Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud Articulo revisado

Dieta infalible para enfrentar las fiestas con diabetes

cena de navidad

Las últimas semanas de diciembre, motivo de alegrías y reuniones familiares, a veces pueden ser momento de preocupación para los diabéticos.

Es que la abundancia de comidas no precisamente amigables con su dieta que llena las mesas de Navidad y Año Nuevo es casi imposible de esquivar.

Pero para Joan Bardsley, presidenta de la American Association of Diabetes Educators (Asociación Americana de Educadores en Diabetes), una planificación previa correcta puede ahorrarle a los diabéticos muchos dolores de cabeza en las fiestas de fin de año (1).

Para empezar, la experta aconseja escribir una especie de contrato con uno mismo que comprometa a alimentarse de manera saludable. “Antes de una comida grande, piense con cuidado sobre cómo comerá ese día y escriba algunas metas”. Bardsley aconseja pegar la lista de objetivos en un lugar visible, para que funcione como motivación.

Es esencial en este punto limitar al mínimo o evitar totalmente el alcohol, además de preguntar al médico de cabecera si su consumo puede disminuir el efecto de los fármacos anti-diabetes que se están consumiendo.

Si es seguro beber alcohol, es recomendable no ir más allá de una copa de vino y evitar los tragos que mixturan diferentes bebidas. También es una buena idea comer mientras se bebe, para evitar que el azúcar en sangre disminuya drásticamente.

La planificación también deberá pasar la tarea de armar el plato ideal. Lo mejor es que la mitad incluya verduras, mientras que una cuarta parte debería estar compuesta por carbohidratos sanos como batatas, papas, arroz o quinoa. Finalmente, la otra cuarta parte puede estar integrada por una porción de carne magra. Es preferible evitar la carne roja y, si es pollo o pavo, comerlo sin piel.

Para sumar cuidados, es importante también realizar actividad física. Si se tiene una rutina cotidiana de ejercicios pero se complica mantenerla en esta época de viajes y compromisos, se puede intentar coordinarla con momentos familiares organizando, por ejemplo, caminatas o juegos deportivos al aire libre.

Finalmente, Bardsley sugiere prestarle especial atención a la medicación, cuidando de llevar medicamentos adicionales si se viaja para cubrir posibles retrasos y otros problemas. Es mejor llevar los remedios en un bolso personal y tratar de conseguir una receta del médico por si se necesita adquirir insulina o medicamentos orales de emergencia.

(1) http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_149719.html

Written By

Nutrición, Salud, Comunicación e Innovación. Licenciada en Comunicación Social, Publicista y Docente Universitario. Su experiencia y dominio en la comunicación digital, más sus conocimientos e intereses en temas de nutrición, dietética, salud y bienestar, la han llevado a especializarse en el manejo de sitios web de salud y edición de contenido, haciendo énfasis en la investigación, análisis y verificación científica de cada tema presentado en los artículos, con la finalidad de ofrecer información verídica y amena.