Connect with us

Hola, ingresa aquí tu búsqueda

Consejos de salud

Vino Tinto vs Vino Blanco ¿Cuál es más saludable?

Beber el vino blanco o tinto por lo general es una cuestión de gustos.

Pero si se tratara de elegir la opción más saludable, ¿qué debería elegir?

El vino tinto ha atraído mucha atención ya que varias investigaciones han respaldado su potencial para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y prolongar la vida. ¿El vino blanco tiene los mismos beneficios?

Este artículo comentará todo lo que hay que saber sobre el vino blanco y el tinto – cómo se hacen, qué buscar y cuál es más sano.

 

¿Qué es el vino?

Es una bebida hecha de jugo de uva fermentado.

Las uvas se recogen, se trituran y se colocan en cubos o cubetas para fermentar. El proceso de fermentación convierte los azúcares naturales del jugo de uva en alcohol.

La fermentación puede ocurrir naturalmente, pero a veces los productores de vinos añaden levadura para ayudar a controlar el proceso.

Las uvas trituradas se ponen a través de una prensa, que elimina las pieles y otros sedimentos. Si este paso se hace antes o después de la fermentación determina si el vino se vuelve rojo o blanco.

Para hacer el vino blanco, las uvas se aplastan antes de la fermentación. El vino tinto es prensado después de la fermentación.

Después de este paso, el vino se envejece en barricas de acero inoxidable o de roble hasta que esté listo para ser embotellado.

Resumen: El vino se elabora a partir de jugo de uva fermentado. Las uvas se recogen, se trituran y luego se deja fermentar en cubos o cubetas.

 

¿Cuál es la diferencia entre el vino tinto y el vino blanco?

La principal diferencia entre vino blanco y el vino tinto tiene que ver con si el jugo de uva se fermenta con las pieles de uva.

En la elaboración del vino blanco, las uvas se aplastan y las pieles, las semillas y los vástagos se quitan antes de la fermentación.

Sin embargo, para elaborar vino tinto, las uvas trituradas son transferidas directamente a las cubetas y se fermentan con la piel, las semillas y los tallos. Las pieles de la uva prestan el vino su pigmento, así como muchos de los compuestos distintivos de la salud encontrados en vino rojo.

Como resultado del remojo con las pieles de la uva, el vino tinto es particularmente rico en compuestos vegetales que están presentes en esas pieles, tales como taninos y resveratrol.

El vino blanco también tiene algunos de estos compuestos vegetales saludables, pero generalmente en cantidades mucho más bajas.

Para la elaboración del vino se utilizan diferentes variedades de uva, entre ellas las Pinot Gris, las Syrah y las Cabernet Sauvignon.

Mientras que para la producción del vino tinto se deben usar las uvas rojas, el vino blanco se puede hacer tanto con uvas rojas o como con uvas blancas. Por ejemplo, el champagne francés tradicional se hace con la uva roja Pinot Noir.

Muchos países producen vino. Algunas de las principales regiones vitícolas se encuentran en Francia, Italia, España, Chile, Sudáfrica, Australia y California en Estados Unidos.

Si bien en la mayoría de las regiones crecen varios tipos de uvas, algunos lugares son particularmente conocidos por uno o dos, como Napa Valley, Chardonnay, Tempranillo español y el Chenin Blanc sudafricano.

Resumen: Las uvas de vino tinto se fermentan con la piel, lo que da al vino su color y proporciona compuestos vegetales beneficiosos. Para el vino blanco, se retira la piel de la uva.

 

Comparación nutricional

El vino tinto y el blanco tienen perfiles de nutrición muy similares.

Sin embargo, si se revisa el contenido de nutrientes por vaso de 5 onzas (148 ml), de notarán algunas diferencias:

Vino Tinto Vino Blanco
Calorías 125 121
Carbohidratos 4 gramos 4 gramos
Azúcares 1 gramo 1 gramo
Manganeso 10% de la IDR 9% de la IDR
Potasio 5% de la IDR 3% de la IDR
Magnesio 4% de la IDR 4% de la IDR
Vitamina B6 4% de la IDR 4% de la IDR
hierro 4% de la IDR 2% de la IDR
Riboflavina 3% de la IDR 1% de la IDR
Fósforo 3% de la IDR 3% de la IDR
Niacina 2% de la IDR 1% de la IDR
Calcio, vitamina K, zinc 1% de la IDR 1% de la IDR

En general, el vino tinto tiene una pequeña ventaja sobre el blanco, ya que tiene mayores cantidades de algunas vitaminas y minerales. Sin embargo, el vino blanco contiene menos calorías.

Resumen: En términos de nutrientes, el vino tinto y blanco está muy parejos. Sin embargo, el vino tinto tiene niveles ligeramente superiores de algunas vitaminas y minerales.

 

Los beneficios del vino tinto

Debido en su elaboración, se fermenta con la piel y la semilla de las uvas, el vino tinto tiene un alto contenido de compuestos de plantas que ofrecen una variedad de beneficios para la salud.

 

Puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón

El vino tinto es el supuesto secreto detrás de la paradoja francesa.

Esa es la noción de que hay relativamente bajos índices de enfermedades cardíacas en Francia, a pesar de la tradición de comer una dieta rica en grasas saturadas.

Las investigaciones han demostrado que beber vino tinto puede ayudar a proteger sobre el sistema cardiovascular.

De hecho, se ha relacionado con una disminución del 30% del riesgo de morir por enfermedades cardíacas.

En parte, eso puede ser porque el vino contiene compuestos que tienen efectos antioxidantes y anti-inflamatorios. Estos ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Aprende más sobre “los alimentos antioxidantes” en nuestro artículo: ¿Cómo funcionan los alimentos antioxidantes?.

 

Puede ayudar a aumentar el «buen» colesterol HDL

También se ha demostrado que el vino tinto aumenta los niveles de colesterol «bueno» HDL, que está relacionado con la disminución en las tasas de enfermedades del corazón.

Un pequeño estudio encontró que los adultos que a quienes se bebieran de 1 a 2 vasos de vino tinto diariamente durante cuatro semanas tuvieron un aumento del 11 al 16% en sus niveles de colesterol (HDL), en comparación con aquellos que simplemente bebían agua o un extracto de uva.

 

Puede retardar el deterioro del cerebro

Varios estudios han sugerido que beber vino tinto puede ayudar a disminuir el deterioro mental relacionado con la edad.

Esto puede deberse en parte a la actividad antioxidante y anti-inflamatoria del resveratrol, un compuesto similar al antioxidante en el vino tinto.

El resveratrol parece prevenir la formación de partículas de proteína llamadas beta-amiloides. Estos beta-amiloides juegan un papel clave en la formación de las placas en el cerebro que son un sello de la enfermedad de Alzheimer.

Aprende más sobre “los alimentos antiinflamatorios” en nuestro artículo: 13 alimentos antiinflamatorios naturales que no conocías.

 

Otros Beneficios del Resveratrol

Resveratrol ha sido muy estudiado por sus posibles beneficios como suplemento. En dosis concentradas, el resveratrol podría tener los siguientes beneficios:

  • Mejorar el dolor en las articulaciones: evita que el cartílago se dañe.
  • Ayuda con la diabetes: Aumenta la sensibilidad a la insulina. En estudios con animales, el resveratrol ha prevenido complicaciones de la diabetes.
  • Extiende la vida útil de varios organismos: lo hace mediante la activación de genes que evitan las enfermedades del envejecimiento.
  • Puede ayudar con el cáncer: El potencial del resveratrol para prevenir y tratar el cáncer ha sido ampliamente estudiado, pero los resultados han sido mixtos.

Resumen: El vino tinto se ha relacionado con una variedad de beneficios para la salud. Se cree que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, aumenta el colesterol HDL y disminuye el deterioro mental relacionado con la edad.

 

Otros posibles beneficios del vino para la salud

Una gran cantidad de investigaciones han destacado específicamente el vino tinto, pero el vino blanco y otros tipos de alcohol también están vinculados a los beneficios para la salud.

Estos son algunos de los principales:

  • Reducción del riesgo de enfermedad cardíaca: Más de 100 estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol está relacionado con una reducción del 25 al 40% en el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Disminución del riesgo de muerte por enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular: en un estudio danés, las personas que bebían cantidades de vino bajas a moderadas tenían menos probabilidades de morir de enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular, en comparación con las personas que bebían cerveza u otros licores.
  • Mejores niveles de colesterol: cantidades moderadas de alcohol también podrían mejorar los niveles de colesterol.
  • Reducción del riesgo de muerte: Muchos estudios demográficos han demostrado que los bebedores de vino tienen menores riesgos de muerte por todas las causas, incluida la cardiopatía.
  • Reducción del riesgo de enfermedades neurodegenerativas: Los bebedores de vino u otros alcoholes en cantidades de poca a moderada también tienen menores riesgos de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson, en comparación con los no bebedores.
  • Menor riesgo de osteoartritis: Por lo menos un estudio demostró que los bebedores de vino tenían un menor riesgo de la enfermedad, en comparación con los bebedores de cerveza.
  • Menor riesgo de algunos cánceres: Los estudios de observación sugieren que los bebedores de vino pueden tener tasas más bajas de cáncer de pulmón.

Dicho esto, es importante tener en cuenta que estos estudios son de naturaleza observacional. No pueden probar causa y efecto y deben tomarse con un grano de sal.

Resumen: En general, beber cantidades de alcohol bajas a moderadas está relacionado con un menor riesgo de algunas enfermedades.

 

Inconvenientes de beber vino

Los mayores inconvenientes de beber vino provienen de beber demasiado.

¿Cuánto es demasiado? depende de quién pregunte, ya que las pautas para el consumo de alcohol de bajo riesgo varían de acuerdo con el país de origen.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no más de dos bebidas estándar al día, durante cinco días a la semana.

Muchos países, entre ellos Estados Unidos, recomiendan limitar el consumo de alcohol a menos de dos bebidas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres. Los límites superiores de algunos países son aún menores.

Una bebida estándar se define como un vaso de 5 onzas (148 ml) de vino con alcohol al 12%.

Hay que tener en cuenta que muchos tintos «grandes», como los de California, a menudo son más altos en alcohol, en el rango de 13-15% en volumen.

Los beneficios para la salud del vino tinto pueden ser fácilmente perdidos por beber demasiado. En cantidades excesivas, puede causar daño a órganos, dependencia y daño cerebral.

Beber demasiado puede también aumentar su riesgo de contraer enfermedades infecciosas, ya que puede debilitar su sistema inmunológico.

Además, el consumo de alcohol parece aumentar el riesgo de desarrollar múltiples tipos de cáncer.

Estos serios riesgos son las principales razones por las que los expertos en salud instan a que las personas no empiecen a beber para mejorar la salud.

Resumen: Beber alcohol de cualquier tipo puede tener consecuencias negativas para la salud, especialmente si bebe demasiado.

 

¿El vino tinto es más saludable que el vino blanco?

Al beber vino, parece claro que el vino tinto es significativamente más saludable – o menos malo – que el vino blanco.

En otras palabras, el vino tinto es el claro ganador cuando se trata de beneficios para la salud.

Dicho esto, el consumo de alcohol nunca debe ser promovido como una forma de mejorar la salud, dado que los efectos nocivos pueden ser masivos si se bebe en exceso.

Además, la mayoría de los estudios que muestran beneficios son de naturaleza observacional, lo que significa que no pueden probar causa y efecto.

Si te gusta beber vino, el vino tinto es la mejor opción, pero limitar el consumo de alcohol (o evitarlo por completo) siempre es la opción más segura.

6 Comments

6 Comments

  1. Pilar

    diciembre 4, 2017 at 3:19 pm

    me gusta el vino blanco. Una amiga me ha dicho que es como beber cuae tipo de alcohol blanco (ginebra, …) es decir muy perjudicial para la salud.

    Estoy un poco descorcentada.

    ¿Es eso cierto?

    • Natalia

      diciembre 10, 2017 at 3:05 pm

      ¡Hola Pilar!
      Debido a su forma de elaboración, el vino blanco blanco aporta muy pocos beneficios para la salud. Lo recomendable es inclinarse por beber vino tinto que te brinda más beneficios, siempre y cuando no te excedas. Saludos.

  2. Rosa Dornhofer

    diciembre 15, 2018 at 5:44 pm

    Porque entre los países productores no nombran a Argentina que tiene una región vitivinícola mayor que Chile y nuestros vinos son tan buenos si no mejores que los de cualquiera.

  3. Rosa Dornhofer

    diciembre 15, 2018 at 5:46 pm

    Porque no nombran Argentina. Tiene los mejores vinos.

  4. A. R.

    marzo 1, 2019 at 1:15 am

    Pues por que los argentinos le caen mal a medio mundo … Jajaja

  5. VALENTIN

    mayo 29, 2019 at 9:17 pm

    Tengo mas de 35 años bebiendo vino tinto,principalmente cabernet, merlot, malbec y otras mezclas. Para mi cada vez que me siento a la mesa, el complementar los platillos, es una auténtica ceremonia y Desafortunadamente no la puedo comparar con ninguna. Tengo 71 años de edad y continuo con esta ceremonia diariamente. Bueno bebo dos o tres copas diarias y los fines de semana cuatro. Mi consejo es, que no beban mas de esta cantidad. Porque el cerebro y otros organos dañan de manera irreversible a cualquier organismo. El secreto es diminar al vino y no permitir que este te domine. Es una lucha, que tiene su precio. Salud para todos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Comida Saludable

Existen un montón de ingredientes con los que puedes elaborar ensaladas muy saludables y nutritivas. Tan solo tienes que saber elegir qué alimentos combinan...

Consejos de salud

El vinagre de manzana es un tónico natural. Tiene varios beneficios para la salud que están sustentados por estudios científicos en seres humanos. Sin...

Bajar de peso

La proteína de suero de leche es de calidad excepcional y contiene un rango increíble de aminoácidos esenciales, los cuales son absorbidos rápidamente (1)....

Bajar de peso

Desde hace muchos años, ya se creía que tomar agua favorecía la reducción de peso. Hoy en día, las suposiciones se confirman con numerosos...