Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Bajar de peso Articulo revisado

La ciencia confirma que tomar agua adelgaza (aprende cómo)

tomar-agua-adelgaza

Desde hace muchos años, ya se creía que tomar agua favorecía la reducción de peso.

Hoy en día, las suposiciones se confirman con numerosos estudios e investigaciones científicas, los cuales han revelado que beber cierta cantidad de agua ayuda notablemente a bajar de peso.

En Nutrición Sin Más te contamos cómo adelgazar con agua.

 

Tomar agua media hora antes de las comidas disminuye el apetito

Una buena forma para bajar de peso fácilmente y sin esfuerzo es beber agua antes de las comidas.

El hecho de beber agua media hora antes de comer disminuye el número de calorías totales que se ingieren durante el día, principalmente en personas de mediana edad y personas mayores (1).

En un estudio se demostró que las personas que siguen una dieta baja en calorías y toman medio litro de de agua antes de las comidas pierden un 44 % más de peso que aquellas que no toman tal cantidad (2).

Asimismo, se ha observado que el consumo de agua previo a las comidas causa un aumento de la pérdida de peso equivalente a 2 kilos durante un periodo de tiempo de 12 semanas (2).

tomar-agua

En otro estudio en el que se comparó la ingesta de calorías durante el desayuno, estos fueron los resultados: el grupo que bebió medio litro de agua antes de desayunar consumió un 13 % menos de calorías que el grupo que no lo hizo (3).

No obstante, parece que este efecto automático que conduce a consumir menos calorías solo ocurre en personas de mediana edad y personas mayores.

Por el momento, no hay estudios que hayan probado lo mismo en individuos jóvenes.

 

 

Tomar agua aumenta la quema de calorías

Los expertos aseguran que beber agua aumenta el gasto energético en reposo.

En otras palabras, tomar tan solo medio litro de agua aumenta tu metabolismo hasta en un 30 % en los 10 minutos posteriores a su consumo y se mantiene durante al menos una hora (4).

De igual forma, se ha descubierto que tomar 2 litros de agua al día incrementa el gasto de calorías en 96 calorías.

Además, la quema de calorías se eleva aún más cuando bebes agua fría, ya que tu cuerpo usa más calorías para que el agua alcance tu temperatura corporal.

Varios estudios también han confirmado que beber entre 1 y 1 litro y medio de agua diarios reduce notablemente el peso, el perímetro abdominal, el índice de masa corporal y la grasa abdominal (5).

Por último, en un estudio llevado a cabo con mujeres con sobrepeso, se observó una reducción de peso extra equivalente a 2 kg después de aumentar la ingesta de agua en más de un litro diario (6).

 

 

Tomar agua reduce el consumo de calorías

En primer lugar, has de saber que el agua no contiene calorías.

jarra-vierte-agua

Esto quiere decir que cuando decides calmar tu sed con agua, en lugar de tomar bebidas gaseosas, por ejemplo, estás automáticamente ingiriendo menos calorías, concretamente cero (7).

Las bebidas azucaradas son ricas en calorías y azúcares refinados que, al estar en forma líquida, no sacian tu apetito y te incitan a consumir incluso más calorías (8).

De acuerdo con varias investigaciones, las personas que suelen tomar agua en lugar de otras bebidas ingieren hasta un 9 % menos de calorías al día, lo que equivale aproximadamente a 200 calorías diarias (9).

Asimismo, se ha descubierto que tomar bebidas azucaradas antes de una comida aumenta en un 7,8 % la ingesta total de calorías, en comparación con tomar agua (10).

A largo plazo, el consumo de agua también puede reducir el aumento de peso que se produce en nuestro cuerpo (11).

Por un lado, al aumentar tu ingesta de agua con una taza diaria de agua, estarás disminuyendo el aumento de peso en 0,13 kg.

Por otro lado, al sustituir otras bebidas por agua, disminuirás el aumento de peso hasta en 0,5 kg durante un periodo de 4 años.

Es importante también que enseñes a tus hijos a beber mucha agua, que pidan agua cuando tienen sed y que no se acostumbren a beber refrescos o zumos envasados.

En un experimento científico realizado en varios establecimientos escolares, donde se instalaron fuentes y se dieron clases sobre la importancia de beber agua, el riesgo de obesidad se redujo en un 31 % al cabo de un año debido al aumento del consumo de agua (12).

 

 

¿Qué cantidad de agua es la adecuada?

pareja-bebe-agua

En realidad, cada persona necesita consumir una cantidad de agua diferente, en función de su condición física, salud, hábitos, edad…

Por lo general, las autoridades sanitarias recomiendan beber al menos 2 litros de agua al día, pero habrá personas que necesiten más.

Por ejemplo, si eres una persona deportista, es obvio que necesitarás beber mucho más que 2 litros, y lo mismo ocurre con las personas mayores o las madres lactantes (13).

Pero una cosa está clara:

  • Si tienes sed, bebe, y cuando estés saciado, para.
  • En periodos de mucho calor o ejercicio, bebe suficiente agua para compensar la pérdida de líquidos.
  • Si tu objetivo es perder peso, aumenta la ingesta diaria de agua y, principalmente, bebe agua antes de las comidas: aprox. 2 litros diarios.

No obstante, tampoco es bueno abusar del agua, ya que puedes llegar a un estado de hiperhidratación, en el que tu cuerpo no puede eliminar toda el agua que ingieres y puede ser incluso mortal.

 

 

Conclusión
Beber agua tiene muchos beneficios para la salud y uno de ellos es la pérdida de peso.
Si quieres bajar unos kilos de más, asegúrate de beber medio litro de agua antes de las comidas y, por supuesto, combínalo con una dieta sana y equilibrada.

 

Complementa este artículo con Los beneficios de tomar agua

 

(1) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17228036
(2) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2859815/
(3) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2743119/
(4) http://press.endocrine.org/doi/10.1210/jc.2003-030780?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori%3Arid%3Acrossref.org&rfr_dat=cr_pub%3Dpubmed&
(5) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3809630/
(6) http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1038/oby.2008.409/full
(7) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2908954/
(8) http://ajcn.nutrition.org/content/85/3/651.full
(9) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16421349
(10) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2929932/
(11) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3628978/
(12) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19336356
(13) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9039003

 

Written By

Nutrición, Salud, Comunicación e Innovación. Licenciada en Comunicación Social, Publicista y Docente Universitario. Su experiencia y dominio en la comunicación digital, más sus conocimientos e intereses en temas de nutrición, dietética, salud y bienestar, la han llevado a especializarse en el manejo de sitios web de salud y edición de contenido, haciendo énfasis en la investigación, análisis y verificación científica de cada tema presentado en los artículos, con la finalidad de ofrecer información verídica y amena.