Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad

¿Qué es el TDAH?

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un trastorno de salud mental que puede causar conductas hiperactivas e impulsivas en una medida superior a lo normal. Las personas con TDAH también pueden tener problemas para concentrarse en una sola tarea o permanecer sentados por largos períodos de tiempo.

Tanto los adultos como los niños pueden tener TDAH. Es posible saber mediante un diagnóstico reconocido por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés, American Psychiatric Association).

A continuación se resaltan los tipos de TDAH y sus los síntomas en niños y adultos.

 

 

Síntomas del TDAH

Una amplia gama de comportamientos se asocian con el TDAH. Algunos de los más comunes incluyen:

  • Tener problemas para centrarse o concentrarse en tareas específicas.
  • Olvidarse de completar las tareas.
  • Ser distraído fácilmente.
  • Tener dificultad para sentarse o estar tranquilo.
  • Interrumpir a las personas mientras hablan.

Si un adulto o niño padece de TDAH, puede tener algunos o todos estos síntomas. Los síntomas dependen del tipo de TDAH que padece la persona.

 

 

Tipos de TDAH

Para que los diagnósticos de TDAH sean más certeros, el APA ha agrupado la condición en tres categorías o tipos. Estos tipos son: predominantemente desatentos, predominantemente hiperactivo-impulsivo, y una combinación de ambos.

 

Tipo de TDAH Predominantemente Desatento

Como su nombre lo indica, las personas con este tipo de TDAH tienen extrema dificultad para concentrarse, terminar las tareas y seguir instrucciones.

Los expertos también piensan que muchos niños con el TDAH predominantemente desatento, quizás no reciban un diagnóstico adecuado, porque tienden a ser muy tranquilos. Este tipo de TDAH es más común entre las niñas.

 

Tipo de TDAH Hiperactivo-Impulsivo

Las personas con este tipo de TDAH muestran principalmente un comportamiento hiperactivo e impulsivo. Esto puede incluir inquietud, interrumpir a las personas mientras están hablando, y no ser capaz de esperar su turno.

A pesar que la falta de atención no es una preocupación principal en este tipo de TDAH, las personas con TDAH hiperactivo-impulsivo les puede resultar difícil enfocarse en las tareas.

 

TDAH tipo Combinado (Hiperactivo-Impulsivo y Desatento)

Este tipo de TDAH es más común. Las personas con TDAH Combinado presentan síntomas de desatentos e hiperactivos a la vez. Estos incluyen una incapacidad para prestar atención, una tendencia hacia la impulsividad, y una capacidad de actividad y energía por encima de los niveles normales.

El tipo de TDAH que presenta el adulto o niño determinará el tratamiento. Además el tipo de TDAH que tiene la persona puede cambiar con el tiempo, por lo que el tratamiento puede cambiar también.

 

 

ADD contra TDAH

Es posible que hayas escuchado los términos «ADD» y «TDAH», y quizás surja la pregunta ¿Cuál es la diferencia entre ellos?

El trastorno de déficit de atención (ADD por sus siglas en inglés, Attention Deficit Disorder), es un término anticuado. Anteriormente se usaba para describir a las personas que tienen problemas para prestar atención, pero no son hiperactivas. El tipo de TDAH llamado TDAH predominantemente desatento se utiliza ahora en lugar de ADD.

TDAH es el nombre actual de la condición en general. El término TDAH se hizo oficial en mayo de 2013, cuando la APA publicó el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición. Este manual explica los diagnósticos realizados por los médicos para las condiciones de salud mental.

 

 

TDAH en los adultos

Más del 60 por ciento de los niños con TDAH presentan síntomas igual a los adultos. Pero en muchas personas, los síntomas del TDAH disminuyen o se vuelven menos frecuentes a medida que envejecen.

Dicho esto, el tratamiento es importante. Si el TDAH no es tratado desde la niñez, puede tener un impacto negativo en muchos aspectos de la vida cuando ya el niño es adulto. Los síntomas tales como: dificultad para administrar el tiempo, el olvido y la impaciencia, pueden causar problemas en el trabajo, en el hogar y en todo tipo de relaciones.

 

 

TDAH en los niños

Uno de cada 10 niños entre las edades de 5 a 17 años, es diagnosticado de padecer TDAH, por lo que este uno de los trastornos mentales más comunes en los infantes de los Estados Unidos. El TDAH en los niños, generalmente se asocia con problemas en la escuela. Los niños con TDAH a menudo tienen problemas para adaptarse en un ambiente escolar normal.

Los niños tienen el doble de probabilidades más que las niñas de padecer TDAH. Esto quizás se deba a que los varones tienden a presentar síntomas característicos de hiperactividad, aunque en algunas niñas con TDAH también pueden tener estos síntomas clásicos de la hiperactividad, a pesar de que en muchos casos esto no ocurre.

Las niñas con TDAH pueden:

  • Soñar despiertas con frecuencia
  • Tener ansiedad
  • Tener depresión
  • Ser hiper-habladoras en lugar de hiperactivas
  • Ser excesivas

Muchos síntomas del TDAH por lo general son comportamientos típicos de la infancia, por lo que es difícil saber si dichos comportamientos están relacionados con el TDAH o si simplemente son actitudes malcriadas en los niños. No está de más llevarlo a un pediatra de confianza para evitar la duda.

 

 

¿Qué causa el TDAH?

A pesar de lo común que es el TDAH, los médicos y los investigadores aún no están seguros de lo que causa dicha condición. Se cree que tiene orígenes neurológicos. También la genética puede estar involucrada.

La investigación sugiere que una reducción de la dopamina es un factor en el TDAH. La dopamina es un químico en el cerebro que ayuda a transmitir las señales de un nervio a otro. Juega un papel fundamental en el desencadenamiento de respuestas emocionales y movimientos.

Otras investigaciones sugieren una diferencia estructural en el cerebro. Los hallazgos indican que las personas con TDAH tienen menos volumen de materia gris. La materia gris abarca las áreas del cerebro que ayudan con:

  • El habla.
  • Autocontrol.
  • La toma de decisiones.
  • El control muscular.

Los investigadores todavía están estudiando las posibles causas del TDAH, como fumar durante el embarazo u otras afecciones.

 

 

Prueba y diagnóstico del TDAH

No existe la posibilidad de que una sola prueba pueda decir si la persona tiene o no TDAH. Un estudio reciente dio a conocer la efectividad de una nueva prueba para diagnosticar el TDAH en adultos, pero muchos médicos creen que no se puede diagnosticar el TDAH en base a una sola prueba.

Para realizar un diagnóstico, el médico debe evaluar cualquier síntoma que el adulto o niño haya tenido en los últimos seis meses. Es probable que el médico recopile información de los maestros o miembros de la familia, y use listas de verificación o escalas de calificación para revisar los síntomas. También debe hacer un examen físico para verificar otros problemas de salud.

Si se sospecha de padecer TDAH, es recomendable consultar a un médico acerca de cómo obtener un diagnóstico. En el caso de los niños, también se puede hablar con un consejero en la escuela. Las escuelas regularmente evalúan a los niños y estudian si hay algún problema que pueda estar afectando su desempeño educativo.

Para la evaluación, es necesario proporcionar al médico o consejero notas y observaciones sobre el comportamiento personal. Si se sospecha de tener TDAH, lo mejor es referirse a un especialista en TDAH. Dependiendo del diagnóstico, también puede optar por una cita con el psiquiatra o un neurólogo.

 

 

Tratamiento de TDAH

El tratamiento para el TDAH normalmente incluye terapias conductuales, medicamentos, o ambos.

Entre los tipos de terapia se incluye la psicoterapia, o terapia de charla. Con la terapia de charla, la persona y el consejero conversan de cómo el TDAH afecta a la forma de vivir, y detalla las maneras de ayudar a manejar el trastorno. Otro tipo de terapia, es la terapia conductual. Esta terapia puede ayudar a los niños o adultos con TDAH a aprender a controlar y manejar su conducta.

La medicación también puede ser muy útil para un niño o un adulto con TDAH. Los medicamentos para el TDAH están diseñados para influir en las sustancias químicas del cerebro, de tal manera que le permita a la persona controlar mejor sus impulsos y acciones.

 

 

Medicamentos para el TDAH

Los dos tipos principales de medicamentos utilizados para tratar el TDAH son estimulantes y no estimulantes.

Los medicamentos estimulantes influyen en el sistema nervioso central, son los medicamentos más comúnmente prescritos para el TDAH. Estos fármacos funcionan aumentando las cantidades de las sustancias cerebrales, particularmente la dopamina y norepinefrina. Algunos ejemplos de estos fármacos incluyen metilfenidato (Ritalin) y estimulantes basados en anfetamina (Adderall).

En dado caso, si los medicamentos estimulantes no funcionan bien, o si causan efectos secundarios molestos, el médico puede sugerir un medicamento no estimulante. Ciertos medicamentos no estimulantes funcionan aumentando los niveles de norepinefrina en el cerebro. Algunos de estos medicamentos pueden ser: atomoxetina (Strattera) y antidepresivos como nortriptilina (Pamelor).

Es importante tener en cuenta que los medicamentos para el TDAH pueden tener tanto beneficios, como efectos secundarios.

 

 

Remedios naturales para el TDAH

Además de — o en lugar de — la medicación, se han sugerido varios remedios caseros para ayudar a mejorar los síntomas del TDAH.

Para empezar, es recomendable seguir un estilo de vida saludable para aprender a manejar los síntomas del TDAH. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan lo siguiente:

Los estudios también han demostrado que el yoga, el tai chi, y pasar tiempo al aire libre pueden ayudar a calmar las mentes hiperactivas y pueden aliviar los síntomas del TDAH. La meditación es otra buena opción. La investigación en adultos y adolescentes ha demostrado que la meditación tiene efectos positivos sobre la atención y los procesos de pensamiento, así como también en la ansiedad y depresión.

Evitar ciertos alérgenos y aditivos alimentarios también son posibles maneras de ayudar a reducir los síntomas del TDAH.

 

 

¿El TDAH es una discapacidad?

Aunque el TDAH es un trastorno mental, no se considera como una discapacidad de aprendizaje. Sin embargo, los síntomas del TDAH pueden hacer que sea más difícil aprender para la persona. Además, las personas con TDAH a menudo tienen problemas de aprendizaje.

Para ayudar a aliviar cualquier impacto en el aprendizaje de los niños, los maestros pueden trazar pautas individuales para un estudiante con TDAH. Esto puede incluir permitir más tiempo para las tareas y pruebas, o desarrollar un sistema personal de recompensas.

Aunque técnicamente no es una discapacidad, el TDAH puede tener efectos a lo largo de toda la vida de la persona.

2 Comments

2 Comments

  1. Verónica Zavala

    noviembre 6, 2017 at 2:42 pm

    Gracias Natalia, muy completo e informativo tu artículo. Tengo una niña con TDAH combinado y siempre estamos en busca de información que ayude a que tenga una rutina de trabajo de acuerdo a sus necesidades. Este artículo nos es de utilidad. Bendiciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...

Bajar de peso

La proteína de suero de leche es de calidad excepcional y contiene un rango increíble de aminoácidos esenciales, los cuales son absorbidos rápidamente (1)....

Bajar de peso

Consumir demasiada azúcar añadida es una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo. Ya que el azúcar puede tener muchos...