindawi.com/journals/isrn/2013/435027/
(3) http://ajcn.nutrition.org/content/86/2/276.full
(4) http://www.fundaciondelcorazon.com/prevencion/riesgo-cardiovascular/falta-ejercicio-sedentarismo.html
(5) http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1600-0838.2006.00520.x/full
(6) http://www.carnevalijunior.com.br/wp-content/uploads/2010/03/the-relative-benefits-of-endurance-and-strength-training-on-the-metabolic-factors-and-muscle-function-cauza-et-al-2005.pdf
(7) http://jap.physiology.org/content/82/1/49
(8) http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112012000500028
(9) http://press.endocrine.org/doi/abs/10.1210/jcem.83.6.4843
(10) http://www.medigraphic.com/pdfs/gaceta/gm-2007/gm072g.pdf
(11) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2398753/
(12) http://www.journalsleep.org/Articles/281017.pdf
(13) http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=215006

 

3 Comments

3 Comments

  1. paola

    noviembre 8, 2015 at 3:57 pm

    sencillamente genialll

  2. Pulsera de actividad

    agosto 30, 2016 at 6:59 am

    Desde que llevo una vida mas saludable me siento mucho mejor y con mas energias siempre. Con animos de realizar todo siempre con una sonrisa. Me encanta ejercitarme, pero amo realmente correr. No puedo salir a correr sin mi cuantificador, es una herramienta esencial para monitorizar nuestra salud.

  3. Camila Sanjur

    octubre 31, 2016 at 4:42 pm

    Maravillosos consejos! Temo que estoy entre ese 60% que no hace ejercicio, lo cual me preocupa porque noto que me he vuelto más perezosa cada vez que tengo que salir en bicicleta. Ahora estoy incluyendo más frutas entre comidas, pero me cuesta decir que no a las comidas rápidas ya que, por decirlo de alguna manera, me «desaburren» , me hacen olvidar por un momento de la monotonía en la que me veo inmersa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Comida Saludable

La canela es una especia hecha de la corteza interna del árbol Cinnamomum. Es ampliamente popular y se ha relacionado con algunos impresionantes beneficios...

Bajar de peso

El glucomanano es una fibra dietética natural que se comercializa en forma de suplemento adelgazante. Al igual que otros métodos y técnicas para perder...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...