Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable Articulo revisado

Semillas de lino: propiedades y beneficios para nuestra salud

Las semillas de lino son uno de los alimentos que se han ido incorporando poco a poco en la dieta de muchas personas, debido a su valor nutricional y además a los beneficios que ofrece a la salud.

En el siguiente artículo, te damos toda la información que necesitas saber sobre las semillas de lino, sus propiedades y beneficios para nuestra salud.

¿Qué son las semillas de lino?

Las semillas de lino, provienen de la planta de lino o linaza (Linum usitatissimum). Este alimento es originario de la región del Cáucaso, en Rusia y es una planta que se cultiva en casi todo el mundo.

Para destacar: Las semillas de lino se destacan principalmente por su alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6, compuestos muy beneficiosos para la salud del corazón, es decir, es un alimento cardioprotector.

Propiedades de las semillas de lino

Los distintos beneficios para la salud que ofrecen las semillas de lino, provienen de los siguientes componentes químicos y nutricionales que a continuación te mencionamos:

1. Vitaminas y minerales

Las vitaminas presentes en las semillas de lino son: ácido ascórbico, tiamina, riboflavina, piridoxina, ácido pantoténico, ácido fólico, biotina, vitamina E. La presencia más importantes de estas vitaminas la representan el tocoferol y la tiamina.

Nota: En cuanto a los minerales, las semillas de lino contienen calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc. La mayor concentración la tienen los minerales de manganeso, cobre, fósforo y magnesio. (1)

2. Fibra y ácidos grasos

Estas semillas también aportan fibra soluble e insoluble y lo más importante es que representa una rica fuente de ácidos grasos omega 3 y omega 6.

¿Qué beneficios tienen las semillas de lino?

Los compuestos nutricionales de las semillas de lino, proveen de una variedad de beneficios a la salud, los cuales te mencionamos a continuación:

1. Favorecen la salud cardiovascular

Las semillas de lino, tienen una gran cantidad de ácido graso alfa-linolénico (ALA) u omega 3. 

Este ácido graso tiene la propiedad de disminuir los triglicéridos y el colesterol total, reducir ligeramente la presión arterial gracias a que incentiva la producción de prostaglandinas que regulan la vasodilatación de las venas y arterias que ayudan a controlar la presión arterial y también reducen la coagulación de la sangre. (2)

Importante: El ácido graso omega 3 no es producido por el organismo, por lo que debe ser consumido a través de los alimentos en la dieta diaria.

2. Potencian las funciones cognitivas

Las semillas de lino proveen de vitaminas y minerales para potenciar las funciones cognitivas. El ácido fólico, el ácido ascórbico, el calcio, el magnesio y el zinc coadyuvan en la eficiencia de la memoria y la atención

Nota: Algunos estudios han establecido que el componente clave de este alimento es el  ácido graso alfa-linolénico, con capacidad para reducir el deterioro cognitivo. (3)

En este sentido, el consumo de semillas de lino puede prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

3. Reducen la inflamación y dolor articular

El consumo de linaza, puede reducir procesos inflamatorios como en el caso de la artritis reumatoide, gracias al contenido de ácido graso alfa-linolénico. 

Este ácido tiene la capacidad de frenar los mecanismos inmunológicos que dan lugar a esta enfermedad degenerativa de las articulaciones, así como el dolor que produce. (4)

Para destacar: Para beneficiarse de los ácidos grasos de las semillas de lino, hay que consumirlas molidas.

4. Mejoran la salud intestinal

Las semillas de lino contienen fibra dietética, cuyo beneficio está orientado hacia la mejora de la salud intestinal.

La presencia de fibra soluble como insoluble, ayudan al tránsito intestinal de los alimentos a través del intestino delgado, y la mejora en la composición de las heces, facilitando su paso a través del colon, evitando cólicos y el estreñimiento.

Tip: Para beneficiarse de la fibra de este alimento, es recomendable consumir las semillas con la piel o cáscara. (5)

5. Eliminan la retención de líquidos

Gracias a sus beneficios antiinflamatorios, antioxidantes, vasodilatadores y digestivos, estas semillas permiten mantener los mecanismos depurativos del organismo en correcto funcionamiento, favoreciendo la eliminación de líquidos en exceso y toxinas del cuerpo.

Nota: La presencia de minerales como el potasio en las semillas de lino con un efecto diurético, también favorece el funcionamiento del sistema renal, incrementando la diuresis.

6. Contribuyen con la pérdida de peso

El consumo de semillas de lino, gracias a sus ácidos grasos, ayuda a la regulación de los niveles de colesterol en la sangre, disminuyendo la acumulación de grasa corporal.

Además el contenido de fibra dietética, previene la absorción de colesterol y azúcar a través de los intestinos, sumado al contenido de minerales que contribuyen a la eliminación del exceso de líquidos en el organismo. Todos estos factores favorecen la pérdida de peso.

Para destacar: Comer semillas de lino, previene enfermedades metabólicas como la dislipidemia o la diabetes.

7. Alivian malestares menstruales y menopáusicos 

A pesar de la poca evidencia científica que apoye el efecto positivo de estas semillas sobre malestares menstruales y menopáusicos, la medicina tradicional la ha indicado para mitigar las molestias generadas en estas etapas de la mujer.

Dentro de la composición nutricional de este alimento, se encuentra una sustancia llamada lignanos, un fitoestrógeno que puede actuar de manera similar a los estrógenos para aliviar las molestias menstruales y menopáusicas.

8. Previenen infecciones y alergias

Otro de los beneficios que aportan los ácidos grasos omega 3 de las semillas de lino, es que inhiben la producción de las prostaglandinas inflamatorias y estimulan la producción de prostaglandinas de la serie 1 y 3, que tienen efecto antiinflamatorio, logrando modular el proceso inflamatorio en las reacciones alérgicas.

Importante: Estudios indican que estas semillas proveen por cada 100 gramos, alrededor de 22 gramos de omega 3. (6)

9. Alivian afecciones cutáneas

El aceite de estas semillas de lino o en forma de polvo, tradicionalmente han sido utilizados para tratar eccemas, forúnculos, pieles irritadas, quemaduras leves y  urticarias por alergias con resultados satisfactorios. 

Ya se ha mencionado que estas semillas poseen antioxidantes que pueden generar mejoras en la piel, aplicándolo en forma de cataplasma o en forma tópica usando su aceite. 

Importante: Es recomendable consultar al médico sobre el uso de estas saludables semillas para este tipo de tratamiento.

10. Protegen contra algunos tipos de cáncer

Como se ha mencionado con anterioridad, las semillas de lino contienen lignanos, sustancia antioxidante de origen natural, a la cual la ciencia le ha otorgado propiedades quimioprotectoras contra cánceres como el cáncer de mama, colon o próstata. (7)

Nota: Los suplementos a base de las semillas de lino, son los que poseen la más alta concentración de lignanos.

¿Cómo se toman las semillas de lino?

Para consumir las semillas enteras de lino, es recomendable poner dos cucharadas de estas semillas en un vaso de agua y dejarlas hasta la mañana siguiente, luego se debe tomar el agua y las semillas con el aceite que se haya diluido, lo cual resulta muy beneficioso para el sistema digestivo.

Así mismo, las semillas de lino también pueden prepararse en forma de polvo, utilizando un molinillo de café y agregándolas a las galletas caseras, a unas tostadas, a las ensaladas, sopas, sándwiches, añadirlas a un yogur, en batidos, a los helados y en fin, a una variedad de recetas.

Conclusiones Claves

  • Las semillas de lino contienen altas cantidades de ácidos grasos omega 3, favorables para la salud cardiovascular. 
  • También aportan fibra dietética soluble e insoluble, beneficiosas para el sistema digestivo 
  • Su consumo periódico puede prevenir enfermedades como el Alzheimer, síndrome metabólico o la diabetes. 
  • Las semillas de lino intervienen directamente en la salud intestinal, evitando el estreñimiento. 
Written By

Nutrición, Salud y bienestar. Profesional Universitario en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, con vastos conocimientos en el área de la nutrición y dietética, lo cual lo ha llevado a especializarse en la investigación y redacción de artículos para sitios web de salud, en los que plasma de manera específica y amena el resultado de investigaciones realizadas en profundidad y avaladas con estudios científicos de renombradas organizaciones e instituciones mundiales.