Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Comida Saludable

4 Estimulantes en el té – más que sólo cafeína

Hay 4 sustancias en el té que son capaces de cruzar la barrera hematoencefálica para proporcionar un efecto estimulante.

Por un lado tenemos la buena cafeína de siempre, que también se puede obtener del café y los refrescos.

Luego tenemos dos sustancias relacionadas con la cafeína, la teobromina y la teofilina.

Y finalmente tenemos un aminoácido bastante singular llamado L-Theanine, que tiene algunos efectos muy interesantes en el cerebro.

Este artículo explica estos 4 estimulantes en el té.

 

 

El té y el café proporcionan una «activación» distinta

El otro día estaba hablando con un amigo sobre los efectos psicoactivos del café y el té.

Ambos contienen cafeína y por lo tanto tienen un efecto como estimulante en el cerebro, pero acordamos que la naturaleza de estos efectos es muy diferente.

Mi amigo usó una analogía interesante: El efecto proporcionado por el té es como ser alentado suavemente a hacer algo por la Madre Teresa, mientras que el café es como ser pateado en el culo por un oficial militar.

Después de nuestra conversación, he estado leyendo sobre el té y cómo afecta a la mente.

No me malinterpretes, me encanta el café y creo que es saludable. De hecho, tienden a llamarla mi bebida saludable favorita de todos los tiempos.

Sin embargo, el café definitivamente tiene un inconveniente para mí. Tiende a darme un impulso de energía agradable y fuerte, pero creo que a veces me impide hacer mucho debido a que la sensación de «hiperactividad» puede hacer que mi cerebro este vagando.

Este excesivo efecto estimulante del café puede hacerme pasar mucho tiempo en tareas improductivas como chequear correos electrónicos, subir posts en Facebook, leer noticias inútiles, etc.

Resulta que el té tiene menos cafeína que el café, pero también tiene tres sustancias estimulantes que pueden proporcionar algún tipo de efecto sinérgico.

Resumen: el café da un impulso más fuerte y mayores efectos estimulantes que el té. Incluso puede ser tan potente que puede afectar tu productividad.

 

 

La cafeína es la sustancia psicoactiva más utilizada del mundo

La cafeína es la sustancia psicoactiva más utilizada en el mundo. Eso suena como algo malo, pero no tiene por qué serlo.

El café, la principal fuente de cafeína, también pasa a ser la mayor fuente de antioxidantes en la dieta occidental, y su consumo se ha asociado con diversos beneficios para la salud.

La segunda fuente más grande de cafeína en todo el mundo es el té, que tiende a proporcionar una cantidad moderada de cafeína, dependiendo del tipo.

La cafeína causa la estimulación del sistema nervioso central, aumenta la vigilancia y reduce la somnolencia.

La cafeína tiene varios mecanismos propuestos, el principal es que se cree que actúa al bloquear un neurotransmisor inhibitorio llamado adenosina en ciertas sinapsis en el cerebro, dando lugar a un efecto estimulante neto.

Se cree que la adenosina aumenta en el cerebro durante todo el día, creando una especie de «presión de sueño». Cuanta más adenosina se produzca, mayor es la tendencia a dormirse. La cafeína invierte parcialmente este efecto.

La principal diferencia de la cafeína entre el café y el té, es que el té tiene mucha menos.

Mientras que una taza fuerte de café puede proporcionar 100 mg, 200 o incluso 300 mg de cafeína, una taza de té puede proporcionar de 20 a 60 mg.

Resumen: La cafeína bloquea la adenosina en el cerebro, un neurotransmisor inhibitorio que promueve la somnolencia. El té contiene mucha menos cafeína que el café, proporcionando así menos efectos estimulantes.

Aprende más sobre “el café” en nuestro artículo: ¿Es saludable tomar café?

 

 

Teofilina y Teobromina

La teofilina y la teobromina están relacionadas con la cafeína y pertenecen a una clase de compuestos orgánicos llamados xantinas.

Ambas tienen varios efectos fisiológicos en el cuerpo.

La teofilina relaja los músculos lisos de las vías respiratorias, facilitando la respiración y estimulando la velocidad y la fuerza de la contracción del corazón.

La teobromina también puede estimular el corazón, pero tiene un efecto diurético suave y mejora el flujo sanguíneo alrededor del cuerpo, lo que lleva a una reducción neta de la presión arterial.

Los granos de cacao son también buenas fuentes de estas dos sustancias.

Sin embargo, las cantidades de estas sustancias en una taza de té son muy pequeñas, por lo que su efecto neto sobre el cuerpo es probablemente insignificante.

Parte de la cafeína que ingerimos se metaboliza en teofilina y teobromina, por lo que cada vez que consumes cafeína – aumentará indirectamente tus niveles de estos dos metabolitos de cafeína.

Resumen: La teofilina y la teobromina son compuestos orgánicos relacionados con la cafeína y se encuentran en pequeñas cantidades en el té. Estimulan el cuerpo de varias maneras.

 

 

L-teanina – Un aminoácido psicoactivo con propiedades únicas

La última sustancia es, con mucho, la más interesante de las cuatro. Es un tipo único de aminoácido llamado L-teanina. Se encuentra principalmente en la planta de té (Camellia sinensis) y es capaz de cruzar la barrera hematoencefálica.

En los seres humanos, la L-teanina aumenta la generación de ondas cerebrales llamadas ondas alfa, que están asociadas con la relajación y la alerta. Esta es quizás la razón principal para que se genere una activación diferente, es más suave la que genera el té en comparación con la que genera el café.

La L-teanina puede afectar a neurotransmisores en el cerebro, como el GABA y la Dopamina.

Algunos estudios han sugerido que la L-teanina, especialmente cuando se combina con la cafeína, puede mejorar la atención y la función cerebral.

Resumen: El té contiene un aminoácido llamado L-teanina, que aumenta la producción de ondas alfa en el cerebro. La L-teanina, en combinación con la cafeína, puede mejorar la función cerebral.

 

 

Llevar el mensaje a casa

El té puede ser una alternativa adecuada para aquellos que son sensibles a las altas cantidades de cafeína en el café.

Debido a la L-teanina y su efecto sobre las ondas alfa en el cerebro, también puede ser una mejor opción que el café para aquellos que necesitan concentrarse durante largos períodos de tiempo.

Personalmente me siento muy bien cuando bebo té (té verde, en mi caso).

Me siento relajada, concentrada y no tengo la sensación excesiva de hiperactividad que el café tiende a darme.

Sin embargo, no siento los mismos fuertes efectos motivadores del café, ese empuje que recibo después de beber una taza de café fuerte.

En general, creo que tanto el té y el café tienen sus ventajas e inconvenientes.

Para mí, el té parece la mejor opción cuando se trabaja en la computadora o para estudiar, mientras que el café es más adecuado para los esfuerzos físicos como ejercitarse en el gimnasio.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Comida Saludable

La canela es una especia hecha de la corteza interna del árbol Cinnamomum. Es ampliamente popular y se ha relacionado con algunos impresionantes beneficios...

Bajar de peso

El glucomanano es una fibra dietética natural que se comercializa en forma de suplemento adelgazante. Al igual que otros métodos y técnicas para perder...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...