Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud Articulo revisado

9 síntomas del síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) afecta entre el 6 y el 18% de las personas en todo el mundo. Esta afección implica cambios en la frecuencia o forma de los movimientos intestinales y dolor en la parte inferior del abdomen.

La alimentación, el estrés, no dormir bien y los cambios en las bacterias intestinales pueden desencadenar los síntomas del SII. Sin embargo, los factores que producen el SII son diferentes para cada persona, lo que hace difícil determinar la causa en los casos determinados, por ejemplo, un factor desencadenante del SII, podría ser algún alimento en específico o situaciones de estrés que se deberían evitar.

En este artículo, presentaremos los diferentes síntomas y tipos de SII, además, qué hacer si sospecha que padece de esta condición.

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome de intestino irritable es definido en términos generales como un trastorno funcional gastrointestinal bastante frecuente. Suele ser catalogado benigno y caracterizado por presentar sintomatología con dolores y alteraciones de las deposiciones.

Entendiendo entonces que no es grave, de todas formas suele alterar la calidad de vida del paciente y en algunos casos es necesaria una intervención quirúrgica, debido a ciertos mecanismos inflamatorios e infecciosos que se pueden presentar en casos moderados o graves. (1)

Para destacar: Las causas, como mencionamos previamente, pueden variar dependiendo del individuo, pero un factor muy importante a tener en cuenta dentro de los casos clínicos son la presencia de alteraciones psicológicas

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino irritable?

Los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable (SII) son bastante regulares y semejantes a cualquier trastorno de tipo gastrointestinal, teniendo claramente variaciones dependiendo del individuo y de la naturaleza del motivo. A continuación mencionamos y describimos los más importantes para su identificación:

1. Dolor y calambres

El dolor abdominal es el síntoma más común y un factor clave en el diagnóstico del Síndrome del Intestino Irritable. Normalmente, el intestino y el cerebro trabajan juntos para controlar la digestión y esto sucede a través de hormonas, nervios y señales liberadas por las bacterias beneficiosas que viven en el intestino.

En el SII, estas señales interconectadas se distorsionan, dando lugar a una tensión no coordinada y dolorosa en los músculos del tracto digestivo.

Nota: Este dolor generalmente ocurre en la parte baja del abdomen o en todo el abdomen, pero no es común que esté solo en la parte superior del abdomen. El dolor generalmente disminuye después de un movimiento intestinal. (2)

Algunas modificaciones en la alimentación, como una dieta baja en alimentos Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles (FODMAP), puede mejorar el dolor y otros síntomas. (3)

Hay tratamientos para el Síndrome de Intestino Irritable que incluyen relajantes intestinales, como el aceite de menta, terapia cognitivo-conductual e hipnoterapia. Si el dolor no se alivia con estos tratamientos, es recomendable acudir a un gastroenterólogo, quien puede ayudarte a encontrar un medicamento específico para aliviar el dolor de SII.

2. Diarrea predominante

Uno de los tres tipos de esta condición, es el SII con diarrea predominante. Afecta aproximadamente a un tercio de los pacientes con este síndrome. Un estudio en 200 adultos, encontró que aquellos con SII con diarrea predominante tenían, en promedio, 12 movimientos intestinales semanales, más del doble en adultos sin SII. (4)

Las heces en el tipo de SII con diarrea predominante tienden a ser sueltas y acuosas, incluso pueden llegar contener moco.

Para destacar: El movimiento acelerado del intestino con SII, puede resultar en un impulso repentino e inmediato por tener ganas de ir al baño. Algunos pacientes describen esta situación como una fuente importante de estrés, incluso evitan algunas reuniones sociales por temor a un inicio repentino de diarrea.

3. Estreñimiento predominante

Aunque parece contradictorio, el SII puede causar estreñimiento de la misma forma que causa diarrea. El SII con estreñimiento predominante es otro tipo de SII común, el cual afecta a casi el 50% de las personas con SII.

Para destacar: La comunicación alterada entre el cerebro y el intestino, puede acelerar o disminuir el tiempo normal del tránsito intestinal. Cuando el tiempo del tránsito intestinal se ralentiza, el intestino absorbe más agua de las heces, endureciéndolas y dificultando el paso de la materia fecal.

El estreñimiento se caracteriza por la escasa frecuencia de ir al baño, por ejemplo, menos de tres veces por semana. El estreñimiento «funcional» se describe como un estreñimiento crónico síntoma de alguna enfermedad en el cólon, por hipotiroidismo o diabetes.

Importante: El estreñimiento funcional no está relacionado con el SII y es muy común. El estreñimiento funcional difiere del SII en que generalmente no es doloroso. (5)

En contraste, el estreñimiento por el SII incluye dolor abdominal que se alivia a medida que se evacuan las heces. El estreñimiento en el SII también causa a menudo una sensación de un movimiento intestinal incompleto. Esto conduce a esfuerzos innecesarios durante la evacuación.

Nota: Entre los tratamientos habituales para el SII, se pueden nombrar: el ejercicio, beber más agua, comer fibra soluble, tomar probióticos y usar de manera responsable y limitada los laxantes, todo esto puede ayudar a tratar los síntomas de este síndrome.

4. Síntomas mixtos o alternantes

El Síndrome de Intestino Irritable mixto o alternante,  es aquel donde se presentan síntomas alternados de estreñimiento y diarrea. Es el tercer tipo de SII y afecta al 20% de los pacientes que padecen este síndrome.

Nota: En el SII mixto o alternante se incluyen dolor abdominal crónico y recurrente. El dolor es el indicador más importante de que los cambios en los movimientos intestinales no están relacionados con la dieta o con infecciones comunes y leves. (6)

Este tipo de SII tiende a ser más severo que los otros, porque los síntomas son más frecuentes e intensos. Los síntomas del SII mixto también depende de las personas. Por lo tanto, esta condición requiere un enfoque de tratamiento particular en lugar de recomendaciones «generalizadas».

5. Cambios en los movimientos intestinales

Las heces que se mueven lentamente en el intestino, a menudo se deshidratan en medida que el intestino les absorbe el agua. A su vez, esto genera que las heces se endurezcan, y pueden ocasionar los síntomas del estreñimiento.

El paso muy rápido de las heces a través del intestino, deja poco tiempo para que se les absorba el agua y da lugar a las heces blandas características de la diarrea. El SII también puede hacer que el moco se acumule en las heces, lo que normalmente no se observa en otros síntomas como el estreñimiento. (7)

Para destacar: La sangre en las heces puede ser un signo de otra condición médica potencialmente seria y es recomendable ir al médico. La sangre en las heces puede verse roja, pero a menudo aparece muy oscura o negra con una consistencia espesa y con mal olor.

6. Acumulación de gases

La digestión alterada por el SII conduce a mayor producción de gas en el intestino. Esto puede causar acumulación de gases o flato, lo cual es muy incómodo. Muchas personas con SII identifican los gases como uno de los síntomas más persistentes y agobiantes del trastorno. (8)

En un estudio de 337 pacientes con Síndrome de Intestino Irritable, el 83% reportó hinchazón y cólicos. Ambos síntomas fueron más frecuentes en mujeres con SII de estreñimiento predominante o SII mixto.

Nota: Evitar la lactosa y otros alimentos ricos en FODMAP pueden ayudar a reducir el abdomen hinchado.

7. Intolerancia alimenticia

Hasta el 70% de los individuos con Síndrome de Intestino Irritable, informan que determinados alimentos desencadenan síntomas característicos del SII. Dos tercios de las personas con SII evitan activamente ciertos alimentos. A veces estos individuos excluyen múltiples alimentos de la dieta. (9)

Para destacar: El por qué ciertos alimentos desencadenan los síntomas del SII, aún no está claro. Estas intolerancias alimentarias no son alérgicas, y los alimentos desencadenantes no marcan diferencias apreciables en la digestión.

Mientras que los alimentos desencadenantes son diferentes para todas las personas, se incluyen algunos alimentos comunes que causan acumulación de gas, como los alimentos ricos en FODMAPs, la lactosa y el gluten.

8. Fatiga y dificultad para dormir

Más de la mitad de las personas con SII reportan fatiga. Un estudio en 160 adultos diagnosticados con SII, describieron baja resistencia, lo que limitaba el esfuerzo físico en el trabajo, recreación y en las interacciones sociales. (10)

Otro estudio en 85 adultos, encontró que la intensidad de sus síntomas determinaba la intensidad de la fatiga, es decir, era directamente proporcional.

Nota: El Síndrome de Intestino Irritable también se relaciona con el insomnio, lo que genera dificultad para conciliar el sueño, despertarse con frecuencia y sentirse cansado al día siguiente.

Un estudio en 112 adultos con SII, reportó que el 13% tuvo problemas para dormir. Otro estudio en 50 hombres y mujeres, encontró que aquellos con SII dormían alrededor de una hora más, pero se sentían menos descansados al levantarse por la mañana que aquellas personas sin SII. (11)

Curiosamente, no descansar como debe ser, supone síntomas gastrointestinales más graves al día siguiente.

9. Ansiedad y depresión

El Síndrome de Intestino Irritable también está relacionado con la ansiedad y la depresión. Aún no está claro si los síntomas del SII son una condición del estrés mental, o si el estrés de vivir con SII hace a las personas más propensas a las dificultades psicológicas.

Para destacar: Sin importar lo que ocurra primero, la ansiedad y los síntomas digestivos del SII se refuerzan mutuamente en un círculo vicioso.

Un gran estudio en 94.000 hombres y mujeres, estableció que las personas con SII tienen más del 50% de probabilidad a sufrir un trastorno de ansiedad y más del 70% de probabilidad de tener un trastorno del estado de ánimo, como la depresión. (12)

Otro estudio comparó los niveles de la hormona del estrés cortisol en pacientes con y sin SII. Se les dio una tarea para hablar en público, las personas con SII experimentaron mayores cambios en el cortisol, lo que sugiere mayores niveles de estrés

¿Qué hacer si crees que tienes el síndrome del intestino irritable?

Si tienes síntomas de Síndrome de Intestino Irritable que interfieren con la calidad de vida, lo más recomendable es visitar al médico, porque puede ayudarte a diagnosticar el SII y descartar otras enfermedades que son parecidas al síndrome.

Importante: El SII se diagnostica por tener dolor abdominal recurrente durante al menos 6 meses, combinado con dolor semanal durante 3 meses, así como alguna combinación de dolor aliviado por los movimientos intestinales y cambios en la frecuencia o forma del tránsito intestinal.

El médico ideal para acudir es el gastroenterólogo, especialista en enfermedades digestivas, que puede ayudar a identificar los desencadenantes y discutir maneras de controlar los síntomas.

Los cambios en el estilo de vida, como una dieta baja en FODMAP, alivio del estrés, ejercicio, beber mucha agua y el uso limitado de laxantes sin receta también pueden ayudar. Curiosamente, una dieta baja en FODMAP es uno de los cambios de estilo de vida más prometedores para aliviar los síntomas.

Nota: Identificar otros alimentos desencadenantes puede ser difícil, ya que estos son diferentes para cada persona. Mantener un hábito alimenticio diario puede ayudar a identificar alimentos desencadenantes.

Los suplementos probióticos también pueden reducir los síntomas. Evitar los estimulantes digestivos, como la cafeína, el alcohol y las bebidas azucaradas, puede reducir los síntomas en algunas personas. (13)

Si los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable no mejoran por medio de los cambios realizados en el estilo de vida o por tratamientos de venta libre, hay varios medicamentos probados para ayudar en casos difíciles.

Para destacar: Si crees que tienes Síndrome de Intestino Irritable, puedes considerar realizar un registro diario de los alimentos que consumes y los síntomas. Luego, lleva esta información al médico para ayudar a diagnosticar y controlar la condición.

Conclusiones claves

  • El Síndrome del Intestino Irritable es un trastorno gastrointestinal con síntomas bastante comunes pero capaz de afectar la calidad de vida del paciente.
  • La reducción de ciertos alimentos y aplicación de tratamientos permitirá que los síntomas se reduzcan. Puede ser caracterizada por presentar estreñimiento, diarrea o incluso ambos.
  • Existen factores psicológicos que pueden influir en la presencia del trastorno del Síndrome de Intestino Irritable y de sus síntomas, por lo que una evaluación médica es indispensable para reconocer las causas.
  • Es importante una evaluación médica porque debido a tener una sintomatología bastante común, se pueden confundir diferentes trastornos y se puede aplicar las medidas y tratamientos pertinentes.
Written By

Nutrición, Industria alimenticia e Innovación científica. Ingeniero de alimentos y Escritora. Sus conocimientos profesionales en lo referente a la composición química y molecular de los alimentos, más su entusiasmo por la escritura, convergen para especializarse en la redacción de artículos basados en un profundo análisis e investigación, que se presentan de forma específica y sencilla de comprender, debidamente apoyados por reconocidos trabajos médicos y científicos de los más importantes entes e instituciones internacionales.