Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Bajar de peso

8 síntomas de la adicción a la comida

antojo galletas

La adicción a la comida no es un trastorno difícil de describir. Estos son los síntomas que se presentan en la mayoría de las personas que tienen una relación poco saludable con el acto de comer.

 

 

1. Sentir antojos a pesar de estar saciado

No es poco común sentir antojos incluso luego de consumir una comida satisfactoria y nutritiva.
Pero los antojos y el hambre no son la misma cosa.

Así, en el caso arriba descrito, no se siente “hambre” porque recién se acaba de comer. Pero así y todo se experimenta una urgencia por consumir algo más.

Esto no necesariamente significa que se tiene un problema. Pero si sucede con frecuencia y es difícil controlar el impulso, podría ser el indicador de que hay algo que anda mal.

Este antojo no tiene nada que ver con la necesidad de energía o nutrientes, sino con el cerebro pidiendo que se consuma algo que libere dopamina en su sistema de recompensa.

 

 

2. Comer muchísimo más de lo que se pretende

mujer comiendo de masEl pensamiento de “no me hará daño un pedacito de tarta de chocolate” es muy común en cualquier persona que intente seguir una dieta saludable.

Y lo cierto es que la idea de fondo es cierta: una porción no es nociva, y si se pueden comer postres con moderación, no hay ningún problema.

Pero para algunas personas no existe el “una pequeña porción”. Una porción se termina transformando en media tarta. Es un fenómeno de “todo o nada” que es común a todos los adictos. No existe la idea de moderación.

Decirle a un adicto a la comida que consuma alimentos chatarra con moderación es lo mismo que decirle a un alcohólico que beba cerveza con moderación. Simplemente no es posible.

 

 

3. Comer hasta sentirse excesivamente lleno

Si se cede ante un antojo, se comenzará a comer hasta la saciedad. Pero el mecanismo no se detendrá allí: se continuará comiendo más hasta que el sentimiento sea de lleno excesivo.

 

 

4. Sentirse culpable luego, pero hacerlo otra vez

comer con culpa

Cuando se hace algo contra nuestros valores, principios o decisiones tomadas de buena fe, a veces es inevitable sentirse mal al respecto.

Y, para las personas que tienen sobrepeso y han intentado ejercer su fuerza de voluntad y controlar el consumo de alimentos poco saludables, ceder a un antojo puede llevar a la culpa y a sentirse débil e indisciplinado. Pero, sin embargo, la conducta se repite.

 

 

5. Inventar excusas

Al momento de la aparición de un antojo, dos fuerzas entran en juego: una es la decisión racional de abstenerse de la comida chatarra. Pero la otra es el antojo mismo, impostergable.

La decisión lógica es desafiada por la idea nueva y, en ese momento, se comienza a sopesar si ceder o no ceder. Y es ahí cuando aparecen las excusas alrededor de por qué sería una buena idea hacerle caso al antojo.

 

 

6. Fallos repetidos ante la tarea de establecer reglas para uno mismo

Cuando se está luchando por tener autocontrol, muchas veces se busca establecer una cierta cantidad de reglas. Pero, para la mayoría de las personas, estas reglas casi siempre fallan.

Para los que tienen problemas con los antojos, no tiene casi sentido establecer reglas. Prácticamente todas terminan infrigiéndose.

 

 

7. Esconder los malos hábitos

comiendo a escondidasLos que poseen un historial de fallos repetidos al momento de limitar los antojos generalmente comienzan a ocultar sus consumos culpables frente a otras personas. A veces prefieren comer cuando están solos, o a la noche luego de que todos se fueron a dormir.

 

 

8. Ser incapaz de abandonar el mal hábito incluso a pesar de sufrir problemas físicos

A corto plazo, consumir comida chatarra puede llevar a ganancia de peso, acné, mal aliento, fatiga y salud dental pobre, entre otros problemas comunes.

Pero, a largo plazo, luego de años de abuso continuado al organismo, las cosas pueden ponerse realmente malas.

Una vida entera de consumo de comida chatarra puede llevar a obesidad, diabetes tipo II, problemas cardíacos, Alzheimer, demencia e incluso algunos tipos de cáncer.

El que tiene cualquiera de estos problemas físicos, sabiendo que están directamente relacionados con el consumo de comidas poco saludables, y así y todo no cambia sus hábitos, está en serios problemas.

 

 

Para tener en cuenta
El DSM-IV es la guía que los profesionales de la salud utilizan para diagnosticar desórdenes mentales. Si se observan los criterios para la dependencia de sustancias, puede verse fácilmente que la mayoría de los ocho síntomas descritos combinan con las definiciones médicas de adicción. Si se ha intentado repetidamente recortar el consumo de comida chatarra sin éxito, hay un problema y es necesario actuar.

 

 

10 Comments

10 Comments

  1. maria

    febrero 1, 2015 at 12:42 pm

    Y como se consigue parar?

    • Natalia

      febrero 2, 2015 at 6:26 pm

      Hola, María. Como con todas las adicciones, la única salida es consultar a un terapeuta profesional. Saludos.

    • kame

      mayo 15, 2016 at 6:09 am

      Estimada camila estoy segura y te lo comento por experiencia propia…yo a mis 24 años pesaba 110kg y baje hasta quedar en 63kg… la clave esta en la mente, solo debes mentalizarte y lo lograras, hice 1000 dietas y todas fallaron. Pero un dia me dije.. «tu puedes parar de comer» estube 3 semanas sin comer, y para no tener el temido efecto rebote tube q empezar a comer de a poco luego incorpore el ejercicio y nunca mas subi a pesar q desde niña fui obesa, hoy tengo 30 años 2 hijos y sigo pesando 63 kg ya q el impacto q tubo en mi bajar de peso me hizo cambiar totalmente mi estilo de vida y ahora puedo decir q soy una mujer saludable y atractiva y mi autoestima esta por las nubes XD solo debes hacer funcionar a tu cerebro.
      Saludos!!!!
      Pd: siempre se puede

      • Miriam

        junio 2, 2016 at 8:28 pm

        Gracias por tu experiencia y testimonio Kame.
        Me alegro mucho de que ganaras la batalla a la obesidad.
        Un saludo.

      • Miriam

        junio 20, 2016 at 6:00 pm

        Gracias Kame por contarnos tu experiencia.
        Me alegro mucho por ti.
        Saludos.

  2. Miriam

    junio 20, 2016 at 6:05 pm

    Hola Kame.
    Muchas gracias por contarnos tu experiencia. Me alegro mucho de que te haya ido tan bien 🙂
    Saludos.

  3. Ale

    agosto 18, 2016 at 12:53 pm

    Hola me siento refleada en los puntos 1,3 y 4.Son los q me incomodan MUCHO a la hora de mantener el peso. Yo dejoven era extremadamente delgada y me daba cuenta q a veces tenía antojos y comia lo q quería y me costaba engordar. Es más fui a un medico para lograrlo infructuosamente.Luego de mi embarazo mi metabolismo cambió también mis gustos. Lo cual me llevó a alejarme demasiado de mi esquema corporal y mis libertades en cuanto a antojos. Por eso he subido en dos o tres oportunidades hasta 10 kg que luego de disciplina y ejercicio bajé. En la actualidad tengo 55 años y 5 kg de mas. Mido 1.62 y quiero pesar 58 que sería lo correcto para manejarme entre 58/60kg. Hago ejercicio 5/6 veces x semana y empecé una dieta la cual sigo según mi aprendizaje (antes bajé en la pagina del dr cormillot c exito y aprendí mucho) Pero lo que me doy cuenta es que tengo sobre todo los fines de semana este tipo de actitudes. Que puedo hacer CONCRETAMENTE en el momento en que ya comí estoy saciada pero algo adentro me impulsa a seguir comiendo sobre todo harinas o dulce. Pensé en meditar… pero no siempre es posible..Muchas gracias! Ale

  4. Alejandro

    agosto 23, 2016 at 6:57 pm

    Es curioso pero creo que lo que puedo compartir será de gran utilidad,buscando encontré que un Doctor Andreas Kalcker descubrió que el Autismo se cura con algo que el descubrió en el intestino tenemos un sin fin de microorganismos los cuales aveces pueden convertirse en problema y eso en gran parte a nuestra equivocado forma de comer,a lo que voy es que hay que entender que esos microorganismos muchas veces son los que de alguna manera nos invitan a comer de esa manera pues a ellos esos alimentos son los que les sirven de alimento

  5. Eva

    junio 22, 2017 at 5:39 am

    Articulo interesante. Como ex anorexica y ex bulímica he entendido que ciertos alimentos provocan desarreglos metabólicos que afectan a la sensación de hambre y saciedad. Hay un componente emocional y físico o bioquímico en estos transtornos.

  6. Indira Torcha

    junio 23, 2017 at 9:37 pm

    Me Urge motivacion. Toda mí vida luche con sobrepeso,hace 4 años di a luz y me convertí en ama de casa. Tengo 40 líbras de extra y x más q me lo propongo simplemente no e podido dejar de comer mal. Ya tengo problemas de salud,hipertension y sospechada de diabetes. Ni Quiero vivir así,quiro Salud y vida,qiero comer sano y estar orgullosa de mi… Otro dato,mi esposo sabote mi dieta,llevando a casa grandes cantidades de comida chatarra a la cual termina cediendo. Ya le pedí ayuda y lo invité a cambiar juntos Pero Nada. S.O.S , agradezco cualquier aconsejo y sugerencia. Gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...

Bajar de peso

La proteína de suero de leche es de calidad excepcional y contiene un rango increíble de aminoácidos esenciales, los cuales son absorbidos rápidamente (1)....

Bajar de peso

Consumir demasiada azúcar añadida es una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cuerpo. Ya que el azúcar puede tener muchos...