Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable Articulo revisado

¿Qué es la kombucha y para qué sirve?

El té kombucha es una bebida fermentada consumida en muchos países asiáticos desde hace miles de años. Elaborado con té, esta bebida cuenta con las cualidades saludables propios del té, pero con una particularidad que lo hace aún más saludable: su contenido de probióticos.

Descubre en el siguiente artículo qué es el té kombucha, cómo se elabora y qué beneficios te aporta.

¿Qué es la kombucha?

El té kombucha, también llamado simplemente kombucha, es una bebida fermentada a base de té negro o té verde con azúcar.

Se trata de una infusión de té azucarada a la que se han agregado una simbiosis de bacterias y levaduras para lograr una fermentación.

Esta simbiosis, que es la base de la kombucha, se trata de una colonia o Cultivo Simbiótico de Levaduras y Bacterias (SCOBY según sus siglas en inglés), conocido como “hongo kombucha”, formado por bacterias del ácido acético, levaduras y una gruesa capa de celulosa. (1)

El sabor del té kombucha es una mezcla entre dulce y agrio, volviéndose avinagrado si se deja mucho tiempo fermentando, y debido a la acción del hongo, la kombucha contiene gas.

Nota: Si quieres conservar el hongo para usarlo en otras ocasiones, debes dejarlo sumergido en un poco del té que ya has preparado.

Propiedades nutricionales de la kombucha

El té de kombucha a partir de su cultivo de levaduras y bacterias confiere propiedades nutricionales al cuerpo debido a su capacidad curativa y estimulante. Contiene además capacidades antioxidantes y medicinales que ha incrementado su popularidad principalmente a partir de sus aportes vitamínicos del grupo B y C.

La composición tanto bacteriana como nutritiva varía dependiendo del sustrato, cultivos y condiciones de elaboración. Todas las cualidades que se mencionan dependen de su composición en función a polifenoles, ácidos glucónicos, ácidos carbónicos, ácido acético, aminoácidos, enzimas y actividad antibiótica. Todos estos micronutrientes son producidos durante la fermentación. (2)

¿Cuáles son los beneficios para la salud de la kombucha?

Como mencionamos previamente, tomar kombucha tiene una lista de propiedades y beneficios que se debe gracias a su elaboración a partir de bacterias y levaduras, las cuales confieren todas sus cualidades y se termina convirtiendo en un té fermentado y un producto probiótico. A continuación mencionamos y explicamos sus principales beneficios.

1. Reduce el riesgo de cáncer

Investigaciones científicas centradas en el análisis de los beneficios saludables del té kombucha han encontrado una fuerte relación entre consumir diariamente el té de kombucha y una mayor resistencia al cáncer.

Según los expertos, parece que estas cualidades anticancerígenas se deben al contenido de polifenoles procedentes del té utilizado para elaborar esta bebida, así como a los metabolitos que se originan durante la fermentación. (3)

Nota: Los polifenoles derivados del té contiene la capacidad de inhibir mutaciones genéticas, evitar la proliferación de células cancerosas, provocar apoptosis celular (muerte celular) y frenar la metástasis. (4)

Se ha demostrado también que tomar té kombucha ayuda a cubrir el déficit de ácido L-láctico que suelen sufrir los pacientes de cáncer, ya que este ácido se produce durante la fermentación de la bebida. (5)

2. Tiene propiedades antimicrobianas

Gracias a su bajo valor pH, además del elevado contenido de ácido acético y otros ácidos orgánicos como el ácido láctico y catequinas, el té kombucha posee propiedades antimicrobianas.

Son muchos los estudios científicos que han investigado los efectos del té kombucha en ciertos tipos de microorganismos patógenos y los resultados son muy prometedores.

Tomar té kombucha de forma regular ayuda a inhibir el crecimiento y desarrollo de bacterias como la Helicobacter pylori o Escherichia coli, organismos causantes de problemas digestivos como úlceras estomacales o diarrea; Salmonella typhimuriumStaphylococcus epidermis y muchas más. (6)

Para destacar: El ácido acético presente en el té kombucha durante su preparación, también le otorga propiedades antimicóticas, lo que quiere decir que su consumo puede combatir infecciones causadas por hongos.

Se ha demostrado que esta bebida fermentada resulta realmente eficaz contra varias especies de levaduras Candida, como la Candida albicans, responsable de infecciones vaginales en muchas mujeres. (7)

Nota: Se ha observado que los efectos antimicrobianos y antimicóticos de la kombucha elaborada con té verde son mayores que los de la elaborada con té negro.

3. Es rico en antioxidantes

La principal función de los antioxidantes es combatir los radicales libres, unas sustancias reactivas que pueden dañar otras moléculas como el ADN o proteínas e incluso causar reacciones en cadena, convirtiendo las moléculas dañadas en radicales libres.

Para destacar: Los radicales libres son un factor de riesgo en la aceleración del envejecimiento y el desarrollo de diversas enfermedades, por ejemplo, enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedad de Párkinson, etc.

El té kombucha se elabora con hojas de té verde o té negro, las cuales son muy ricas en compuestos antioxidantes como los polifenoles o las catequinas, pertenecientes a la familia de antioxidantes flavonoides. (8)

Además, tras la fermentación del té con el hongo kombucha, el contenido de compuestos fenólicos de este aumenta considerablemente. (9)

Nota: Algunas investigaciones llevadas a cabo en ratas han mostrado que consumir té kombucha disminuye hasta en un 70 % la toxicidad hepática. (10)

4. Es un alimento probiótico

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen una colonia de organismos vivos de forma natural y que al ser administrados en cantidades adecuadas proporcionan o generan efectos benéficos a la salud del huésped. (11)

Nota: Generalmente, los probióticos suelen ser bacterias, aunque también existen hongos y levaduras que pueden actuar como probióticos, y sus beneficios en la salud humana han sido probados por numerosos estudios.

Cuando consumimos alimentos probióticos, contribuimos a mantener nuestra flora intestinal equilibrada y variada, encargada principalmente de proteger el organismo de patógenos. (12)

Igualmente, los probióticos ayudan a combatir diversos trastornos digestivos, pueden tratar el cáncer colorrectal, mejoran la función inmunitaria, favorecen la pérdida de peso, previenen infecciones urinarias e incluso pueden reducir los niveles de colesterol. (13)

5. Elimina toxinas

Las enzimas, los ácidos bacterianos y otros metabolitos originados durante el proceso de fermentación del té kombucha favorecen la eliminación de toxinas y otras sustancias tóxicas del organismo.

Para destacar: De acuerdo con varias investigaciones, las enzimas y ácidos del té kombucha actúan de forma similar a las sustancias químicas que produce nuestro cuerpo para eliminar toxinas, además de reducir la carga de desintoxicación del hígado, principal órgano responsable de depurar el cuerpo.

Esta capacidad de desintoxicar y limpiar el cuerpo se debe al contenido de ácido glucurónico presente en el té kombucha, el ácido más importante involucrado en la eliminación de toxinas. (14)

Por otro lado, el consumo de té kombucha también ayuda a expulsar a través de los riñones metales pesados u otras sustancias contaminantes presentes en el cuerpo. (15)

6. Puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas

Ciertas investigaciones realizadas en animales han revelado que el té kombucha puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas gracias a dos mecanismos (16):

  • Reducción del colesterol LDL.
  • Aumento del colesterol LDL.

Asimismo, el elevado contenido de antioxidantes protege las partículas de colesterol de la oxidación, otro factor de riesgo de enfermedades del corazón. (17)

Si además el té kombucha se elabora a partir de té verde, las probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca se reducen hasta en un 31 %. (18)

7. Es apto para personas diabéticas

La diabetes se caracteriza por unos niveles elevados de glucosa en sangre y una alta resistencia a la insulina.

Existen pruebas procedentes de investigaciones en ratas que han descubierto que consumir té kombucha puede contribuir en una mejora en la diabetes al reducir la glucosa en sangre.

No obstante, y aunque los resultados son muy alentadores, se requieren más estudios y análisis al respecto para confirmar los efectos antidiabéticos del té kombucha.

¿Cómo preparar y consumir la kombucha?

El consumo de kombucha, al ser una bebida natural, es consumida dependiendo de la tolerancia de los individuos por parte de productos fermentados siendo conveniente entre 150 y 300 ml diarios repartidas en tres dosis antes de las comidas. Se pueden añadir además jugos en el momento del consumo para amenizar y enmascarar el sabor agrio que puede no ser apetecible para todos.

Para hacer kombucha en casa necesitamos los siguientes materiales y procedimientos.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 6 sobres de té de preferencia negro o rojo.
  • 1 taza de azúcar
  • Hongo

Preparación:

  • Se hierve el litro de agua para realizar el proceso de lixiviación del té.
  • Se añaden los 6 sobres de té negro al agua y se deja reposar la infusión.
  • Se tapa por 10 minutos y se adiciona la taza de azúcar.
  • Se procede a envasar en algún frasco color ámbar y se adiciona el hongo.
  • Se coloca un lienzo o manta para que el hongo pueda transpirar pero se evite la contaminación del producto final fermentado.
  • Se esperan 7 días para filtrar y guardar.

¿Cuáles son los riesgos de la kombucha?

Cuando se ingiere este líquido fermentado, principalmente se debe cuidar el origen del hongo, además del proceso de fermentación y reducir los riesgos de una contaminación. Es importante además destacar que no debe ser consumido por niños menores de seis años de edad o en personas con sistema inmune comprometido.

Importante: Se debe evitar también el ingerir por parte de mujeres embarazadas y aún después, durante el período de lactancia, debido a que una dosis no controlada podría tener propiedades laxantes y comprometer la salud intestinal.

Written By

Nutrición, Industria alimenticia e Innovación científica. Ingeniero de alimentos y Escritora. Sus conocimientos profesionales en lo referente a la composición química y molecular de los alimentos, más su entusiasmo por la escritura, convergen para especializarse en la redacción de artículos basados en un profundo análisis e investigación, que se presentan de forma específica y sencilla de comprender, debidamente apoyados por reconocidos trabajos médicos y científicos de los más importantes entes e instituciones internacionales.