Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Bajar de peso

La Dieta Según el Tipo de Sangre: Una Revisión Basada en la Ciencia

La llamada dieta de tipo sanguíneo ha sido popular durante casi dos décadas.

Los defensores de esta dieta sugieren que el tipo de sangre determina qué alimentos son los mejores para la salud.

Hay muchas personas que aseguran que esta dieta si funciona, y afirman que ha salvado sus vidas.

Pero ¿cuáles son los detalles de la dieta según el tipo sanguíneo, y se basa en alguna evidencia sólida?

Echemos un vistazo.

 

 

¿Qué es la dieta del tipo sanguíneo?

La dieta del tipo sanguíneo, también conocida como la dieta del grupo sanguíneo, fue popularizada por un médico naturopático llamado Dr. Peter D’Adamo en el año 1996.

Su libro, Eat Right 4 Your Type, (come correctamete según tu tipo) fue increíblemente exitoso. Fue un bestseller del New York Times, vendió millones de copias, y sigue siendo muy popular hoy en día.

En este libro, se afirma que la dieta óptima para cualquier individuo depende del tipo de sangre ABO de las personas.

Afirma que cada tipo de sangre representa rasgos genéticos de nuestros antepasados, incluyendo la dieta que mantuvieron para evolucionar.

Así es como se supone que cada tipo de sangre debe comer:

  • Tipo A: Llamado agrario, o cultivador. Las personas que son del tipo A deben comer una dieta rica en plantas y completamente libre de carne roja «tóxica». Esto se parece mucho a una dieta vegetariana.
  • Tipo B: Llamado el nómada. Estas personas pueden comer plantas y la mayoría de las carnes (excepto pollo y cerdo), y también pueden comer algunos lácteos. Sin embargo, deben evitar el trigo, el maíz, las lentejas, los tomates y algunos otros alimentos.
  • Tipo AB: Llamado el enigma. Descrito como una mezcla entre los tipos A y B. Los alimentos que pueden comer incluyen los mariscos, el tofu, los lácteos, los frijoles y los granos. Deben evitar el maíz, la carne y el pollo.
  • Tipo O: Llamado el cazador. Se trata de una dieta rica en proteínas basada principalmente en carne, pescado, aves de corral, ciertas frutas y verduras, pero limitada en granos, legumbres y productos lácteos. Se parece mucho a la dieta paleo.

Para que conste, creo que cualquiera de estos patrones dietéticos sería una mejora para la mayoría de las personas, no importa cual sea su tipo de sangre.

Todas las 4 dietas (o «maneras de comer») se basan principalmente en alimentos saludables y enteros, y un gran paso adelante para superar el mal hábito de la comida chatarra procesada de la dieta occidental estándar.

Por lo tanto, incluso si al hacer alguna de estas dietas y tu salud mejora, no significa necesariamente que tenga algo que ver con tu tipo de sangre.

Tal vez la razón de los beneficios para la salud es simplemente que estás comiendo alimentos más saludables que antes.

Resumen: La dieta tipo A se parece a una dieta vegetariana, pero la dieta para el tipo O es una dieta rica en proteínas que se asemeja a la dieta paleo. Las otras dos están en el medio.

Aprende más sobre “la dieta vegetariana” en nuestro artículo: La dieta vegana – una guía completa para principiantes.

 

 

Las lectinas son el vínculo por el que se propone la dieta según el tipo de sangre

Una de las teorías centrales de la dieta según el tipo sanguíneo tiene que ver con las proteínas llamadas lectinas.

Las lectinas son una familia diversa de proteínas que pueden unirse a las moléculas de azúcar.

Estas sustancias se consideran antinutrientes y pueden tener efectos negativos sobre el revestimiento del intestino.

De acuerdo con la teoría de la dieta del tipo sanguíneo, hay muchas lectinas en la dieta que se dirigen específicamente a diferentes tipos de sangre ABO.

Se afirma que comer los tipos incorrectos de lectinas podría conducir a la aglutinación de los glóbulos rojos (se agrupan entre si).

En realidad, hay pruebas de que un pequeño porcentaje de lectinas en alimentos crudos, y en legumbres, pueden tener actividad aglutinadora específica en un determinado tipo de sangre.

Por ejemplo, los frijoles verdes crudos pueden interactuar sólo con los glóbulos rojos en las personas con el tipo sanguíneo A.

Sin embargo, parece que la mayoría de las lectinas aglutinantes reaccionan con todos los tipos de sangre ABO.

En otras palabras, el efecto de aglutinación de las lectinas en la dieta no son específicas del tipo de sangre, con la excepción de algunas variedades de legumbres crudas.

Puede que esto no tenga relevancia en el mundo real, ya que la mayoría de las legumbres se remojan y/o se cocinan antes del consumo, lo que destruye las lectinas dañinas.

Resumen: Algunos alimentos contienen lectinas que pueden causar que los glóbulos rojos se agrupen. La mayoría de las lectinas no tienen una reacción específica con algún tipo sanguíneo.

Aprende más sobre “las dietas vegetarianas” en nuestro artículo: ¿Es posible seguir una dieta vegetariana?

 

 

¿Hay alguna evidencia científica detrás de la dieta del tipo sanguíneo?

Las investigaciones sobre los tipos de sangre ABO han avanzado rápidamente en los últimos años y décadas.

Actualmente existen evidencias trascendentales de que las personas con ciertos tipos de sangre pueden tener un riesgo mayor o menor de algunas enfermedades.

Por ejemplo, las personas con el tipo de sangre O tienen un menor riesgo de enfermedades cardíacas, pero un mayor riesgo de úlceras estomacales.

Sin embargo, no hay estudios que demuestren que esto tiene algo que ver con la dieta.

En un estudio observacional a gran escala realizado con 1.455 adultos jóvenes, comer una dieta para la sangre tipo A (mucha fruta y verdura) se asoció con mejores marcadores de salud. Pero este efecto se observó en todos los que seguían la dieta tipo A, no sólo en los individuos con sangre tipo A.

En un importante estudio de revisión de 2013, en el que los investigadores examinaron los datos de más de mil estudios, no encontraron un solo estudio bien diseñado que examinara los efectos en la salud de la dieta de tipo sanguíneo.

Concluyeron que: «Actualmente no existen pruebas para validar los supuestos beneficios para la salud de las dietas de tipo sanguíneo».

De los 4 estudios en los que se identificó algún tipo de relación de las dietas con el tipo sanguíneo ABO, se concluyó que todos estaban mal diseñados.

Uno de los estudios que encontró una relación entre los tipos de sangre y las alergias alimentarias en realidad contradecía las recomendaciones de la dieta tipo de sangre.

Resumen: No se ha llevado a cabo un solo estudio bien diseñado para confirmar o refutar los beneficios de la dieta de tipo sanguíneo.

Aprende más sobre “los errores que no debes cometer en una dieta vegetariana” en nuestro artículo: 12 errores que tienes que evitar en una dieta vegetariana o vegana.

 

 

En Conclusión

No dudo que muchas personas han experimentado resultados positivos siguiendo la dieta. Sin embargo, esto NO significa que esto se relaciona de alguna manera con el tipo de sangre.

Diferentes dietas funcionan para diferentes personas. A algunas personas les hace bien comer muchas plantas y poca carne (como la dieta tipo A), mientras que otras personas tienen mejores resultados comiendo una gran cantidad de alimentos ricos en proteínas de origen animal (como la dieta tipo O).

Si obtuviste buenos resultados con la dieta de tipo sanguíneo, tal vez se deba a que sencillamente encontraste una dieta que es apropiada para tu metabolismo. Puede que no haya tenido nada que ver con tu tipo de sangre.

Además, esta dieta elimina la mayoría de los alimentos procesados no saludables de las dietas de la gente.

Tal vez esa es la única razón o la más importante por la que funciona, sin tener en cuenta los diferentes tipos de sangre.

Dicho esto, si sigues la dieta del tipo de sangre y te funciona, sigue haciéndolo y no dejes que este artículo te desanime.

Si la dieta que sigues te funciona, no hay necesidad de cambiarla.

Sin embargo, desde un punto de vista científico, la cantidad de evidencia que apoya la dieta de tipo sanguíneo es desalentadora.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...

Bajar de peso

La proteína de suero de leche es de calidad excepcional y contiene un rango increíble de aminoácidos esenciales, los cuales son absorbidos rápidamente (1)....

Bajar de peso

Consumir demasiada azúcar añadida es una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo. Ya que el azúcar puede tener muchos...