Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable

Solanáceas: qué son, beneficios y riesgos

Las verduras de solanáceas, comestibles pertenecen a la familia de las plantas con el nombre latino solanáceas (Solanaceae Juss), son plantas herbáceas de hoja simple que se pueden encontrar en más de 2.000 especies.

Nota: Las patatas, los tomates, pimientos y berenjenas, además de la planta de tabaco, son solanáceas comunes. Muchas son fuentes ricas de nutrientes y sirven como alimentos básicos para diversas culturas.

Sin embargo, algunas personas afirman que las sustancias nocivas encontradas en estas verduras pueden contribuir a la enfermedad inflamatoria intestinal y otras enfermedades auto inmunes, como la solanina y otros alcaloides.

Este artículo explica los efectos en la salud de las verduras solanáceas comestibles y así podrás decidir si estos alimentos son buenos o malos para tu salud según tu estilo de vida.

¿Qué son las solanáceas?

Las solanaceae o plantas solanáceas, son aquellas especies que pertenecen a más de 98 géneros distintos. El origen del nombre “solanáceas” no está claro, pero podría estar relacionado con un pasado  místico. Se rumorea que algunas solanáceas han sido utilizadas anteriormente como narcóticos y alucinógenos.

Nota: La familia de las solanáceas contiene más de 2.000 variedades de plantas, pero muy pocas de ellas son consumidas como alimento. Algunas, como la belladona, son incluso venenosas por la presencia de algunos compuestos de tipo alcaloide, como por ejemplo la solanina y el estramonio.

La distribución de las especies incluyen: solanum tuberosum, capsicum annuum, datura stramonium, nicotiana tabacum, hyoscyamus niger, entre otras especies.

Por otra parte, las solanáceas comestibles también incluyen las verduras que han sido los alimentos básicos de muchas sociedades durante cientos de años, sobre todo en América central y América del sur, que es donde se suele conseguir con mayor abundancia estos alimentos.

Las verduras solanáceas son las partes comestibles de las plantas florecientes que pertenecen a la familia de solanáceas.

Aquí hay una lista de algunas de las verduras más comúnmente consumidas:

  • Berenjenas (solanum melongena): también conocido como Solanum.
  • Pimientos (capsicum annuum): Incluye dulce, campana, chile y otros.
  • Patatas (solanum tuberosum): Todas las variedades excepto patatas dulces y ñame.
  • Tabaco (nicotiana tabacum): Secado y fumado típicamente en varias formas.
  • Tomatillos (Physalis philadelphica): Vegetal verde, similar al tomate, común en la cocina mexicana.
  • Tomates (solanum lycopersicum): Todas las variedades y productos de tomate.

Para destacar: Las múltiples hierbas y especies también se derivan de estas verduras, incluyendo pimienta de cayena, pimienta roja machacada, nicandra, chile en polvo y pimentón. La pimienta negra y blanca se deriva de los granos de pimienta, que no están en la familia de solanáceas comestibles.

Además, varios condimentos y otros alimentos comunes contienen verduras como ingredientes, tales como la salsa picante, salsa de ketchup y salsa marinara.

Debes saber: Hay que tener en cuenta que a pesar de que generalmente se les conoce como vegetales, muchas solanáceas se consideran botánicamente frutas, tales como los tomates, berenjenas y pimientos.

¿Qué beneficios tienen las solanáceas para la salud?

Las plantas solanáceas comestibles, son una fuente de vegetales saludables gracias a la gran cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes esenciales que pueden aportar estos alimentos.

Así mismo, la capacidad de adaptación que poseen estas especies, gran variedad de géneros y diversidad, hacen que puedan cultivarse como parte de un huerto, como arbustos y algunas especies pueden llegar a crecer como árboles.

Igualmente, por ser plantas provenientes de una familia que genera alimentos como las bayas de goji, la berenjena, pimiento, patata, pero también son conocidas por sus distintivas flores con pétalos y sépalos de distintos colores.

En este sentido, a continuación conocerás los beneficios de consumir dichos alimentos y cómo favorecen tu salud.

1. Reducen el riesgo de afecciones gastrointestinales

Las especies más conocidas de solanáceas, en cuanto a los vegetales, son los tomates y las berenjenas, estas últimas poseen propiedades que pueden ayudar a mejorar el estreñimiento y estimular el tránsito intestinal.

Lo anterior, es gracias a que la berenjena es una fuente de fibra que ayuda a controlar las alteraciones estomacales, además el consumo de esta fruta, aunque se le suela llamar vegetal, favorece los procesos digestivos.

2. Disminuyen el riesgo de padecer enfermedades crónicas

Es habitual el consumo de vegetales, frutas y demás alimentos para combatir enfermedades de manera natural. Por su parte, dentro de la familia y los múltiples géneros que conforman las solanáceas se encuentra el tomate, este popular alimento que se adecua fácilmente a muchos platos gastronómicos posee gran variedad de beneficios.

Debes saber: Investigadores de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapa (1), aseguran que los tomates como parte de las especies solanáceas, posee propiedades que ayudan a combatir enfermedades cardíacas y de transmisión sexual.

3. Fortalecen el sistema inmune

El contenido de vitamina C, sobre todo dentro de los géneros que pertenecen al tomate, tomatillo y pimiento, hacen que sean múltiples los usos que se le otorguen a estos alimentos como parte de una dieta para mejorar el sistema inmunológico.

Lo anterior se debe, a que dicho compuesto funge como antioxidante, es decir ayuda al sistema inmune a fortalecerse al mismo tiempo que elimina los radicales libres que pudieran estar atacando y dañando la salud de las células y tejidos del cuerpo.

4. Favorecen la salud del cabello y la piel

Los compuestos vitamínicos que componen los alimentos solanáceos, benefician directamente a la salud de la piel.

Dichos vegetales y frutas están compuestos por vitamina A, C, E y son una buena fuente de vitaminas del grupo B y como se mencionó anteriormente son una fuente de antioxidantes. Por lo tanto, el consumo habitual de dichos alimentos favorece naturalmente el estado del cabello y la piel.

5. Contribuyen con la pérdida de peso

En especial el tomate y los tomatillos, son frutos que están compuestos por gran cantidad de agua, además la berenjena es rica en fibra, por lo que la combinación de ambos alimentos es indicada para las personas que necesitan perder peso.

Por su parte, la fibra regula y mejora los procesos gastrointestinales, mientras que el agua favorece las micciones, por lo que ambos ciclos biológicos de excreción pueden contribuir a la reducción de grasa corporal de manera natural.

Riesgos de las solanáceas

La alimentación es un requisito indispensable para mantener una salud óptima, para ello es necesario tener información sobre las plantas solanáceas que son comestibles y las que puedes acarrear alteraciones en el organismo por contener algún tipo de alcaloide.

La solanina que se encuentra en las patatas, la tomatina que se encuentra en los tomates, la planta conocida como estramonio (datura stramonium), la belladona, la baya (algunos tipos), son algunos ejemplos de alcaloides presentes en las solanáceas que pueden llegar a ser tóxicos para los humanos.

Nota: Aunque dichos compuestos, en algunos casos, se encuentran en partes de la planta y el fruto, como en el tallo y las flores. Por lo tanto, se recomienda que cultivar en el campo o huerto dichas plantas debe realizarse con las medidas de seguridad necesarias.

1. Pueden ser nocivas para personas con enfermedades autoinmunes

Aunque los vegetales son una rica fuente de nutrientes, muchas personas afirman que son perjudiciales y deben ser evitados. La mayoría de estas afirmaciones parecen centrarse alrededor de un grupo de sustancias que se encuentran en las solanáceas llamadas alcaloides.

Nota: Los alcaloides son sustancias que contienen nitrógeno y se encuentran típicamente en las hojas y tallos de las solanáceas comestibles. A menudo son muy amargas y funcionan como un repelente natural de insectos.

Pero las porciones comestibles de estas plantas contienen algunos alcaloides, también. Por lo tanto, muchas personas con enfermedades autoinmunes han eliminado solanáceas comestibles de sus dietas y creen que estos alimentos están contribuyendo a sus problemas de salud.

Debes saber: Las solanáceas comestibles puede empeorar la Enfermedad Inflamatoria del Intestino. La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un grupo de enfermedades autoinmunes caracterizadas por la inflamación del tracto digestivo. Como ejemplos tenemos la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

En personas con EII, el revestimiento protector del intestino no funciona correctamente y permite que las bacterias y otras sustancias nocivas entren en el torrente sanguíneo. Esto a veces se llama aumento de la permeabilidad intestinal, o “intestino con fugas”.

Cuando esto sucede, el sistema inmune del cuerpo ataca a las sustancias nocivas, lo que provoca una mayor inflamación del intestino y muchos síntomas gastrointestinales adversos, como dolor, diarrea, mala absorción y otros.

Aunque que la investigación en esto es limitada, algunos estudios en animales sugieren que los alcaloides en solanáceas comestibles pueden agravar más el revestimiento intestinal de la gente con EII.

Nota: Los efectos en otras enfermedades autoinmunes son desconocidos. Aún menos se sabe sobre los efectos de las solanáceas comestibles en otras enfermedades autoinmunes.

Sin embargo, puede haber alguna conexión entre el agravamiento de la permeabilidad intestinal, o intestino con fugas, y enfermedades autoinmunes como la enfermedad celíaca, esclerosis múltiple y artritis reumatoide.

En base a esta creencia, algunos han sugerido que los solanáceas comestibles pueden agravar la permeabilidad intestinal y también los síntomas de estas condiciones autoinmunes.

Muchas personas con estas enfermedades han eliminado las solanáceas comestibles de sus dietas y reportaron una gran mejora en los síntomas, pero la evidencia para esta recomendación ahora es principalmente anecdótica y necesita ser estudiada.

2. Las personas con artritis deben evitar su consumo

Es usual que cuando las personas padecen de alguna afección que requiera cuidados a largo plazo, deban adecuarse a dietas que limiten el consumo de ciertos alimentos que pudieran empeorar la condición de salud presente.

En este caso, a las personas que sufran de artritis se les suele recomendar que eviten la ingesta de alimentos solanáceos por su relación con los procesos inflamatorios y degenerativos que afectan los tejidos.

Importante: Un artículo de investigación publicado por la Foundation Arthritis (2), detalla que “En la artritis reumatoide, el sistema inmunológico ataca los tejidos propios del cuerpo, en especial el sinovio (membrana delgada que recubre las articulaciones). Esto genera inflamación articular, dolor y posible daño en la articulación“.

Lo anterior, también guarda relación con lo explicado anteriormente sobre las enfermedades que atacan el sistema inmune y su relación con una alimentación donde prevalezcan las solanáceas, sobre todo por la ingesta de solanina.

3. No son recomendables en casos de alergias

A menudo se dice que algunas personas son “sensibles” a las solanáceas comestibles. Existe una teoría de que las solanáceas comestibles contienen una forma de vitamina D que causa depósitos de calcio que contribuyen al dolor en las articulaciones y otros síntomas de la artritis.

Nota: No parece haber evidencia de que las verduras solanáceas comestibles contengan vitamina D o que comer estas verduras cause depósitos de calcio, síntomas de artritis u otros problemas de salud relacionados en humanos.

Además de las sensibilidades de las solanáceas comestibles, en raras ocasiones, algunas personas tienen alergias a las verduras específicas. Los síntomas de una alergia varían, pero pueden incluir erupciones cutáneas, urticaria, picazón en la garganta, hinchazón y dificultad para respirar.

Sustitutos de solanáceas comestibles por hortalizas comunes

Si decide eliminar las solanáceas comestibles a largo plazo, usted estará perdiendo los nutrientes que proporcionan dichas verduras.

Sin embargo, hay un montón de otros alimentos para elegir que proporcionan muchos de los mismos nutrientes y beneficios para la salud.

Aquí están algunos cambios que puede hacer para comer sano mientras que evita las solanáceas comestibles:

  • Cambiar a la batata o patata: Cambiar de patatas blancas a patatas dulces le ayudará a evitar las solanáceas comestibles y proporcionar mucha más vitamina A.
  • Usar pesto: En lugar de salsa de tomate en la pizza o en la pasta, el pesto verde es una deliciosa alternativa que no contiene solanáceas comestibles. En cambio, el pesto rojo por lo general contiene tomates y debe evitarse si se trata de eliminar las solanáceas comestibles.
  • Consumir cítricos: Muchas verduras de hojas tiernas contienen vitamina C, pero los cítricos como naranjas, mandarinas y pomelo también son excelentes fuentes de vitamina C.
  • Comer más verduras de hojas verdes: Verduras de hoja verde como espinacas, col rizada y col verde son grandes fuentes de muchas vitaminas, minerales y fibra dietética.

Nota: Si todavía quiere comer solanáceas pero quisiera bajar el contenido de alcaloides, lo puede lograr pelando la patata, reduciendo la ingesta de los tomates verdes y cocinando completamente las solanáceas comestibles, esto ayudará a tener una mejor calidad de vida.

Conclusiones claves

  • Las verduras solanáceas contienen nutrientes importantes y proporcionan muchos beneficios para la salud. La mayoría de las personas deben ser alentadas a comerlos.
  • Algunas personas con enfermedades autoinmunes pueden querer considerar la eliminación de las solanáceas por un período de tiempo para ver si sus síntomas mejoran.
  • Otras personas pueden optar por evitar solanáceas comestibles debido a las sensibilidades, sobre todo a la solanina y la tomatina.
  • Si siente que es sensible a las verduras solanáceas comestibles, hay una gran variedad de otras frutas y verduras que puede comer en su lugar como parte de una dieta saludable.
Written By

Nutrición, Medicina Natural y bienestar integral.Licenciada en Comunicación Social, enfocada en la importancia de la alimentación para una vida saludable física y mentalmente. Con amplios conocimientos en las propiedades y beneficios de los alimentos, plantas y hierbas naturales. Su pasión por la nutrición y medicina natural, combinada con sus destrezas en la escritura, la han llevado a especializarse en la investigación, análisis y redacción de artículos para diversos sitios web de salud, en los cuales se evidencia la investigación profunda corroborada con estudios médicos y científicos que garantizan la credibilidad de la información.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *