Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud

¿Qué es el jarabe de maíz de alta fructosa?

jarabe maiz alta fructosa

Durante décadas, el jarabe de maíz de alta fructosa ha sido utilizado como endulzante en alimentos procesados. Pero muchos afirman que es incluso más dañino que el azúcar y sus derivados.

Lo anterior se debe, al gran contenido de glucosa que posee este endulzante y que puede ser peligroso para la salud cuando se ingiere en grandes proporciones, causando así desequilibrios alimenticios y riesgo de padecer de obesidad.

En tal sentido, en este articulo analizaremos qué es el jarabe de maíz de alta fructosa, su composición, efectos y por qué se suele decir que el maíz de alta fructosa y el azúcar están relacionados, además de los posibles problemas de salud e inconvenientes para el cuerpo que puede acarrear la ingesta en exceso de este jarabe.

¿Qué es el jarabe de maíz de alta fructosa?

El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es un endulzante derivado del jarabe de maíz, el cual se obtiene y procesa desde ese cereal. La industria alimenticia lo utiliza para endulzar alimentos procesados como el pan, las galletas mermeladas y refrescos.

Nota: Al igual que el azúcar común, está compuesto por fructosa y glucosa. Se popularizó a fines de los años 70′ cuando en Estados Unidos el precio del azúcar regular se elevó mientras el del maíz era bajo a causa de los subsidios gubernamentales.

Sin embargo, el uso del JMAF comenzó a declinar levemente mientras se popularizaba el edulcorante y los endulzantes artificiales.

¿Cómo se fabrica el jarabe de maíz de alta fructosa?

jarabe maiz

Su materia prima es el maíz, el cual usualmente es modificado genéticamente. El cereal primero se muele para producir almidón, el cual se procesa para finalmente obtener jarabe de maíz. Este jarabe consiste casi totalmente en glucosa. Para hacerlo más dulce y parecido en sabor al azúcar común, parte de esa glucosa es convertida en fructosa utilizando enzimas.

Debes saber: Varios tipos diferentes de jarabe de maíz de alta fructosa están disponibles con proporciones variables de fructosa. Por ejemplo, la forma más concentrada contiene un 90% de fructosa y se denomina JMAF-90.

El tipo más utilizado por la industria alimentaria es el JMAF-55 (55 % de fructosa, 42 % de glucosa). Esta variedad es muy similar a la sacarosa (azúcar común), la cual está integrada por un 50 % de fructosa y un 50 % de glucosa.

Efectos en la salud del jarabe de maíz de alta fructosa

El consumo de alimentos altos en glucosa, suelen generar efectos negativos para la salud, esto se debe a que a diferencia del edulcorante, el JMAF usualmente posee una mayor cantidad de calorías y azúcares que en exceso generan trastornos asociados al peso, enfermedades hepáticas entre otros efectos que detallaremos a continuación:

1. Aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

La diabetes es una enfermedad usual dentro de la sociedad, esta suele generarse por la alta ingesta de azúcares, mala alimentación, entre otras causas.

Debes saber: Según estudios realizados por investigadores de la Universidad de Costa Rica (1), revelan que el consumo excesivo de JMAF puede desencadenar afecciones como: resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2.

Por lo tanto, a muchas personas se les recomienda la sustitución de este jarabe al momento de endulzar las comidas y utilizar algún edulcorante natural preferiblemente, esto disminuirá el contenido de glucosa en la sangre y favorecerá la salud del páncreas.

2. Genera enfermedades cardíacas

Los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre se ven afectados directamente por el consumo desmedido del JMAF, sobre todo cuando la persona suele ingerir algún alimento que contiene este endulzante.

Por consiguiente, el individuo posee un mayor riesgo de padecer de hipertensión arterial, igualmente el corazón se expone a diversas complicaciones, incluyendo la gran cantidad de grasa que se puede acumular en dicho órgano gracias al aumento de adiposidad generado por el JMAF.

3. Afecta el hígado

Esto se debe a que el hígado es el órgano responsable de metabolizar la fructosa y los azúcares en general, por lo tanto, al haber un mayor aumento en la ingesta de este alimento, el órgano debe realizar con mayor esfuerzo sus funciones.

Debes saber: Un estudio publicado por la revista Nutrición Hospitalaria (2), señala que es mayor el riesgo de padecer enfermedades hepáticas y de hígado graso no alcohólico por el hecho del consumo habitual de JMAF.

4. Acelera el aumento de peso

La obesidad, es una enfermedad que se puede evitar si la persona se alimenta de forma correcta, cuando ello no sucede el individuo somete su cuerpo y distintos sistemas que lo conforman, a situaciones extremas para poder realizar sus debidas funciones.

Debes saber: En algunos países no es obligatorio para la industria que comercializa alimentos, señalar en las etiquetas el porcentaje total de fructosa que le añaden a los alimentos, por lo tanto, en ciertos casos no es de dominio público dichos datos.

En este sentido, alimentos como el pan, los dulces, la mayoría de las bebidas, barras de cereal, entre otros aperitivos, suelen poseer un alto contenido JMAF, un bajo índice de proteínas, gran cantidad de calorías y demás aditivos que favorecen el aumento de grasa corporal.

¿Es el jarabe de maíz de alta fructosa peor que el azúcar?

El hígado es el único órgano que puede metabolizar la fructosa en cantidades significativas. Cuando se sobrecarga, convierte la fructosa en grasa.

Nota: Según estudios publicados por la Revista Cubana de Alimentación y Nutrición (3), los investigadores señalan que parte de esa grasa puede alojarse en el hígado, contribuyendo al desarrollo de hígado graso.

El JMAF y el azúcar tienen una mezcla similar de fructosa y glucosa (con un radio de aproximadamente 50:50), así que los efectos sobre la salud deberían ser los mismos. Y esto se ha confirmado varias veces.

En este sentido, investigadores de la revista American Journal of Physiology (4), detallan que los estudios han descubierto que no hay real variación cuando se comparan dosis iguales de jarabe de maíz de alta fructosa y azúcar.

Del mismo modo, no hay tampoco discrepancia en la saciedad o en la respuesta de la insulina cuando se consumen dosis similares, tampoco en los niveles de leptina o en los efectos sobre el peso corporal. De acuerdo con la ciencia, el azúcar y el jarabe de maíz de alta fructosa son básicamente lo mismo.

Importante: Debes tener en cuenta que la ley de que la fructosa es mala no se aplica a las frutas. Contienen fibra, nutrientes, antioxidantes, y es muy difícil sobrepasarse en el consumo de fructosa si sólo se la incorpora mediante frutas y otros alimentos.

Diferencias entre el azúcar y el jarabe de maíz de alta fructosa 

refresco colaHay sólo pequeñas diferencias entre el tipo más común de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF-55) y el azúcar regular. Para empezar, el JMAF es líquido y contiene un 24 % de agua, mientras que el azúcar es seca y granulada.

Nota: En términos de estructura química, la fructosa y la glucosa en el JMAF no están ligadas como en la sacarosa (azúcar). Además, “flotan” de manera separada.

Estas diferencias no afectan el valor nutricional o las propiedades de ninguna manera. En el aparato digestivo, el azúcar se divide en fructosa y glucosa, por lo cual el jarabe de maíz y el azúcar terminan teniendo la misma apariencia.

Por su parte, gramo a gramo, el JMAF-55 tiene un nivel levemente superior de fructosa que el azúcar común. La diferencia es muy pequeña y no muy relevante desde una perspectiva de salud.

Para destacar: Si comparamos el azúcar con el JMAF-90 (con un 90 % de fructosa), el azúcar es la mejor opción, ya que el consumo excesivo de fructosa puede ser muy nocivo para la salud y un gran detonante de distintas patologías.

Sin embargo, el JMAF-90 es raramente utilizado y, cuando se lo usa, es en cantidades muy pequeñas debido a su extrema dulzura.

Written By

Nutrición, Medicina Natural y bienestar integral.Licenciada en Comunicación Social, enfocada en la importancia de la alimentación para una vida saludable física y mentalmente. Con amplios conocimientos en las propiedades y beneficios de los alimentos, plantas y hierbas naturales. Su pasión por la nutrición y medicina natural, combinada con sus destrezas en la escritura, la han llevado a especializarse en la investigación, análisis y redacción de artículos para diversos sitios web de salud, en los cuales se evidencia la investigación profunda corroborada con estudios médicos y científicos que garantizan la credibilidad de la información.

14 Comments

14 Comments

  1. sebastian

    noviembre 24, 2015 at 6:50 pm

    Las barritas comerciales mal llamadas “proteicas”, son una fuente altísima de azúcar o jarabe. O sea, son un engaño al consumidor.

    • Miriam

      noviembre 25, 2015 at 2:36 pm

      Sí, la gran mayoría Sebastián.
      Si en su lista de ingredientes llevan jarabe de maíz de alta fructosa o cualquier otra palabra acabada en “-osa” (alias del azúcar) significa que no son nada saludables.

  2. Guillermo Malavassi

    enero 10, 2016 at 4:00 am

    Artículo muy importante para saber alimentarse de manera adecuada, sobre todo cuando se tienen 84 años.
    Quedo muy agradecido por la información con tan amplia y clara explicación.
    Dios la bendiga.
    Guillermo Malavassi Vargas. Costa Rica.

  3. Patricia

    abril 23, 2016 at 3:35 pm

    Interesante y muy informativa esta nota, que llegue a ella porque me compre una mermelada que aclaraba con una etiqueta ELABORADO CON JARABE DE MAIZ DE ALTA FRUCTOSA Y PULPA DE FRUTAS SELECCIONADAS. SIN CONSERVANTES, AROMATIZANTES O COLORANTES. Yo queriendo saber que tan saludable era y creo ser peor que otras opciones

    • Miriam

      abril 29, 2016 at 4:12 pm

      Sí, Patricia. El jarabe de maíz de alta fructos es uno de los edulcorantes más nocivos.

  4. Pablo Montes

    agosto 4, 2016 at 12:33 am

    Hola que tal mi nombre es Pablo y me gustaría recibir información sobre proveedores de jarabe de glucosa y maltodextrina.
    Pude ver información sobre el tema en el sitio del proveedor Glucovil
    http://www.glucovil.com.ar/esp/jarabe-de-glucosa.php
    http://www.glucovil.com.ar/esp/maltodextrina.php
    Ofrece buen precio en jarabe de glucosa y maltodextrina al por mayor pero megustaría recibir información sobre otros proveedores sobre todo de jarabe de glucosa para Argentina y de ser posible con un listado de precios de derivados de glucosa y maltodextrina.
    Desde ya muchas gracias

  5. Johnny Cargo

    agosto 10, 2016 at 3:23 am

    Hmmm este artículo me dejó una sensación de que están en defensa del JMAF.

    Primero: No soy médico ni nutricionista, soy apenas un consumidor que me gusta estar informado, y una vez leí un artículo sobre este tema que decía que justamente la peligrosidad del JMAF era que las moléculas de glucosa y frucuosa están separadas, y de esta manera esa fructosa se va al hígado directamente a convertirse en grasa. Esto se respaldaba con un reciente estudio que hicieron con ratas en la universidad de Princeton donde un grupo era alimentado con azúcar y el otro con JMAF y el 2do grupo aumentó la grasa corporal un 300% más que el 1ro. Pero no sólo eso sino que tenían el hígado a la miseria en comparación con las ratas que fueron alimentadas con azúcar.

    Segundo: mi experiencia: al quedar realmente preocupado con esto decidí probar con eliminar de mi dieta toda forma de JMAF y los resultados fueron sorprendentes: la medida no fue eliminar cosas dulces ni el azúcar sino solamente lo que contenga JMAF; ahí me encontré con que casi todo lo procesado tenía JMAF. Yo tomo chocolatada en el desayuno por ej y la que viene en cajita trae JMAF, no dejé de tomar chocolatada, sino simplemente reemplace la de cajita por el cacao en polvo que viene endulzado únicamente con azúcar. Lo mismo hice con todo lo demás, reemplace las galletas dulces con JMAF por las endulzadas con solo azúcar y así sucesivamente y el resultado fue una sorprendente pérdida de grasa corporal en un plazo relativamente corto. Volví a tener la figura que tenía a los 20.

    Repito, no soy especialista en el tema, solo un consumidor que le gusta estar informado. Eso fue lo que leí, eso fue lo que experimenté. Si a alguien le sirve, enhorabuena.

    Saludos!

    • Claudia

      diciembre 13, 2017 at 4:15 pm

      Excelente tu aporte Johnny Cargo!!

      • erick m

        mayo 13, 2019 at 11:02 pm

        Totalmente de acuerdo contigo. Simplemente basta ver que antes de que se incrementara el uso del JMAF y solo se usaba azúcar común, no existían los índices de obesidad que hay en el mundo. Consumir productor elaborados con JMAF es potencialmente más dañino para la salud que consumir productos elaborados con azúcar común y en efecto la gran diferencia es que en azúcar común la glucosa y la fructosa están ligadas de forma natural y el JMAF está modificado partiendo de la base de los almidones de maíz y consecuentemente la glucosa y la fructosa están flotando en agua por separado lo que provoca que se metabolize de forma diferente causando higado graso y mayor propensión a la diabetes.

        Como consumidores tenemos derecho a saber que estamos comiendo y sobre todo tenemos derecho a elegir que comemos. No debería permitirse que en las etiquetas de los productos y bebidas se maneje el contenido de AZUCARES sin distinguir qué es lo que está endulzando el producto.

        saludos

  6. olavi rudolf harlo schklowsky

    agosto 26, 2016 at 10:30 pm

    Si , johny cargo. A mi me sucede lo mismo, Algo no me convence en este √†riculo. Por mi profesión tengo nociones de quimica. Está claro que el proceso quimico no es el mismo cuando un producto ya entra en nuestro sistema de una manera trabajada. Yo tambien leí este árticulo el cual es mencionado. Tiene su lógica. Leí el articulo en inglés y es reflejado el porqué sucedió lo que se sospechaba. Este veneno no es procesado como el azucar común ó la fruta. Mucho batido de fruta tambien se desaconseja porla misma cuestión (labor de aminoacidos y etc. ).He leído algunos árticulos en alemán bastante interesantes. Tenemos que reaccionar e instruir a la masa de lo que come. la mayoría no tiene ni la mas remota idea. Algunos analfabetos alfabetizados de mi cercanía, que creen saberlo todo ya sufren los primeros estragos. Hace 2 años que me instruyo en nutrición y sus derivados. De momento vivo en Finladia, país tambien maravilloso. Solo con 5,3 millones de habitantes. En las islas canarias se consigue comida natural, ya que el clima es ideal, de allí procedo. Es un verdadero paraiso. Aquí en finlandia como el resto de escandinavia mucha comida procesada y toda clase de fruta y los precios acorde al nivel de vida. Me alegró leer tu articulo. Gracias. O.R Harlo S.

  7. ADolfo

    octubre 8, 2016 at 7:09 am

    Por supuesto que el jarabe de maíz de alta fructosa es mucho más dañino que el azúcar ya de por si,
    Primeramente porque es aún más refinado que el azúcar y por tal, sus enlaces son más débiles que los de la sacarosa.
    Esto provoca, que la glucemia en plasma aumente aún más rápido y el glucógeno en hígado y músculo se sobrecargue.
    Esto es igual a daño hepático, obesidad, diabetes y síndrome metabólico.

  8. luis

    diciembre 9, 2016 at 7:39 pm

    el JMAF es un monosacarido. el azúcar común es un disacarido.
    ahí teneis la diferencia química. en el jarabe de fructosa las moléculas están separadas, en el azúcar estan unidas.
    este hecho indica la nocividad del JMAF.
    el jarabe de maiz de alta glucosa-fructosa produce OBESIDAD, diabetes, DA√ëO EN HIGADO, riñones y CORAZÓN.

    es tu derecho tomarlo si lo quieres, es tu obligación moral conocerlo y decidir en consecuencia.

  9. Eulalia

    julio 17, 2017 at 8:53 am

    Abrí esta página porque estoy investigando sobre el daño de los aditivos en los alimentos y me salió un cartelito infranqueable que no sabía cómo sacar… o sea ¿o leo tu librito o soy una gorda? ¿eso se te ocurrió escribir en los botones, “quiero seguir gordo”? ¿no hubiera sido más amable un “no, gracias” o una simple “x” para quitarlo y seguir leyendo?.
    Sos una irrespetuosa, y si querés saber, hice tu test para ver con qué me salías y me decís que debo comer ¡lo que ya como siempre! Y obviamente… el consejo final (de nuevo) de que lea tu librito. Faltó que pusieras dos botoncitos más que dijeran: “sí, quiero leerlo” o “no, prefiero seguir siendo un bruto ignorante por no haberlo leído”. Es increíble que seas nutricionista y tengas tan poco don de gentes.
    No todos los que entramos acá somos gordos querida, y si lo fuera, no es manera de tratar a la gente. ¿Te gustaría que yo te juzgara sin conocerte?
    Por mi parte, la próxima vez que entre sin querer a este sitio y me encuentre de nuevo con tu “delicada y sutil” bienvenida a los gordos, me voy a buscar información a otra parte, que igual no pierdo mucho.
    Hay gente que intoxica más que los aditivos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *