Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable Articulo revisado

¿Qué son los fitoestrógenos y para qué sirven?

El consumo de fitoestrógenos, es un tema muy debatido en la nutrición. Esto se debe, a que este grupo de compuestos vegetales puede imitar o bloquear los efectos del estrógeno.

Nota: Los estudios han encontrado que los fitoestrógenos y aún más las isoflavonas, pueden ofrecer varios beneficios para la salud, incluyendo reducir el riesgo de cáncer de mama, enfermedad cardiovascular y ayudar a mantener los huesos sanos. Sin embargo, algunas personas creen que pueden reducir la fertilidad y alterar las hormonas.

Es usual, que cierta población conozca el tratamiento indicado con isoflavonas a traves del consumo de soja, sobre todo en personas con tendencias a padecer de cáncer de mama, aunque, existen pruebas sobre la acción de estas sustancias que han demostrado ser efectivas en humanos, el uso y las dosis deben ser recomendadas por un médico.

Este artículo detalla tanto los beneficios como los riesgos de los fitoestrógenos, las distintas formas de incluirlos en tu alimentación y así determinar si son saludables o dañinos.

¿Qué son los fitoestrógenos?

Los fitoestrógenos son un grupo de compuestos naturales que se encuentran en muchas plantas. El nombre proviene de una combinación de la palabra griega planta, que es phyto, y la estructura del compuesto que es similar a la hormona sexual estrógeno.

Nota: El estrógeno es una hormona esencial para el desarrollo femenino y la fertilidad. Los hombres también tienen estrógeno, pero en niveles mucho más bajos.

Debido a que los fitoestrógenos son estructuralmente similares a los estrógenos, pueden interactuar con los receptores en el cuerpo. Es más, algunos fitoestrógenos imitan los efectos del estrógeno, aunque otros pueden bloquear los efectos de la hormona, es decir la actividad estrogénica.

Importante: Estos efectos permiten que el fitoestrógeno ofrezca una variedad de beneficios para la salud, especialmente para las mujeres posmenopáusicas. Tales efectos se pueden incluir reducción del envejecimiento de la piel, huesos más fuertes y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, existen cuatro principales familias de fitoestrógenos con efectos beneficiosos para las mujeres, sobre todo las que se encuentran en tratamiento postmenopausia:

  • Isoflavonas: Es el tipo de fitoestrógeno más estudiado, la cantidad necesaria diaria es de 40 a 80 mg de isoflavonas diarias. Los alimentos que contienen isoflavonas incluyen soja y otras legumbres. También derivan otros compuestos como la genisteína.
  • Lignanos: Una diversa clase de fitoestrógenos. Los alimentos que contienen lignanos incluyen linaza, trigo integral, verduras, fresas y arándanos.
  • Cumestano: Aunque hay una variedad de cumestano, sólo unos pocos imitan los efectos del estrógeno. Los alimentos que contienen cumestano incluyen brotes de alfalfa, brotes de trébol y brotes de soja.
  • Estilbenos: El resveratrol es la principal fuente dietética de estilbenos. Los alimentos que contienen resveratrol incluyen frutos secos y vino tinto.

Además, los fitoestrógenos pertenecen a un grupo más grande de compuestos vegetales llamados polifenoles. Los polifenoles tienen efectos antioxidantes y neutralizan los radicales libres dañinos.

¿Cómo afectan los fitoestrógenos al cuerpo?

El estrógeno actúa uniéndose a los receptores de las células. Cuando esto sucede, el estrógeno y el receptor celular viajan al núcleo de la célula, o centro de mando, para cambiar la expresión de varios genes.

Aunque, los receptores celulares para el estrógeno no son muy selectivos. En algunos casos, las sustancias con una estructura similar pueden unirse a ellas y activarlas.

Por lo tanto, dado que los fitoestrógenos tienen una estructura química similar al estrógeno, también pueden activar sus receptores.

Debes saber: Los fitoestrógenos se conocen como disruptores endocrinos o interruptores endocrinos. Estos son productos químicos que interfieren con la función normal de las hormonas en el cuerpo.

Pero, los fitoestrógenos sólo pueden unirse débilmente a los receptores de estrógenos, produciendo una respuesta mucho más débil que la actividad estrogénica normal.

¿Cuáles son los beneficios de los fitoestrógenos para la salud?

Las dietas ricas en fitoestrógenos se han relacionado con algunos impresionantes beneficios para la salud, entre ellos su efecto protector contra el cáncer de mama, la disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular y osteoporosis que pueden ser derivados y verse afectados por los niveles estrogénicos que varían por la menopausia y principalmente por los distintos cambios hormonales en el organismo de la mujer.

Por lo tanto, a continuación conocerás algunos efectos beneficiosos de los fitoestrógenos que pueden mejorar la salud de las personas.

1. Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

La enfermedad cardíaca es la causa principal de muerte en todo el mundo. Las personas con niveles sanguíneos más altos de colesterol, triglicéridos, LBD (lipoproteína de baja densidad) o colesterol “malo” o presión arterial alta tienen un mayor riesgo de padecer enfermedad cardíaca que otros.

El consumo de alimentos ricos en fitoestrógenos puede reducir estos factores de riesgo para enfermedades del corazón.

Para destacar: Un metaanálisis publicado por The American Journal of Clinical Nutrition (1), donde se tomaron en cuenta 23 estudios sobre el efecto del consumo de la proteína de soja con contenido de isoflavones, revela que hubo un descenso significativo en los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Además, en los estudios las personas con los niveles más altos de colesterol (mayor de 335 mg / dl) habían reducido sus niveles de colesterol en un 19,6% gracias al consumo de soja.

Nota: Curiosamente, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprueba las declaraciones de los efectos saludables con respecto a la proteína de soja y la prevención de enfermedades del corazón.

2. Promueven la salud de los huesos

Construir huesos sanos es muy importante, especialmente en medida en que las personas envejecen.

Una dieta rica en fitoestrógenos puede prevenir la osteoporosis, una condición que está asociada con la debilidad y porosidad de los huesos que se puede ver afectada por los desniveles de estrógenos, el descontrol hormonal y la incidencia de los diferentes cambios asociados a la menopausia en el organismo de la mujer en cuestión.

Para destacar: Un estudio publicado por la Revista Clínica de Medicina de Familia (2), los fitoestrógenos como los isoflavones y la genisteína, benefician la salud ósea en las mujeres postmenopáusicas.

Además, la investigación ha demostrado que los fitoestrógenos pueden disminuir la formación de osteoclastos, un tipo de célula que descompone los huesos. Además, pueden aumentar la formación de osteoblastos, un tipo de célula que ayuda a construir huesos.

Así mismo, el vínculo entre los fitoestrógenos y la salud ósea parece prometedor. Sin embargo, estudios futuros en esta área ayudarían a aclarar esta conexión.

Nota: Las dosis de isoflavonas y las proteínas elaborados con soja, entre otros compuestos similares deben estar indicadas por un especialista, puesto que el organismo de cada mujer es distinto.

3. Disminuyen los efectos de la menopausia

La menopausia es la etapa en la vida de una mujer cuando deja de menstruar. Se traduce en una disminución de los niveles estrogénicos, que puede conducir a las arrugas de la piel, adelgazamiento, sequedad.

Además, generar el síndrome climatérico, afectar la salud cardiovascular, disminuir el contenido de hormonas y desequilibrar el proceso hormonal normal, entre otras diferentes patologías con incidencia principalmente en los cambios de humor y temperatura de las mujeres.

Nota: Estudios publicados por la Revista Cubana de Endocrinología (3), asegura que la aplicación de fitoestrógenos como tratamiento durante y después de la menopausia, tiene un efecto que reduce el síndrome climatérico en las mujeres que se encuentran atravesando por esta etapa.

Además, beneficia la salud cardiovascular y tiene incidencia en un menor porcentaje de desarrollar cáncer de mama.

Por su parte, el síndrome climatérico, se evidencia principalmente cuando la mujer presenta sudoración excesiva sin motivo ambiental o externo alguno. Además, las mujeres suelen experimentar trastornos de sueño de forma progresiva, cambios físicos, como aumento excesivo de peso, entre otros.

4. Poseen un efecto antiinflamatorio

La inflamación es un proceso que ayuda al cuerpo a combatir las infecciones y curar las heridas. En algunas situaciones, la inflamación puede persistir durante mucho tiempo en bajos niveles. Esto se llama inflamación crónica, y está vinculado a muchas enfermedades dañinas.

Afortunadamente, los fitoestrógenos como las isoflavonas de soja pueden tener efectos y una gran acción antiinflamatoria en el cuerpo, disminuyendo así varios marcadores de inflamación, incluyendo la IL-6, la IL-1Œ≤, el óxido nítrico y la prostaglandina E2.

Nota: El consumo de una dieta rica en isoflavonas puede reducir los marcadores de inflamación como la IL-8 y la proteína C-reactiva.

5. Disminuyen el riesgo de cáncer

El cáncer es una enfermedad caracterizada por el crecimiento celular incontrolable en el organismo de los humanos.

Las dietas ricas en fitoestrógenos se han relacionado con un menor riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de próstata, colon, intestinal, endometrio y ovario.

Importante: Un estudio publicado por la Revista Médica del Uruguay (4), afirma que «La ingestión frecuente de alimentos ricos en fitoestrógenos podría contribuir en forma importante a una disminución en la incidencia de cáncer de mama».

Igualmente, la investigación detalla, que obtuvieron mejores resultados al estudiar la acción de los fitoestrógenos de forma individual, los más beneficiosos contra un menor índice de padecer cáncer de mama resultaron ser: la enterolactona, enterodiol, lignarios totales e isoflavonas.

Nota: Aseguran que el consumo de una dieta rica en soja e isoflavonas, puede tener un efecto positivo durante el tratamiento contra el cáncer de mama, además de que está demostrado que estos compuestos benefician la nutrición de la mujer durante la vejez.

¿Qué alimentos contienen fitoestrógenos naturales?

Los fitoestrógenos y aún más las isoflavonas, se encuentran en una variedad de frutas, cereales, verduras y otros alimentos.

A continuación, se listan algunos alimentos que contienen fitoestrógenos:

  • Frutas: Manzanas, zanahorias, granadas, fresas, arándanos, uvas.
  • Hortalizas: Ñame, lentejas, brotes de alfalfa, brotes de frijol mungo (raíces chinas).
  • Soja y productos de soja: Soja, tofu, tempeh, sopa de miso y pasta.
  • Frutos secos y semillas: Semillas de lino, semillas de girasol, semillas de sésamo, almendras, nueces.
  • Hierbas: Trébol rojo, raíz de regaliz, lúpulo.
  • Bebidas: Café, bourbon, cerveza, vino tinto.
  • Granos y cereales: Avena, cebada, germen de trigo.
  • Aceites: Aceite de oliva, aceite de jazmín.

Nota: Curiosamente, el número de fitoestrógenos e isoflavonas en los alimentos vegetales puede depender de varios factores, incluyendo el lugar donde fueron cultivadas las plantas, cuándo fueron cosechadas y las condiciones climáticas.

Es importante destacar que para una buena salud es importante una alimentación adecuada. El uso y las dosis altas de un componente, puede alterar significativamente la salud del cuerpo, por lo tanto, la alimentación debe ser balanceada y el uso de estos compuestos recetados por especialistas.

Riesgos para la salud de los fitoestrógenos

La mayoría de los estudios sugieren que los fitoestrógenos pueden beneficiar la salud y un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Sin embargo, hay cierta preocupación de que una alta ingesta de derivados de fitoestrógenos, puede tener un efecto que altera el equilibrio hormonal en el cuerpo de las mujeres.

Nota: Algunos de los riesgos asociados con un alto consumo de fitoestrógenos, se asocian a la reducción de la fertilidad en los hombres por su efecto sobre la función sobre la próstata. Dada la capacidad de algunos fitoestrógenos de imitar los efectos del estrógeno, algunos cuestionan si son dañinos para los hombres.

Mientras que los hombres tienen niveles bajos de estrógeno, los niveles significativamente elevados de esta hormona no son normales. El aumento de los niveles de estrógeno en relación con la testosterona puede reducir la fertilidad masculina.

Importante: No hay evidencia sólida que demuestre que un alto consumo de fitoestrógenos entre los hombres puede reducir su fertilidad.

Por otra parte, puede afectar la función tiroidea para algunas personas. La glándula tiroides ayuda a regular el metabolismo, crecimiento y desarrollo.

Desafortunadamente, el consumo de algunos fitoestrógenos como isoflavonas pueden comportarse como los goitrógenos, que son compuestos que pueden interferir con la función de la glándula tiroides.

Sin embargo, la mayoría de los estudios sobre adultos sanos no se han encontrado una fuerte conexión entre los fitoestrógenos y la función tiroidea. Aunque, los alimentos de soja podrían afectar la función tiroidea en personas con hipotiroidismo o una deficiencia de yodo.

Debes saber: El consumo de fitoestrógenos probablemente no afectará su función tiroidea a menos que tenga problemas preexistentes de tiroides o una deficiencia de yodo.

Written By

Nutrición, Medicina Natural y bienestar integral. Licenciada en Comunicación Social, enfocada en la importancia de la alimentación para una vida saludable física y mentalmente. Con amplios conocimientos en las propiedades y beneficios de los alimentos, plantas y hierbas naturales. Su pasión por la nutrición y medicina natural, combinada con sus destrezas en la escritura, la han llevado a especializarse en la investigación, análisis y redacción de artículos para diversos sitios web de salud, en los cuales se evidencia la investigación profunda corroborada con estudios médicos y científicos que garantizan la credibilidad de la información.