Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud Articulo revisado

10 elementos que son sustitutos del polvo para hornear

Dentro de los sustitutos del polvo para hornear se encuentran el bicarbonato de sodio, el agua carbonatada, la harina leudante y las claras de huevo.

El uso de productos como la levadura data de hace muchos años, principalmente para la elaboración del pan, aumentando su masa y haciendo un proceso de fermentación, ya que este posee microorganismo vivos.

Sin embargo existe otro producto llamado polvo para hornear, que no es orgánico y aun así se usa en muchas recetas de repostería, pero hay otros elementos que pueden ser sustitutos para ello, los cuales explicaremos en el presente artículo.

¿Qué es el polvo para hornear?

También llamado levadura química, el polvo para hornear es un leudante artificial cuya estructura está compuesta por bicarbonato de sodio, cremor tártaro (un agente ácido) y también un agente secante llamado fécula.

El polvo para hornear es muy usual en las recetas de repostería y pastelería, su diferencia con la levadura tradicional, es que actúa mucho más rápido en el aumento del volumen de las masas, siendo el polvo para hornear un excelente medio para la elaboración de galletas y tartas.

Nota: Un estudio menciona lo siguiente: “Los leudantes químicos como el polvo de hornear, son un grupo de sales inorgánicas que se agregan a la masa y reaccionan para producir gases que forman los núcleos para el desarrollo de la textura de las galletas o pasteles”. (1)

¿Qué puede sustituir el polvo para hornear?

El polvo para hornear no es un producto costoso pero suele acabarse rápidamente, para ahorrar tiempo se ha hecho una muy breve evaluación sobre los sustitutos del polvo para hornear, cuyas reacciones químicas son similares y hasta mejores.

Por ende, a continuación te presentamos 10 sustitutos del polvo para hornear:

1. Bicarbonato de sodio

sustitutos del polvo para hornear

El bicarbonato de sodio se considera un tipo de leudante muy puro (a diferencia del polvo de hornear), ya que los gases que forma en los productos horneados les dan un considerable aumento de masa y una textura esponjosa, de hecho una cucharadita de bicarbonato es 4 veces mejor que el polvo para hornear.

Esto es posible, ya que el bicarbonato de sodio es un agente químico que reacciona con productos ácidos (como la miel de abejas, vinagre o jugo de limón), produciendo dióxido de carbono en la matriz del gluten de las masas y cuando esto sucede debe hornearse inmediatamente el alimento elaborado.

Importante: Si la receta que está elaborando no posee un producto ácido, no utilice el bicarbonato de sodio, ya que tendrá un sabor amargo y no deseado, que no sucede con el polvo para hornear.

2. Agua carbonatada

Esta también se le conoce como agua con gas, al contener ácido carbónico en su composición química que se puede descomponer sencillamente en agua y dióxido de carbono que libera las burbujas, lo cual hacen a las masas más ligeras y esponjosas.

Para destacar: Un dato bastante importante que diferencia el agua carbonatada de otros productos, es que contiene un buen número de minerales agregando calcio, potasio y magnesio, los cuales son nutrientes muy importantes para los huesos. Lo que la hace muy diferente al polvo para hornear.

3. Harina leudante

Este tipo de harina se utiliza mucho en la repostería, incluso más que el polvo para hornear, es una harina refinada famosa porque viene con un aditivo leudante y una cucharadita de polvo para hornear en su composición, lo que da como resultado masas ligeras y con un agregado de sodio aparte.

La harina leudante tiene menor grado de gluten que la harina de panadería, lo cual es ideal para hacer buenas masas de pan (con textura más suave y crujiente), aparte de otros alimentos como los cupcakes, bizcochos, galletas y magdalenas.

Nota: Una etiqueta de la harina leudante destaca lo siguiente: “El agregado de sal tiene por objeto realzar los aromas y dar color a las cortezas”. (2)

4. Claras de huevo

“Nunca botes las claras de huevo”, es una frase muy cierta ya que estos elementos restantes del huevo contienen una gran cantidad de vitaminas B, ácido fólico, riboflavina y minerales como el potasio, calcio, cobre y potasio. ¿Cómo se aprovecha su uso para sustituir el polvo para hornear?.

Se usa con recetas que requieren ser horneadas, por ejemplo la elaboración del merengue para el pie de limón, se usa como leudante con batidora de varillas con una técnica de repostería llamada “a punto de nieve”, hasta que hagan espuma y aumente el volumen de la masa con una mejor textura.

5. Limón

Este ácido fue mencionado con anterioridad con el bicarbonato de sodio, pero explicaremos más el por qué su uso en ciertas recetas, primeramente el jugo de limón aporta vitamina C y potasio, nutrientes muy importantes.

En segundo lugar, el limón sustituye el uso de la cucharadita de polvo para hornear cuando únicamente se utiliza una cucharadita de bicarbonato de sodio, porque ambos hacen una buena reacción y en recetas que requieren cierto jugo cítrico, puede dar un mejor sabor y contextura.

Importante: Se recomienda usar una porción exacta de zumo de limón, para prevenir un sabor amargo en los alimentos, la idea es obtener masas livianas y adecuadas para enviar al horno.

6. Melaza

La melaza o miel de caña, es un líquido dulce que aparte de ser un sustituto del polvo para hornear, se usa también como endulzante alterno que aporta hierro, calcio, magnesio y otros tipos de nutrientes muy relevantes en las dietas.

Para destacar: La melaza se puede usar con ingredientes anteriormente mencionados como las claras de huevo y la harina leudante (o también bicarbonato de sodio), especialmente para las recetas de cupcakes o ponquesitos elaborados con batidoras, obteniendo un sabor más dulce con una masa excelente.

7. Vinagre

El vinagre o ácido acético, es un producto usado como aderezo para varios alimentos con propiedades excelentes, destacando en ser un antioxidante con polifenoles, que contribuye con el alivio de la acidez estomacal y mejora la absorción de minerales importantes.

Respecto a ser un sustituto del polvo para hornear, el vinagre se combina con productos como el bicarbonato de sodio, al tener un ph (nivel de acidez) muy adecuado (exactamente a 3,4 como máximo) se mezcla bien con el bicarbonato, haciendo erupciones de burbujas (favoreciendo al aumento del volumen de la masa).

8. Yogur

El yogur es un alimento lácteo fermentado, el cual  es rico en una enorme cantidad de vitaminas del complejo B y posee en su estructura calcio, magnesio y proteínas, que incluso favorecen al sistema inmune.

¿Cómo se aplica el yogur como sustituto del polvo para hornear? simple, hay recetas como los bizcochuelos, que se hacen con una base de harina leudante y el yogur (especialmente el griego) por sus grasas, le ayuda a aportar una mayor textura y sabor, esto también aplica con el bicarbonato de sodio como base.

9. Suero de leche

También conocido como lactosuero, este es un producto lácteo que se consigue tras la elaboración de quesos y mantequillas, teniendo en su composición alto valor nutritivo, donde destacan las proteínas y niveles considerables de azúcar.

El suero de leche se mezcla en recetas (sin polvo para hornear) como los bizcochos o panqueques, que tienen bases de harina leudante o vinagre. Este suero le da más consistencia a las masas elaboradas o una textura aireada, sobre todo si en su receta se puede incluir bicarbonato de sodio.

Nota: Un análisis destaca que: “El lactosuero se caracteriza por su sensibilidad a las diversas fermentaciones. Su riqueza en azúcar, su pH (6 a 6,5) y su temperatura lo hace un medio favorable para el desarrollo de las bacterias lácticas y proteger los alimentos”. (3)

10. Leche cortada

Por último, un producto similar al suero de leche es la leche cortada, un lácteo elaborado con elementos en cuerpos físicos como las proteínas, que para ser cortado se le añade zumo de limón o vinagre, en efecto, un agente ácido.

Debes saber: La leche cortada es un producto lácteo con cierto nivel dulce y ácido, que si se mezcla con una base de bicarbonato de sodio (al igual que el yogur) obtiene una reacción al combinarse con la humedad y el ácido, generando burbujas gustosas de dióxido de carbono, una buena opción para sustituir el polvo para hornear.

Conclusiones Claves

  • El polvo para hornear es un leudante artificial usado en la repostería. 
  • Se puede sustituir con productos que causan reacciones químicas similares a las del mismísimo polvo. 
  • El bicarbonato de sodio puro es 4 veces más favorable para sustituir el polvo para hornear. 
  • Los productos lácteos sustitutos del polvo para hornear son el yogur, el suero de leche y la leche cortada.

Nutrición y dietética Escritor e investigador. Su pasión por la escritura, sumado a sus intereses y conocimientos en las propiedades y beneficios de los alimentos, lo han llevado a especializarse en la redacción de artículos de nutrición y dietética, basados en investigaciones profundamente analizadas con detalle, avaladas con estudios científicos de renombradas instituciones de talla mundial.

Facebook