Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud Articulo revisado

¿Cuáles son los beneficios de tomar agua para nuestra salud?

El cuerpo contiene alrededor de un 60 % de agua. Sin embargo, estamos perdiendo agua continuamente debido, principalmente, a la orina y al sudor. Existen muchos puntos de vista diferentes acerca de la cantidad de agua que debería tomarse al día, pero, como ocurre con la mayoría de las cosas, esto depende de cada persona y de diversos factores (tanto internos como externos) que intervienen en nuestra necesidad de agua.

En el siguiente artículo hablaremos sobre todos los beneficios que puede producir el tomar agua en nuestro organismo. 

Beneficios de tomar agua

Consumir agua constantemente es sumamente importante para que nuestro organismo funcione correctamente. Por tanto, se debe cuidar que se ingieran 2 litros aproximadamente diario, sea con pequeños sorbos o de forma continua y regular.

El agua ayuda a desintoxicar el cuerpo, evitar dolores de cabeza, regular la temperatura del cuerpo y muchas cosas más. A continuación mencionamos y explicamos los beneficios más importantes:

1. Estimula el sistema inmunológico

Un cuerpo bien hidratado, tiene la capacidad de generar mejores defensas y permite entonces la defensa del sistema ante afecciones virales, enfermedades y congestiones. El agua además, es importante para el proceso de absorción de nutrientes, y como todo sistema de nuestro organismo, necesita de estas moléculas biológicas para desenvolver correctamente sus funciones.

No obstante, es el componente principal del líquido linfático, el cual contiene los glóbulos blancos que permiten la defensa del organismo ante agentes externos como toxinas, virus y bacterias.

Nota: El agua también favorece la salud de las mucosas y proteger así al cuerpo en aquellas áreas que están expuestas al contacto del aire, como nariz, garganta, boca, y de no estar bien hidratado el individuo, estas barreras se resecarán y serán mucho menos eficaces. (1)

2. Mejora el funcionamiento cerebral

Parte de los beneficios de tomar agua influye en el favorecimiento de la actividad de las neuronas y el recorrido de la sangre, por lo que estudios realizados en la Universidad de East London determinan que el beber un vaso de agua incrementa hasta un 14% de rapidez en las funciones cerebrales. (2)

Para destacar: El agua además tiene la capacidad de desocupar áreas del cerebro que se encontraban ocupadas en actividades por tiempos prolongados. El cerebro produce sensación de sed y al hidratarse permite que el mismo vuelva a su tamaño original.

Otros estudios demuestran que la deshidratación leve (1-3 % del peso corporal) causada por el ejercicio o el calor, puede afectar de manera negativa otros aspectos del funcionamiento del cerebro. (3)

3. Reduce el riesgo de trastornos cardiovasculares

Tomar  agua produce una mejora en el metabolismo, en la funcionalidad del cerebro y beneficia la salud del sistema cardiovascular. Permite la protección del ritmo cardíaco y por tanto, la reducción del riesgo de sufrir algún infarto en nuestro órgano vital.

Para destacar: El agua también ayuda con la coagulación y el bombeo de sangre oxigenada, cuidando y beneficiando también los niveles de presión arterial.

4. Favorece las funciones digestivas

El agua es una increíble herramienta para nuestro organismo y sistema digestivo, ya que ayuda a transportar nutrientes y el cumplimiento correcto del funcionamiento del proceso de digestión, el cual requiere y exige una gran cantidad de líquidos durante sus distintas etapas.

Importante: A través de los años el cuerpo va exigiendo mayor cantidad de agua para este tipo de procesos, por lo que es importante mantenernos hidratados para que sea más sencillo y se absorban correctamente los nutrientes. 

El agua influye en la dilución de los nutrientes ingeridos y evita además el estreñimiento de forma natural, ya que el agua es indispensable para la formación de las heces y para facilitar el proceso de evacuación posterior. (4)

5. Aumenta la energía física

Numerosos estudios afirman que si no permanecemos hidratados durante el día, nuestros niveles de energía y el funcionamiento de nuestro cerebro pueden empezar a decaer.

Nota: En un estudio realizado a mujeres, una pérdida de líquidos de 1,36 % después del ejercicio afectó al humor y a la concentración, a la vez que aumentó la frecuencia de dolores de cabeza. (5)

Hay que tener en cuenta que aunque sea tan solo el 1 % de nuestro peso corporal, representa, en realidad, una cantidad bastante importante. Esto ocurre principalmente cuando transpiramos mucho, debido al ejercicio o a altas temperaturas. La deshidratación leve también puede afectar de forma negativa el rendimiento físico, provocando una reducción de la resistencia. (6)

6. Reduce el dolor de cabeza y la migraña

Uno de los principales motivos para la aparición de dolores de cabezas o migrañas, es una deshidratación leve en el cuerpo. La misma puede no ser notada por los individuos, pero es un desencadenante para esta sintomatología. 

En cuestión de horas, el agua puede aliviar los síntomas. El agua es desencadenante debido a la dificultad de la circulación de la sangre y la capacidad de absorción de nutrientes como vitaminas, que al presentar déficits también conllevan a la aparición de cefaleas. 

7. Contribuye con la pérdida de peso

Existen muchas afirmaciones acerca de que el consumo de agua influye en el peso corporal: cuando bebemos más agua, el metabolismo incrementa y el apetito se reduce.

De acuerdo con dos estudios, beber 500 ml (17 oz) de agua puede, temporalmente, aumentar el metabolismo en un 24-30% (7). Los investigadores estiman que beber 2 L (68 oz) al día puede aumentar el gasto energético alrededor de 96 calorías por día.

Nota: Si nuestro objetivo es quemar calorías, es preferible beber agua fría, ya que el cuerpo necesitará gastar energía (calorías) para calentar el agua a temperatura corporal.

Beber agua una media hora antes de las comidas, también puede reducir la cantidad de calorías que las personas ingieren a lo largo del día, sobre todo las personas mayores. (8)

Un estudio demostró que las personas que están a régimen y beben 500 ml de agua antes de las comidas pierden un 44 % más de peso, en un periodo de 12 semanas, que aquellas que no toman dicha cantidad. (9)

Nota: A grandes rasgos, parece que beber una cantidad de agua adecuada (sobre todo antes de las comidas) puede tener ser muy favorable para perder peso, especialmente cuando se combina con una dieta sana.

8. Ayuda a mantener la salud de la piel

El agua es un componente principal y primordial de nuestra piel, comprendiendo incluso el 30% de su composición. La misma determina e influye en la elasticidad, por lo que permite que esta vuelva a su lugar una vez estirada, proporcionando también suavidad y permitiendo los cambios metabólicos que se deben producir. 

Para destacar: El agua se encarga de desintoxicar, oxigenar e hidratar la piel para conservar la salud y calidad de la misma. La confiere nutrientes y permite el transporte de células antioxidantes.

9. Protege contra algunos tipos de cáncer

Hay varios estudios que demuestran, que aquellas personas que consumen importantes cantidades de agua diariamente tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de vejiga y cáncer de colon, conservando el equilibrio del organismo y su funcionamiento, además de la estabilidad de las células y órganos. (10)

¿Cuánta agua se debe tomar al día?

En realidad, nadie puede decirte exactamente cuánta agua necesitas. Como ocurre con la mayoría de las cosas, esto depende de cada individuo. Algunas personas pueden vivir mejor con más agua de la habitual, mientras que, para otras, esto solo puede suponer el inconveniente de hacer más viajes al baño.

Para destacar: No obstante, la ingesta diaria recomendada es de aproximadamente 2 litros de agua, permitiendo así el correcto funcionamiento del organismo y asegurarnos de que todo el sistema esté bien hidratado.

Conclusiones claves

  • El agua es un componente indispensable para nuestro organismo, de exigencia diaria y vital.
  • La mayoría de los alimentos contienen altas cantidades de agua, pero el consumo directo siempre será requerido para mantener bien hidratado nuestro cuerpo.
  • Mantener el balance hídrico es esencial para nuestra supervivencia. Por esta razón, la evolución nos ha proporcionado complejos mecanismos para regular la frecuencia y la cantidad de lo que bebemos.
  • Cuando transpiras mucho, asegúrate de reponer los líquidos perdidos con agua. Los atletas que practican ejercicio intensamente durante un periodo largo también pueden necesitar reponer electrolitos, además de agua.
  • Tomar agua diariamente nos aportará gran cantidad de beneficios para nuestra salud, reduciendo incluso la fatiga y dolores de cabeza que parecían suceder sin motivo aparente. 

Written By

Nutrición, Industria alimenticia e Innovación científica. Ingeniero de alimentos y Escritora. Sus conocimientos profesionales en lo referente a la composición química y molecular de los alimentos, más su entusiasmo por la escritura, convergen para especializarse en la redacción de artículos basados en un profundo análisis e investigación, que se presentan de forma específica y sencilla de comprender, debidamente apoyados por reconocidos trabajos médicos y científicos de los más importantes entes e instituciones internacionales.