Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable Articulo revisado

8 beneficios de la piña demostrados científicamente

La piña es una fruta tropical muy rica en vitamina C y manganeso con numerosos beneficios que han sido probados a través de distintos estudios e investigaciones científicas.

Se trata de la única fuente de bromelaína, un compuesto exclusivo de la piña que se utiliza para prevenir y curar diversas enfermedades. En el siguiente artículo hablamos sobre la piña, sus propiedades, beneficios e incluso, sus efectos negativos.

Propiedades de la piña

La piña es una fruta tropical originaria de América del Sur. En su composición, la piña cuenta con un 94 % de carbohidratos, un 4 % de proteína y un 2 % de grasas.

Sin embargo, por peso, la piña está formada por un 86 % de agua, lo que hace que los niveles de carbohidratos bajen. En cuanto a nutrientes, una piña (905 g) contiene (1):

  • Vitamina C: 721 % CDR (cantidad diaria recomendada).
  • Manganeso: 419 % CDR.
  • Vitamina B6: 51 % CDR.
  • Cobre: 50 % CDR.
  • Vitamina B1: 48 % CDR.
  • Ácido fólico: 41 % CDR.
  • Potasio: 28 % CDR.
  • Magnesio: 27 % CDR.
  • Proteína: 4,9 g.
  • Fibra: 12,7 g.
  • Calorías: 452.

¿Cuáles son los beneficios de la piña para la salud?

Los beneficios de la piña vienen dados a partir de su composición nutricional y la naturaleza de la misma. Su gran aporte de vitaminas y minerales confiere una gran lista de beneficios para la salud y permite la disminución del riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, además de fortalecer nuestro sistema inmunológico. A continuación mencionamos y describimos una lista con los principales beneficios.

1. Reduce el riesgo de cáncer

La piña posee numerosos compuestos que han sido asociados a un menor riesgo de padecer varios tipos de cáncer. Por un lado, es rica en vitaminas, tiene un elevadísimo contenido de vitamina C que contribuye a la prevención de cáncer mediante varios mecanismos (2):

  • Mejora la función inmune.
  • Inhibe la formación de nitrosaminas, unas sustancias cancerígenas.
  • Bloquea la activación de carcinógenos.
  • Reduce el estrés oxidativo.
  • Disminuye la inflamación.

Los estudios afirman que la vitamina C puede prevenir el cáncer de estómago, de faringe, de esófago, de pulmón, de páncreas, de útero o de boca. Por otro lado, la piña posee una sustancia llamada bromelaína o bromelina (exclusiva de la piña) de la que se han demostrado numerosas propiedades terapéuticas, entre ellas anticancerígenas.

Al parecer, la bromelina influye de forma directa en las células cancerígenas y en la modulación de los sistemas inflamatorio, inmune y hemostático (3). También se ha afirmado que la bromelina reduce la formación de tumores y su tamaño y causa la muerte de las células para evitar su proliferación. (4)

Nota: También se ha descubierto que las personas que consumen más vegetales de color amarillo y verde oscuro, ajo y cebolla tienen menos posibilidades de tener un adenoma colorrectal, causa de cáncer colorrectal. (5)

2. Mejora el sistema digestivo

La piña es una fruta rica en fibra y el 99 % de esta es fibra insoluble. La fibra insoluble o poco soluble es aquella que no forma dispersión en el agua, es decir, no se disuelve, y es parcialmente fermentable en el intestino porque pasa a través de él casi totalmente intacta.

Consumir alimentos ricos en fibra insoluble ayuda a acelerar el tránsito intestinal, aumenta el volumen de las deposiciones y previene el estreñimiento. (6)

Nota: Existe evidencia de que la bromelaína de la piña puede mejorar notablemente los síntomas de enfermedades intestinales inflamatorias al reducir la producción de sustancias proinflamatorias y prevenir la diarrea. (7)

3. Previene enfermedades cardiovasculares

La bromelina previene y reduce la gravedad de anginas de pecho y ataques isquémicos transitorios, así como también protege contra la tromboflebitis.

Los efectos de la bromelina en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares han sido confirmados por algunos estudios, donde se ha observado la eficacia de esta sustancia presente en la piña para inhibir la agregación plaquetaria, un factor de riesgo de coágulos sanguíneos. (8)

Para destacar: Consumir piña reduce el riesgo de embolia y trombosis arterial. En un estudio realizado a 73 pacientes de tromboflebitis aguda, un tratamiento a base de bromelaína y analgésicos consiguió reducir la inflamación, el dolor, los edemas, la sensibilidad y la temperatura de la piel. (9)

4. Reduce el riesgo de defectos congénitos

Una piña te aporta el 41 % de la CDR de ácido fólico, llamado también vitamina B9 o folato. El ácido fólico es un nutriente involucrado en la creación de nuevas células y su ingesta a través de alimentos o suplementos es esencial durante el embarazo. (10)

El déficit de ácido fólico aumenta el riesgo de anomalías en el tubo neural del feto, de parto prematuro y bajo peso al nacer, así como también retrasa el crecimiento del feto (11). Otros alimentos ricos en ácido fólico son las lentejas, los garbanzos, las alubias y algunas otras clases de legumbres.

5. Tiene propiedades antiinflamatorias

Los expertos recomiendan el consumo de bromelaína como un método terapéutico que ayuda en el tratamiento de las enfermedades crónicas inflamatorias, malignas y autoinmunes. De acuerdo con algunos estudios, la bromelaína estimula y fortalece el sistema inmunitario y contribuye a reducir la inflamación. (12)

Numerosos estudios en animales han probado que la bromelaína influye en las respuestas inmunológicas, disminuye la intensidad de la inflamación, mejora los síntomas del asma y reduce la incidencia y proliferación de neoplasia de colon. (13)

Nota: La piña también es rica en antocianinas, unas sustancias antioxidantes con excelente efecto antiinflamatorio. (14)

6. Acelera la cicatrización de heridas

La cicatrización es un proceso natural del organismo que consiste en la reparación de los tejidos después de una herida. Este proceso biológico, en cambio, puede verse dificultado por enfermedades como la diabetes o enfermedades cardíacas, así como también por el envejecimiento.

En estos casos, es importarte tener en cuenta métodos o técnicas naturales, que favorezcan y aceleren la cicatrización de heridas. La bromelaína presente en la piña tiene un largo historial de uso como fármaco para mejorar la regeneración de los tejidos, principalmente los dañados por quemaduras.

Para destacar: Diversos estudios clínicos y experimentales han revelado que los efectos antibacterianos, antiinflamatorios, proteolíticos y edematogénicos de la bromelaína mejoran la cicatrización de heridas. (15)

7. Disminuye los síntomas de la osteoartritis

La bromelaína posee propiedades analgésicas que pueden mitigar los síntomas de enfermedades como la osteoartritis o la artritis. En un estudio, se trató a pacientes de osteoartritis en la rodilla con bromelaína durante un mes y los resultados fueron una notable reducción de dolor y rigidez o agarrotamiento. (16)

En otro estudio, se comparó la eficacia de una combinación de bromelaína, tripsina y rutina con el fármaco diclofenaco, también en pacientes de osteoartritis de rodilla. Después de 6 semanas, se comprobó que ambos tratamientos resultaban igual de efectivos a la hora de reducir la inflamación y el dolor. (17)

8. Es rica en manganeso

El manganeso es un mineral involucrado en la formación de tejido conectivo, huesos, factores de coagulación sanguínea y hormonas sexuales, entre otros. Una ingesta óptima de manganeso puede ayudarte a mejorar los síntomas de varias enfermedades como la osteoporosis, la artritis, el síndrome premenstrual, la diabetes y la epilepsia. (18)

Para destacar: La carencia de manganeso en el organismo se ha asociado con infertilidad, debilidad, malformación de huesos y convulsiones. Una piña te aporta más de 4 veces la CDR de manganeso.

¿Qué efectos negativos para la salud tiene el consumo de piña?

Generalmente, el consumo de piña es seguro y tiende a ser bien tolerado por la mayoría de las personas que lo consumen. Sin embargo, algunas personas pueden presentar signos de irritación principalmente en la boca, alergia o interferencias con la toma de ciertos medicamentos.

Algunas investigaciones han indicado que el consumo de piña puede causar reacciones alérgicas debido a su contenido de bromelaína, causando picor, vómitos, sarpullidos, secreción nasal, etc. (19)

Nota: Las personas alérgicas al polen de abedul o hierba, así como al látex, tienen más posibilidades de sufrir una reacción alérgica tras ingerir piña (20). Si estás tomando fármacos anticoagulantes, consulta a tu médico antes de aumentar el consumo de piña, puesto que esta fruta es ya un anticoagulante natural

Written By

Nutrición, Industria alimenticia e Innovación científica. Ingeniero de alimentos y Escritora. Sus conocimientos profesionales en lo referente a la composición química y molecular de los alimentos, más su entusiasmo por la escritura, convergen para especializarse en la redacción de artículos basados en un profundo análisis e investigación, que se presentan de forma específica y sencilla de comprender, debidamente apoyados por reconocidos trabajos médicos y científicos de los más importantes entes e instituciones internacionales.