Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Bajar de peso

Las 14 formas más fáciles de dejar de comer azúcar

Consumir demasiada azúcar añadida es una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo. Ya que el azúcar puede tener muchos efectos negativos en tu salud.

Se ha demostrado que contribuye a la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas, el cáncer y la caries dental.

Si bien el azúcar se encuentra naturalmente en alimentos como las frutas y las verduras, este tipo tiene poco efecto en los niveles de azúcar en la sangre, ya que la fibra y otros componentes ralentizan su absorción.

Las frutas y verduras también contienen un montón de vitaminas y minerales saludables.

El peligro viene de los azúcares añadidos en los alimentos procesados.

El estadounidense promedio consume actualmente alrededor de 17 cucharaditas (68 gramos) de azúcar añadida al día .

Esto es mucho más que el límite diario máximo que recomiendan los expertos, que es 6 cucharaditas (25 gramos) para las mujeres y 9 cucharaditas (37 gramos) para los hombres.

Este artículo enumera 14 formas simples de dejar de comer azúcar en exceso.

 

 

1.Evitar las bebidas cargadas de azúcar

Algunas bebidas populares contienen un gran cantidad de azúcar añadida.

Los sodas, las bebidas energéticas, las bebidas deportivas y las bebidas de frutas contribuyen con un asombroso 44% del azúcar añadida en la dieta americana.

Las llamadas bebidas «saludables», como batidos y zumos de frutas, pueden contener cantidades realente sustanciales de azúcar.

Por ejemplo, 15,2 onzas (450 ml) de jugo de manzana en un 100% contiene más de 12 cucharaditas (49 gramos) de azúcar.

Tu cuerpo no reconoce las calorías de las bebidas de la misma manera que lo hace con los alimentos. Las bebidas no te hacen sentir tan lleno, por lo que las personas que consumen muchas calorías de las bebidas no comen menos para compensar el execeso de calorías.

Los estudios han demostrado consistentemente que la reducción del consumo de bebidas azucaradas puede ayudar con la pérdida de peso.

Éstas son algunas opciones de bebidas que contienen menos azúr y resultan mas saludables:

  • Agua: Es gratis y tiene cero calorías.
  • Agua con un chorrito de limón fresco o lima: soda casera
  • Agua con menta y pepino: increíblemente refrescante para un clima cálido.
  • Té a base de hierbas o de frutas: Puedes beberlos calientes o fríos con hielo.
  • Té y café: Se incluyen el té sin azúcar, el café negro o con leche descremada.

Disminuir el consumo de las bebidas azucaradas puede reducir enormemente el consumo de azúcar y ayudarte a perder peso.

Resumen: Evitar las bebidas azucaradas, como refrescos, bebidas energéticas y algunas bebidas de frutas, reducirá drásticamente su consumo de azúcar y podría ayudarle a perder peso.

 

 

2. Evita los postres azucarados

La mayoría de los postres no proporcionan mucho en lo que se refiere al valor nutricional, excepto tal vez un poco de calcio.

Suelen estar repletos de azúcar, que causa picos en los niveles del azúcar en la sangre y puede hacer que te sientas cansado, con hambre y con ansias de comer más azúcar.

Los postres a base de cereales y lácteos, como los pasteles, tortas, donas y helados, representan más del 18% de la ingesta de azúcar añadida en la dieta americana.

Si realmente sientes la necesidad de algo dulce, prueba estas alternativas:

  • Fruta fresca: Naturalmente dulce y llena de fibra, vitaminas y minerales.
  • Yogur griego con canela o fruta: Rico en calcio, proteínas y vitamina B12.
  • Fruta al horno con crema: Prueba con peras, manzanas o ciruelas.
  • Chocolate negro: En general, cuanto mayor es el contenido de cacao, menor es el contenido de azúcar.
  • Un puñado de datiles: Son naturalmente dulces y extremadamente nutritivos.

Cambiar los postres que consisten fundamentalmente en azúcar por frutas frescas u horneadas no sólo puede reducir el consumo de azúcar, sino que también puede aumentar la fibra, las vitaminas, los minerales y los antioxidantes en tu dieta.

Resumen: Los postres como el helado, los pasteles y las galletas se prepara con mucha azúcar y son poco nutritivos. Cambia a frutas frescas u horneadas para reducir la ingesta de azúcar y aumentar el consumo de fibra, vitaminas y minerales.

 

 

3. Evita las salsas y aderezos con mucho azúcar

Salsas como la salsa de tomate, la salsa de barbacoa y la salsa de chile dulce son comunes en la mayoría de las cocinas. Sin embargo, la mayoría de las personas no son conscientes de su gran contenido de azúcar.

Una porción de una cucharada (15 gramos) de salsa de tomate puede contener 1 cucharadita (4 gramos) de azúcar.

Aunque, algunas variedades de salsas no tienen azúcar añadido. Siempre lee la etiqueta para asegurarte de que estás eligiendo la opción que contiene menos azúcar.

Aquí están algunas otras opciones para condimentar tus platos:

  • Hierbas y especias frescas o secas: No contienen azúcar ni calorías y pueden tener beneficios adicionales para la salud.
  • Chili fresco: Le da a tus comidas una explosión de sabor libre de azúcar.
  • Mostaza amarilla: Sabrosa y prácticamente no contiene azúcar ni calorías.
  • Vinagre: Sin azúcar y ni calorías, con un toque similar al de la salsa de tomate. Aunque algunos vinagres y cremas balsámicos pueden contener azúcar.
  • Pasta Harissa: Puede ser comprada o preparada y es un buen reemplazo para la salsa de chile dulce.
  • Pesto: Fresco y con nueces, es ideal en sándwiches o para acompañar los huevos.
  • Mayonesa: A pesar de que no contiene azúcar, es alta en grasa, así que ten cuidado si estás tratando de perder peso.

Como una alternativa saludable a ir a la tienda a comprar las salsas, trate de prepararlas a tu gusto en casa.

Resumen: Las salsas de mesa comunes pueden contener una cantidad impactante de azúcar. Asegúrate de leer la etiqueta para no tener dudas de que elijes opciones sin azúcar o utiliza hierbas y especias para dar sabor a tus comidas.

 

 

4. Consume alimentos completos no descremados

Las opciones de bajo contenido de grasa de tus alimentos favoritos – mantequilla de maní, yogur, aderezo para ensaladas – están por todas partes.

Si te han dicho que la grasa es mala, puede sentirse natural que elijas alguna de estas alternativas, en lugar de las versiones de grasa completa, cuando usted está tratando de perder peso.

Sin embargo, la verdad inquietante es que por lo general contienen más azúcar y a veces más calorías que las versiones completas con más grasa.

Una porción de 4 onzas (113 gramos) de yogur de vainilla bajo en grasa contiene 4 cucharaditas (16 gramos) de azúcar y 96 calorías.

La misma cantidad de yogur natural lleno de grasa contiene sólo una cucharadita (5 gramos) de azúcar natural de la leche y sólo 69 calorías.

Otro ejemplo es un café de 8 onzas (237 ml) hecho con leche entera y sin azúcar añadido, que contiene media cucharadita (2 gramos) de azúcar natural de la leche y 18 calorías.

Por el contrario, la misma cantidad de una bebida de moca baja en grasa contiene 6,5 cucharaditas (26 gramos) de azúcar añadido y 160 calorías.

La alta ingesta de azúcar también ha demostrado provocar aumento de peso, lo que niega la razón por la que podrías haber elegido un alimento bajo en grasa en primer lugar.

Cuando se está tratando de reducir su consumo de azúcar, a menudo es mejor elegir la presentación del alimento completo en lugar de la presentación descremada.

Resumen: Los alimentos bajos en grasa a menudo contienen más azúcar y calorías que las versiones de grasa total. A menudo es mejor elegir las versiones de grasa completa cuando se intenta reducir la ingesta de azúcar.

 

 

5. Consume alimentos enteros

Los alimentos enteros no han sido procesados o refinados. También están libres de aditivos y otras sustancias artificiales.

En el otro extremo están los alimentos ultra-procesados. Se trata de alimentos preparados que contienen sal, azúcar y grasas, pero también sustancias que no se utilizan normalmente en la cocina casera.

Estas sustancias pueden ser sabores artificiales, colores, emulsionantes u otros aditivos. Ejemplos de alimentos ultra-procesados son los refrescos, los postres, los cereales, las pizzas y los pasteles.

Los alimentos ultra-procesados difieren de los alimentos procesados estándar, que por lo general sólo tienen pocos ingredientes añadidos, y todos los puedes encontrar en una cocina estándar.

Ejemplos de alimentos procesados estándar son el pan sencillo y el queso.

El 90% de los azúcares añadidos en la dieta de los estadounidenses promedio provienen de alimentos ultraprocesados, mientras que sólo el 8,7% proviene de alimentos preparados desde cero en el hogar con alimentos enteros.

Y no es sólo la comida chatarra la que contiene grandes cantidades de azúcar.

Aparentemente las opciones saludables como la salsa para pastas enlatada también pueden contener cantidades alarmantes. Una porción (128 gramos) puede contener casi 3 cucharaditas (11 gramos) de azúcar.

Trata de cocinar desde cero cuando sea posible para que puedas evitar los azúcares añadidos. No tienes que cocinar comidas elaboradas. Trucos simples como marinar la carne y el pescado en hierbas, especias y aceite de oliva te dará resultados deliciosos.

Resumen: Los alimentos enteros están libres de azúcar añadida y otros aditivos que comúnmente se encuentran en los alimentos procesados. Comer más alimentos integrales y cocinar desde cero reducirá la ingesta de azúcar.

 

 

6. Comprueba si los alimentos enlatados contienen azúcar

Los alimentos enlatados pueden ser un agregado útil y barato en tu dieta, pero también pueden contener una gran cantidad de azúcar añadido.

Las frutas y verduras contienen azúcares naturales. Sin embargo, no son un problema ya que no afectan el azúcar en la sangre de la misma manera que el azúcar añadido.

Evita los alimentos enlatados que están envasados en jarabe o tienen azúcar en la lista de ingredientes. La fruta es bastante dulce, así que inclínate por las versiones que se etiquetan con «en el propio jugo» o «sin azúcar añadido.»

Si compras frutas o verduras enlatadas que tienen azúcar añadida, puedes quitar un poco del azúcar enjuagándolas en agua antes de comerlas.

Resumen: Los alimentos enlatados, incluyendo las frutas y verduras enlatadas, pueden contener azúcar

 

 

8. Evita los alimentos con mucha azúcar para el desayuno

Los cereales que se comercializan para el desayuno están entre los peores cuando se trata del azúcar añadida. Un informe encontró que algunos de los más populares contienen más de la mitad de su peso en azúcar añadida.

Un cereal en el informe contenía más de 12 cucharaditas (50 gramos) por porción, lo que representa el 88% de su peso en azúcar.

Es más, el informe encontró que la granola, que por lo general se comercializa como «saludable», tiene en promedio más azúcar que cualquier otro tipo de cereal.

Los alimentos para el desayuno más populares, tales como los panqueques, los gofres, las magdalenas y mermeladas, también se cargan con azúcar añadido.

Cambia a estas opciones para un desayuno con poca azúcar:

  • Harina de avena caliente: Añade un poco de fruta picada si te gusta dulce.
  • Yogur griego: Agregua algunas frutas y nueces para añadir calorías extra pero saludables.
  • Huevos: Hervidos, escalfados, revueltos o como tortilla.
  • Aguacate: Que está lleno de nutrientes y grasas saludables para proporcionar energía.

Elegir una opción baja en azúcar y alta en proteína y fibra en el desayuno te ayudará a sentirte lleno hasta la hora del almuerzo, evitando las meriendas innecesarias.

Resumen: Los cereales para el desayuno están entre los peores culpables del consumo de azúcar añadida, junto con los panqueques, los gofres y las mermeladas. Cambia a opciones de bajo contenido de azúcar, como los huevos, la avena o el yogur natural.

 

 

9. Leer las etiquetas

 

Desafortunadamente, comer menos azúcar no es tan fácil, no basta con evitar los alimentos dulces. Ya has visto que se puede esconder en alimentos que no te harían sospecha, incluyendo algunos cereales para el desayuno, barras de granola y frutos secos.

Sin embargo, algunos alimentos sabrosos, como el pan, también pueden contener una gran cantidad de azúcar añadida. Dos rebanadas pueden contener 1,5 cucharaditas (6 gramos).

Desafortunadamente, no siempre es fácil identificar los azúcares añadidos en la etiqueta de los alimentos. Las etiquetas actuales de los alimentos no diferencian entre los azúcares naturales, como los de la leche o las frutas, y los azúcares añadidos.

Para ver si un alimento tiene azúcares agregados, tendrás que revisar la lista de ingredientes. También es importante anotar el orden en el que el azúcar aparece en la lista, ya que los ingredientes se enumeran en orden creciente de acuerdo con el contenido.

Las empresas de alimentos también utilizan más de 50 nombres para el azúcar añadido, lo que hace que sea más difícil de detectar. Éstos son algunos de los más comunes:

  • Jarabe de maíz con alta fructuosa
  • Azúcar o jugo de caña
  • Maltosa
  • Dextrosa
  • El azúcar invertido
  • Jarabe de arroz
  • Melaza
  • Caramelo

Afortunadamente, la identificación del azúcar en los alimentos envasados en los EE.UU. se ha hecho mucho más fácil.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha cambiado sus reglas para que las compañías muestren la cantidad de azúcar añadida en sus productos en la etiqueta, señalando los ingredientes en gramos, junto con un porcentaje del valor diario.

Las empresas tienen hasta 2018 para cambiar sus etiquetas para cumplir.

Resumen: Siempre lee las etiquetas de los alimentos para chequear el azúcar por sus muchos nombres. Cuanto más cercano al principio está en la lista de ingredientes, mayor es el porcentaje de azúcar que contiene el producto.

 

 

10. Come más proteínas y grasa

Un alto consumo de azúcar está relacionado con el aumento del apetito y el aumento de peso.

Por el contrario, una dieta baja en azúcar añadida pero alta en proteínas y grasas tiene el efecto opuesto, reduciendo el hambre y la ingesta de alimentos.

El azúcar añadida en la dieta, en particular la fructosa, aumenta el apetito. Las señales que suelen permitir que tu cerebro sepa que estás lleno dejan de funcionar correctamente, lo que puede conducir a comer en exceso y ganar peso.

Por otro lado, se ha demostrado que la proteína ayuda reducir el apetito y el hambre. Si te sientes lleno, entonces es menos probable que anheles la rápida solución que el azúcar proporciona al hambre.

También se ha demostrado que la proteína reduce directamente los antojos de alimentos. Un estudio mostró que el aumento de las proteínas en la dieta en un 25% redujo los antojos en un 60%.

La grasa es muy alta en energía. Contiene 9 calorías por gramo, en comparación con las 4 calorías por gramo de proteína o carbohidratos.

Un alto consumo de grasa también se asocia con la reducción del apetito. Según el contenido de grasa de un alimento, los receptores de grasa en la boca y el intestino alteran la forma en que se digiere. Esto provoca una reducción en el apetito y, posteriormente, la ingesta de calorías.

Para frenar los antojos de azúcar, lo recomendable es abastecer al cuerpo de proteínas y alimentos ricos en grasa, como la carne, el pescado, los huevos, los productos lácteos completos y no descremados, los aguacates y las nueces.

Resumen: Una alta ingesta de azúcar está relacionada con el aumento del apetito y el aumento de peso. Se ha demostrado que comer más proteínas y grasas tienen el efecto contrario, la reducción del apetito y los antojos.

Aprende más sobre “las proteínas” en nuestro artículo: ¿Para qué sirven las proteínas?

 

 

11. Considerar los edulcorantes naturales

Para algunas personas, el azúcar puede ser tan adictivo como las drogas o el alcohol. De hecho, los estudios han demostrado que puede afectar al cerebro de una manera similar a la de algunos fármacos.

La adicción al azúcar produce antojos y un nivel de «tolerancia», lo que significa que cada vez se debe consumir más y más para satisfacer esos antojos.

También es posible sufrir del síndrome de abstinencia del azúcar.

Los estudios han encontrado que las ratas experimentaron signos de ansiedad y depresión después de haber descontinuado una dieta alta en azúcar.

Esto demuestra que renunciar al azúcar puede ser muy difícil para algunas personas. Si es tu caso y estás luchando, hay algunas alternativas naturalmente dulces que son realmente buenas para ti.

  • Stevia: Extraída de las hojas de una planta llamada Stevia rebaudiana, prácticamente no tiene calorías y se ha demostrado que ayuda a reducir la presión arterial y el azúcar en la sangre en las personas con diabetes.
  • Eritritol: Se encuentra naturalmente en las frutas, sólo contiene el 6% de las calorías del azúcar, pero es mucho más dulce, por lo que sólo se necesita un poco para endulzar. Tampoco no causa la elevación repentina de los niveles de azúcar en la sangre.
  • Xilitol: Un edulcorante que se encuentra naturalmente en muchas frutas y verduras, no contiene fructosa, por lo que no causará picos en los niveles de azúcar en la sangre.

Una vez que reduzcas la ingesta de azúcar, te acostumbrarás a disfrutar de alimentos que son menos dulces.

Resumen: El azúcar puede ser adictivo para algunas personas. Si dejar el azúcar te resulta particularmente difícil, los edulcorantes naturales como la stevia, el eritritol y y el xilitol pueden ayudar.

 

 

12. No mantenga el azúcar en casa

Si mantienes alimentos con alto contenido de azúcar en la casa, es más probable que los comas.

Se necesita mucha fuerza de voluntad para detenerse si sólo tienes que ir hasta la despensa o a la nevera para comer un bocado de azúcar.

Aunque los antojos por bocadillos y alimentos dulces pueden ocurrir en cualquier momento del día o de la noche, pueden ser peores en las tardes.

La evidencia muestra que tu ritmo circadiano, o reloj interno, aumenta el hambre y los antojos de alimentos dulces y almidonados en las tardes.

Es importante planificar cómo te vas a distraer cuando sientas la necesidad de comer algo dulce.

Los estudios han demostrado que las distracciones, como hacer puzzles, puede ser muy eficaz para reducir los antojos.

Si esto no funciona, intenta mantener algunos bocadillos saludables y bajos en azúcar en la casa para masticar.

Resumen: Si sueles tener bocadillos llenos de azúcar en la casa, es más probable que llegar a ellos cuando los antojos ataquen. Considera el uso de técnicas de distracción si sientes antojos y mantener a la mano algunas opciones de bocadillos con bajo contenido de azúcar.

Aprende «cómo combatir los antojos” en nuestro artículo: 4 armas para combatir los antojos.

 

 

13. No ir de compras cuando tengas hambre

Si alguna vez has estado de compras cuando tienes hambre, sabes lo que puede suceder.

No sólo compras más comida, sino que también tiendes a poner opciones menos saludables en el carrito de compras.

Se ha demostrado que cuando compras con hambre no sólo para aumenta la cantidad de alimentos comprados, sino que también va a afectar el tipo de alimentos que eliges comprar.

En un estudio controlado, 68 participantes ayunaron durante cinco horas. A la mitad de los participantes se les permitió comer tantas galletas de trigo como quisieran justo antes de ir de compras, mientras que la otra mitad iba de compras con el estómago vacío.

Encontraron que el grupo hambriento compró más productos altos en calorías, en comparación con aquellos que tenían menos hambre.

En otro estudio, se observó a 82 compradores de comestibles para ver si el momento del día que iban de compras tenía algún efecto en sus compras.

El estudio encontró que aquellos que compraron entre las 4 y las 7 de la tarde, alrededor de la hora de la cena, cuando probablemente estaban hambrientos, compraron más productos altos en calorías que los que compraron entre la 1 y las 4 pm, poco después del almuerzo.

Resumen: Las investigaciones han demostrado que si los compradores de comestibles tienen hambre, tienden a comprar más alimentos altos en calorías. Trata de comer una comida o merienda saludable antes de ir de compras.

Descubre si eres adicta a la comida en nuestro artículo: 8 síntomas de la adicción a la comida.

 

 

14. Dormir lo suficiente

Los buenos hábitos del sueño son increíblemente importantes para tu salud. El sueño deficiente se ha relacionado con la depresión, la falta de concentración y una disminución en la función inmune.

El vínculo entre la falta de sueño y la obesidad es bien conocido. Pero recientemente, los investigadores descubrieron que la falta de sueño también afecta los tipos de alimentos que eliges comer.

Un estudio analizó este fenómeno en 23 adultos sanos. Sus cerebros fueron escaneados usando resonancia magnética funcional (IRMf), primero después de una noche de sueño completo y luego después de una noche sin dormir.

Los investigadores encontraron que la función del lóbulo frontal, la parte del cerebro que controla la toma de decisiones, se vio afectada después de una noche de insomnio.

Además, se estimuló el área del cerebro que responde a las recompensas y controla la motivación y el deseo.

Estos cambios significaron que los participantes favorecieron los alimentos altos en calorías, dulces y salados cuando estaban privados de sueño.

Otro estudio encontró que las personas que se acostaban tarde y no recibían una noche de sueño completo consumían más calorías, comida chatarra y refrescos y menos frutas y verduras, en comparación con aquellos que se acostaron antes y dormían toda la noche.

Así que ir a la cama temprano y dormir bien puede ayudarte a reducir la ingesta de azúcar.

Resumen: La falta de sueño hace que las personas prefieran los alimentos altos en calorías, dulces y salados por encima de los alimentos saludables como frutas y verduras. Asegúrate de tener una buena noche de sueño para ayudarte a comer menos azúcar.

Aprende a llevar una vida saludable en nuestro artículo: 5 hábitos para tener una vida más saludable.

 

 

En Conclusión

El estadounidense promedio consume más del doble de la cantidad máxima recomendada de azúcar añadida al día.

El exceso de azúcar en la dieta puede ser increíblemente dañino y se ha relacionado con muchas enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer, la diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón y la obesidad.

Es importante evitar las fuentes obvias de azúcar en tu dieta, como los postres y refrescos, pero también estar al tanto del azúcar oculta en algunos alimentos procesados comunes, incluyendo las salsas, los alimentos bajos en grasa y los llamados bocadillos «saludables».

Elije una dieta basada en alimentos integrales, en lugar de alternativas altamente procesadas, para estar totalmente en control de tu consumo de azúcar y no consumir una cantidad.

3 Comments

3 Comments

  1. Leticia

    enero 26, 2018 at 12:43 am

    Hola. quiero saber como puedo hacer para dejar de consumir azúcar sin bajar de peso, ya que soy delgada he peso 52 kg como mucho, y la verdad no quiero perder peso pero me gustaría dejar el azúcar.

    • Natalia

      enero 28, 2018 at 8:37 pm

      Hola leticia,
      Puedes dejar de comer azúcar y mantener un balance energético calórico consumiendo otro tipo de alimentos, por ejemplo, el aguacate y los frutos secos tienen un alto contenido calórico y proporcionan ácidos grasos saludables, los tubérculos contienen almidón, que es un tipo de glúcido y es una fuente importante de energía. Para determinar si tienes un peso saludable es importante que tomes en cuenta el cálculo del Índice de Masa Corporal.
      Este artículo podría ser tu interés: https://nutricionsinmas.com/como-subir-de-peso-de-forma-rapida-y-saludable/

  2. merche

    junio 9, 2019 at 7:22 am

    hola, yo soy muy golosa, pero llevo una semana sin tomar azucar y no la echo en falta, quiero adelgazar pero de momento no he notado gran cosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...

Bajar de peso

La proteína de suero de leche es de calidad excepcional y contiene un rango increíble de aminoácidos esenciales, los cuales son absorbidos rápidamente (1)....

Comida Saludable

Hoy hablamos de una sustancia muy a tener en cuenta que nos ofrece la naturaleza para cuidar nuestra salud: la miel. La miel es...