Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable Articulo revisado

8 beneficios del coco para la salud

El coco es una fuente de grasa saludable, que genera discusiones entre los profesionales y los consumidores sobre las recomendaciones nutricionales al usar en las dietas aceite de coco, manteca de coco y cualquier otro derivado proveniente de esta fruta.

Nota: Algunos médicos especialistas en nutrición, recomiendan a sus pacientes sacarlo de la dieta por tener un alto contenido de grasas saturadas, mientras que otros no lo descartan por su alto contenido nutricional.

Sin embargo, las personas aseguran que se sienten mejor de salud al tener una dieta baja en grasa sin los beneficios del coco, mientras que otras afirman que el consumo de productos derivados del coco ha generado impactos positivos en sus niveles de peso, estado de ánimo y energía.

Aunque no todos los organismos reaccionan igual a diferentes fuentes de grasa. El coco tiene una grasa saludable que vale la pena tomar en cuenta para incluirlo en tu dieta.

Estos son algunos de las propiedades del coco y las razones por las que no deberían considerar descartar el uso de sus derivados en tu dieta:

Propiedades nutricionales del coco

Como toda fruta, el coco contiene gran cantidad de propiedades y beneficios para la salud, además de la popularidad que siempre ha tenido el agua de coco al ser considerada como una bebida isotónica, ya que le aporta al cuerpo la hidratación necesaria para recuperar energías y mantenerse saludable.

En este sentido, a continuación detallaremos las propiedades y nutrientes que puedes obtener de 100 gramos de coco rallado según datos proporcionados por la revista Self (1):

  • Agua: 37,6 gr
  • Calorías: 14% de la Cantidad diaria recomendada (CDR)
  • Carbohidratos: 4% CDR
  • Proteínas: 5% CDR
  • Fibra: 29% CDR
  • Grasa total: 41% CDR
  • Grasa saturada: 119% CDR

1. Vitaminas

Dentro de las vitaminas presentes en el coco destaca la vitamina C, E, B1, B5 y B6, además de una buena cantidad de ácido fólico. El coco no es considerado una fuente de vitaminas, sin embargo, las que contiene pueden ayudar, en pequeñas proporciones, a mantener la salud de las personas, sobre todo las mujeres embarazadas.

2. Minerales

Los minerales que aporta el coco si son más significativos, puesto que tiene un gran contenido de hierro, magnesio, selenio, fósforo, cobre, potasio, así como también un poco que calcio, sodio y zinc. Por lo que, si deseas aumentar el contenido de minerales y antioxidantes en tu cuerpo, lo ideal es que añadas el coco dentro de tu dieta.

Nota: El agua de coco contiene propiedades hidratantes y remineralizantes, esto se debe a que la mayoría de sus minerales se concentran en el líquido de esta fruta. Por su parte, el agua de coco es considerada una bebida isotónica, utilizada usualmente por los deportistas y para el consumo de personas que desean reforzar su sistema inmunológico.

3. Oligoelementos y otros compuestos

El manganeso, flúor y cromo, son oligoelementos que destacan en las propiedades y beneficios del coco. Además contiene ácido láurico, una sustancia que contiene excelentes propiedades antimicrobianas que además es usada habitualmente en los productos para el cuidado de la piel.

¿Cuáles son los beneficios del coco para la salud?

Las propiedades tanto del agua como de la pulpa del coco, no solo aportan beneficios para la hidratación del cuerpo, sino que también mantienen los músculos y huesos saludables por su contenido de calcio, los derivados del coco son utilizados para mantener hidratada la piel, aumentan la cantidad de hierro y antioxidantes necesarios para el cuerpo.

Además de ayudar a combatir las bacterias que se puedan alojar en este, entre otros beneficios que harán que quieras tenerlo en tu cocina, los cuales detallaremos a continuación:

1. Favorece la pérdida de peso

Las propiedades del coco por sí solas no garantizan la pérdida de peso de forma milagrosa, pero debido a las propiedades antes mencionadas, puede ser una gran fuente de grasas saludables para incluir en tu dieta con el fin de ayudar a perder peso más fácilmente.

Puedes sustituir la mantequilla, los aceites, y el queso en tu dieta y agregar mantequilla de coco o aceite de coco a tu cocina. Estarás comiendo una gran cantidad de grasa saturada varias veces durante el día, que ayuda a controlar tu saciedad por el azúcar y será una rica fuente de energía a tu organismo.

Tip: Una manera eficaz para incluir el coco en tu dieta, con el fin de adelgazar, es agregar una cucharadita de mantequilla o aceite de coco en tus comidas tres veces al día, también puedes utilizar leche de coco. Esto podría usarse en las bebidas o cereales para el desayuno, derretido sobre algunas verduras en el almuerzo o mezclado en su entrada de la cena.

2. Ayuda a disminuir los antojos de azúcar

Todas las grasas (sobre todos los ácidos grasos saturados) pueden ayudar a disminuir los antojos de azúcar, ya que pueden ser parte de las meriendas que permiten saciar esa necesidad.

Sin embargo, uno de los beneficios del coco es ser alto en proteína y fibra, con la excepción de los frutos secos y semillas, a pesar de que son más altos en carbohidratos.

Nota: La fibra y proteína del coco ayudan aún más a la sensación de saciedad por el consumo de azúcar, y proporciona beneficios de estabilización en la sangre. Las grasas MCT (Triglicéridos de cadena media) que se encuentran en el coco se utilizan como fuente de energía, por lo que el cuerpo no tiene una necesidad física que depende de carbohidratos.

Si tu gusto por lo dulce entra en acción durante la tarde o justo después de comer, trata de tener una o dos cucharadas de mantequilla de coco en lugar de un producto azucarado.

Tip: Se pueden hacer recetas al horno (baja en azúcares y calorías) con harina de coco o leche de coco, en lugar de harina o leche regular, para ayudar a tu cuerpo a saciar su necesidad de consumir el azúcar y los carbohidratos que se encuentran en los productos horneados refinados.

3. No contiene colesterol

El aceite de coco, la manteca de coco, y la pulpa de coco son similares a la mantequilla ya que su grasa puede ser fácilmente absorbida y utilizada por el cuerpo, sin embargo, otro de los beneficios del coco es ser libre de colesterol, a diferencia de la mantequilla. El coco también es libre de lactosa, por lo que es una opción mejor que la mantequilla para la mayoría de la gente que tienen dietas libres de lácteos.

Debes saber: Un estudio publicado por la revista Nutrición Hospitalaria (2), revela que el consumo de aceite de coco extra virgen, puede aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno) y disminuir el riesgo de padecer enfermedades de la arteria coronaria.

Ya sea que controles o no tu colesterol con una dieta balanceada, es importante consumir alimentos que nos ayuden a equilibrar los niveles de grasa en tus comidas.

El uso excesivo de mantequilla y grasas saturadas de origen animal, pueden conducir a enfermedades del corazón y afectar el hígado, dos de los principales problemas de salud que debemos evitar.

4. Posee triglicéridos de cadenas medias (MCT)

Los triglicéridos de cadenas medias (o MCT sus siglas en ingles), son grasas con una estructura química inusual que le permiten al cuerpo digerirla más fácilmente. Como resultado de esta digestión y absorción rápida, el cerebro estimula el estado de ánimo en un corto período de tiempo. Las grasas MCT también tienen un efecto cetogénico en el cuerpo.

Una de las propiedades del coco es ser una buena fuente de aceite MCT, mejora la forma en que el cuerpo utiliza las grasas de forma saludable aumentando el estado de ánimo de forma natural, sin necesidad de tener que comer una dieta baja en carbohidratos. Otras fuentes de alimentos cetogénicos son el salmón, la caseína, huevos y nueces de macadamia.

Nota: Es importante tener en cuenta que para tener estos beneficios de estado de ánimo que impulsa las grasas MCT proveniente del coco, se debe acompañar con una dieta rica en granos enteros, productos de bajo índice glucémico, proteínas magras y grasas saludables.

Deja a un lado las comidas chatarras y recuerda que el solo uso del aceite de coco no genera los resultados antes mencionados en cuanto a la mejora de tu estado de ánimo.

5. Estimula la función hepática

El consumo en exceso de cualquier alimento genera tensión en el hígado, ya que pone el cuerpo fuera de control. Por lo que este beneficio del coco no puede quitarnos la idea de consumir grasa saludable.

El uso moderado de coco tiene ventajas significativas para el hígado, ya que actúa como coadyuvante a los procesos de desintoxicación en el cuerpo, además de los nutrientes y minerales que contiene este alimento.

Debes saber: El coco ayuda al hígado en el proceso de desintoxicación, este funciona cuando los carbohidratos entran en el torrente sanguíneo y fungen como antiviral, antibacteriano y antifúngico que a la vez agilizan las funciones metabólicas.

El coco puede ayudar a aumentar la capacidad del hígado, ya que la grasa que en él se deposita actúa como combustible de forma inmediata aumentando la liberación de toxinas al hígado y fuera del cuerpo a través del sistema digestivo. Como resultado, impulsa el proceso de limpieza y aumenta los niveles de energía de forma natural.

Importante: El consumo en exceso puede sobrecargar el sistema digestivo, pero añadir un poco de aceite o mantequilla de coco en los alimentos puede proporcionar beneficios de desintoxicación extraordinarios que deberíamos aprovechar.

6. Ayuda a controlar la presión arterial

Los minerales presentes en el coco, como el hierro, el potasio y el magnesio, ayudan a regular la presión arterial al mismo tiempo que benefician los músculos que se comprimen, en el momento que el corazón bombea sangre a todo el cuerpo.

El coco ayuda a bajar la presión arterial. Esta es una de las afecciones más comunes sobre todos en la población anciana, la ingesta de coco gracias a que es rico en potasio y demás minerales, ayudan a que mejore la circulación sanguínea, desciende los niveles de colesterol malo y sus nutrientes benefician la integridad del corazón.

Tip: Puedes ingerir 100 gramos o 2 tazas de agua de coco, rallado o fresco semanalmente, el aceite y la mantequilla de este alimento si deben consumirse en pequeñas cantidades, puesto que no se debe exagerar su consumo por la cantidad de ácidos grasos saturados que contiene.

7. Mejora afecciones cutáneas

El ácido láurico característico en las propiedades de este alimento, junto a la vitamina C y E, los antioxidantes y el potasio, son el conjunto ideal para combatir los problemas asociados con la piel de manera natural.

En este sentido, el valor nutricional del coco, sobre todo al ser rico en ácido láurico que ayuda a disminuir la presencia de bacterias en la piel, hacen que las industrias cosmetológicas incorporen este alimento dentro de los ingredientes sobre todo en lociones y cremas hidratantes.

Tip: Realiza una mascarilla natural con un poco de leche, aceite esencial de coco y miel. Mezcla los ingredientes, aplica con una brocha o pincel sobre tu rostro, deja actuar por al menos 15 minutos y retira con abundante agua.

8. Previene enfermedades neurodegenerativas

Las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, pueden ser prevenidas y mejoradas con el consumo de coco.

Nota: Según una publicación de la revista Moléculas (3), el coco posee buenos efectos antioxidantes que pueden proteger el ADN del daño oxidativo.

En este sentido, el consumo de coco puede disminuir notablemente la cantidad de radicales libres presentes en el cuerpo, que junto a las vitaminas C y E, son beneficiosos para mejorar los síntomas ocasionados por las enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo aprovechar los beneficios del coco en una dieta?

No tienes que estar en una dieta baja en carbohidratos o alta en grasas para aprovechar las ventajas del coco para la salud y el cuerpo. La grasa saludable consumida con moderación beneficia al organismo, peso, estado de ánimo y la salud del corazón.

Otras fuentes de grasas saludables para incluir en su dieta son:

  • Almendras crudas.
  • Aceituna.
  • Salmón.
  • Semillas de lino, chía, calabaza, cáñamo y sésamo.
  • Aguacates.
  • Nueces, nueves de macadamia o de Brasil.
  • Chocolate oscuro.
  • Cacao.
  • Aceite de oliva (usado con moderación)

Consejos a la hora de comprar y almacenar coco

Un consejo importante a la hora de adquirir sus grasas saludables, incluyendo el coco, es comprar siempre los crudos o conservados en frío.

Las grasas cocidas o procesadas son más propensas a ponerse rancias y perder sus propiedades. Las grasas rancias son inflamatorias en el cuerpo y pueden causar algunos problemas en el organismo.

Las grandes fuentes de coco para incluir en tu dieta son:

  • La mantequilla de coco (también llamado maná de coco).
  • El aceite de coco sin refinar.
  • Fragmentos de coco.
  • La carne o pulpa de coco.

Estos productos a base de coco tienen la característica de conservarse a temperatura ambiente, así que puede sentirse libre de dejarlo en tu despensa. Si con el calor se derrite, no te preocupes, pueden volver a su consistencia colocando la mantequilla de coco o aceite en la nevera hasta que se endurezca de nuevo manteniéndose refrigerada.

Otras fuentes de coco saludables y libres de grasas

Otras fuentes de alimentos elaborados a partir de coco, que son libres de grasas que se puede aprovechar a pesar de que no proporcionarán los mismos beneficios del coco mencionados anteriormente son:

  • El vinagre de coco: Es un vinagre fuerte y picante hecho de coco fermentado que es similar al vinagre de sidra de manzana que provee azúcar saludable en la sangre y estimula la desintoxicación en el organismo.
  • El amina de coco: Una salsa parecida a la soja libre de sodio que se utiliza para las frituras y sopas.
  • El agua de coco: Contiene una alta cantidad de potasio que ayuda a aumentar la hidratación y contribuye en la digestión de los alimentos.

Para destacar: Las personas a lo largo de la historia, han confiado en la fruta de coco para conferirles ventajas de nutrición y salud. Cuando estamos buscando mejorar nuestra dieta es importante tomar en cuenta los conocimientos ancestrales, que están llenos de sabiduría en cuanto a una vida larga utilizando los productos de la naturaleza.

Written By

Nutrición, Medicina Natural y bienestar integral. Licenciada en Comunicación Social, enfocada en la importancia de la alimentación para una vida saludable física y mentalmente. Con amplios conocimientos en las propiedades y beneficios de los alimentos, plantas y hierbas naturales. Su pasión por la nutrición y medicina natural, combinada con sus destrezas en la escritura, la han llevado a especializarse en la investigación, análisis y redacción de artículos para diversos sitios web de salud, en los cuales se evidencia la investigación profunda corroborada con estudios médicos y científicos que garantizan la credibilidad de la información.